CAUSA AMIA-NISMAN: Verbitsky pone «más que en duda» la existencia de la supuesta Trafic-bomba.

El encubrimiento se resquebraja

 

verlanta

Verbitsky y Lanata hace tiempo. Lanata se borró;  aunque tarde, el infinitamente más respetable HV se anotó.

 

Quién descubrió que la Trafic-bomba no era una, sino al menos dos, y luego que no había habido tal Trafic-bomba sino apenas una Trafic-señuelo, fue Carlos De Nápoli, que ya falleció. Quienes primero intuyeron el engaño, fueron Jorge Lanata y Joe Goldman, autores de Cortinas de Humo (Planeta, diciembre de 1994) que no dicen ahora esta boca es mía, el primero porque es el mascarón de proa del Grupo Clarín, que siempre ha apuntalado aquella falsa versión, y el segundo con el argumento de que sus empleadores estadounidenses no quieren que se ventile el asunto.

Quién escribió todo un libro para demostrar la falsedad de la existencia de un vehículo-bomba, AMIA: La justicia bajo los escombros (Sudamericana, 1998) calla ahora porque es el ladero de Lanata y también vive del Grupo. Sin embargo, cuando hace unos meses reeditó su libro, le añadió un nuevo prólogo en el que puntualizó que «el tribunal oral que juzgó a parte de la falsa ‘conexión local’ absolvió a los acusados por muchas de las razones que habíamos adelantado en el libro en 1998, los jueces no se animaron a echar por tierra la teoría de la Trafic, no hubiesen podido resistir la presión de familiares e instituciones comunitarias que siguen obsesionadas con la culpabilidad de Telleldín, Irán y la teoría del coche bomba».

Pero estas deserciones están mas que compensadas porque ayer, domingo, por primera vez y en primera persona, Horacio Verbitsky, puso «más que en duda» la existencia de la supuesta Trafic-bomba.

Verbitsky recordó que el fiscal Germán Moldes, uno del grupo de los llamados «Las viudas de Stiuso» es «el jefe de la célula de Comodoro Py donde lo comisionó la SIDE poco después del atentado a la AMIA» y que antes como viceministro del Interior había intervenido en el «irregular ingreso al país de los traficantes de armas y primos politicos de Menem, Monzer Al Kassar y Ghazan Al Kassar» expulsados del país luego de que se consumara el ataque a la Embajada de Israel; recordó también Verbitsky que el secretario de Inteligencia, Hugo Anzorreguy designó en julio de 1994 a Moldes fiscal ad hoc para el Caso AMIA, y que fue Moldes -luego denunciado por obstruir la investigación de los encubrimientos- «quien mostró ante las cámaras de televisión un fragmento de la supuesta Trafic bomba, cuya existencia está más que en duda».

Lean la nota completa aquí. Recomiendo particularmente la parte en que HV glosa lo que expresó sobre el fiscal Nisman, Memoria Activa, en vida de Nisman.

Nisman era tan delincuente encubridor o más que el inicuo juez Juan José Galeano, y los intentos del grupo de fiscales «Las viudas de Stiuso» por embellecer su perfil están condenados a ser a la postre estériles.

www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-265694-2015-02-08.html

Comentario (1)

  1. Alberto Moya

    ¿La reedición de Levinas tiene la entrevista que le hiciera Verbitsky, incluida en la primera edición?

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: