ADEFESIOS. Contra el proyectado Shopping Caballito

POR FERNANDO MUÑOZ (Legislador)

El jefe de gobierno envió a esta Legislatura Normas Urbanísticas Especiales en el barrio de Caballito, a medida del empresario de todos los shoppings*.

Por supuesto, estas normas no están pensadas con el fin de promover el interés general de los habitantes de la ciudad -y mucho menos de quienes residen en las proximidades del predio en cuestión-, sino beneficiar al propietario con un incremento monumental en la valoración del terreno.

Para los vecinos, solo ofrece más ruidos y embotellamientos: el proyecto ni siquiera cumple con las plazas mínimas de estacionamiento y no contempla ninguna medida de mitigación de los impactos sobre el tránsito.

Teniendo en cuenta que la ubicación del mismo es paralela al FF.CC. Sarmiento, aportará una barrera infranqueable de dos manzanas y 38 metros de altura, suficiente para hacer más profunda la división barrial norte-sur.

En nombre de la generación de empleo, se pone en riesgo el trabajo de centenares de pequeños comerciantes y sus empleados en la zona, a costa de trabajo más precario y mucho más rentable para accionistas de una empresa que ni siquiera necesitan conocer el barrio.

El jefe de gobierno nos pide que votemos la rezonificación de un terreno del que ni siquiera conocemos la legalidad de su origen. Las donaciones de tierras fiscales a asociaciones deportivas que terminan en manos de un empresario a bajo precio, para luego ganar fortunas con una votación legislativa, son un insulto a los porteños.

Sobre ese circuito negro, el círculo será el de siempre: más concentración del consumo, menos comercio barrial, más inseguridad, menos servicios, más reclamos y más subsidios a las empresas para que garanticen luz y agua en Caballito.

*IRSA es dueño, entre otros centros comerciales, de DOT Baires, Abasto Shopping, Alto Palermo, Buenos Aires Design, Paseo Alcorta y Patio Bullrich.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: