IRON MOUNTAIN. La Policía Federal confirmó que el incendio fue intencional

​DE FISCALES.GOB.AR, EL SITIO DEL MINISTERIO PÚBLICO FISCAL

En el siniestro del 5 de febrero de 2014 fallecieron 10 rescatistas

Iron Mountain: la PFA aseguró que el incendio fue intencional

Así se desprende del informe pericial presentado por los peritos de la fuerza. Aún, se espera el resultado de los análisis realizados por las Universidad Tecnológica Nacional.

La fiscal interinamente a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°37, ​M​
arcela Sánchez, recibió el informe elaborado por los peritos de la División Siniestros de la Policía Federal Argentina, del que se desprende que el incendio, ocurrido el 5 de febrero del año pasado en el depósito que la firma Iron Mountain tenía en el barrio de Barracas, fue intencional.

Según informaron desde la Fiscalía, los peritos concluyeron que el fuego comenzó entre los depósitos N°7 y N°8, aproximadamente a 7 metros de la línea de edificación de la calle Benito Quinquela Martín. Asimismo, se encontraron rastros de sustancias combustibles y se estableció que el foco del fuego se produjo por dispositivos colocados al efecto, ya que también se encontraron restos de conductores y transformadores de energía, que no se correspondían con partes de equipos del lugar.

En igual sentido se expresaron los especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Sin embargo, aún resta el informe del equipo de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

El hecho

El 5 de febrero de 2014, alrededor de las 8:00, se disparó la alarma de incendio de dos sectores del depósito de la calle Azara 1245. Los empleados de seguridad, Oscar Godoy, y de limpieza, Noemí Moya, que estaban en el lugar, concurrieron a verificar sí había fuego, corroborando la existencia de llamas en el segundo sector. Ante eso Godoy y el supervisor de la planta, Javier Márquez Flores, intentaron combatir el incendio, pero al ver que ello no era posible Godoy llamó al servicio de emergencias 911 que movilizó a distintas dotaciones de bomberos y a la Prefectura Naval Argentina.

Comenzadas las tareas para extinguir el incendio, un grupo de bomberos ingresa al predio por la entrada del a calle Azara, mientras que otro grupo intenta ingresar por la puerta de la calle Jovellanos, cuando una pared se desmorona encima y les provoca la muerte.

Las víctimas

A causa del derrumbe, fallecieron los integrantes el comisario inspector Leonardo Day; la subinspectora Anahí Garnica; los cabos primero Eduardo Adrián Conesa y Damián Véliz, y los agentes bomberos Maximiliano Martínez y Juan Matías Monticelli. Además, perdieron la vida los bomberos José Luis Méndez Araujo del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Villa Domínico); Sebastián Campos (del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Vuelta de Rocha), y el rescatista Pedro Báricola de Defensa Civil del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Asimismo, resultaron gravemente heridos los bomberos Daniel Díaz y Facundo Ambrosi, quien fallece el 17 de febrero.

La investigación

Al día siguiente, y mientras aún intentaban extinguir el fuego, la fiscal Sánchez recibió los testimonios de los empleados que se encontraban en el lugar cuando se desató el fuego: Godoy, Moya, Márquez Flores y los operarios Pablo Céledon y Mario Guanco.

A su vez, el 7 de febrero, declararon los bomberos voluntarios Martín Coppola y Martín Scorza, del Cuartel de La Boca, y Marcos Daniel Herrera del Cuartel de Vuelta de Rocha. Asimismo, la fiscalía pidió a la División de Apoyo Tecnológico de la PFA y a la Policía Científica de la Gendarmería Nacional, el análisis de las filmaciones obtenidas de distintas cámaras de seguridad de la zona, cuyo análisis comenzó el 10 de febrero y se extendió casi un mes.

En los días sucesivos continúan recabando testimonios, y comienzan a analizar la central de alarmas del depósito, como así también las transcripciones del registro de trunking(intercomunicaciones) entre el Servicio de emergencias 911, Bomberos y PFA. También se presentan las primeras querellas que representan a los familiares de las víctimas, las cuales desistirán de la acción penal, con el correr de la investigación, tras alcanzar un acuerdo civil con la empresa Iron Mountain.

El 28 de abril pasado, personal de la Guardia de Auxilio y Emergencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzó a desmantelar los escombros del depósito. Las labores se extendieron por varios meses, dado que se realizó “por capas”, mientras se enviaba a peritar el material colectado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: