MACRI, la deuda externa y las Malvinas

aaaamacricavallo2

POR OSVALDO SALAS / PÁJARO ROJO

Por decisión de don Franco, motivada en su pretensión de ser aceptado en los círculos de la clase alta porteña ingresó el joven Mauricio Macri al colegio Cardenal Newman como aprendiz de oligarca. Fue iniciado en los rituales finardis de la clase alta, aprendió a hablar con la papa en la boca + otros usos y costumbres de la elite. Alentado por el padre italiano, empresario exitoso, poco escrupuloso y ambicioso, que se hizo desde abajo, esos antecedentes le obstaculizaban ser aceptado; el Newman le serviría de puente para intentarlo. Jugaba a su favor la posición económica y la oportunidad de negocios que la oligarquía porteña suele captar al vuelo, muy sensibles y siempre listos a todo lo que pueda aportar al «bolsillo».

Volviendo al hijo, que parece que no cumplió con las expectativas del padre, trátase de un personaje sin brillo propio, mundano, de vida fácil, no afecto al trabajo ni al esfuerzo, de ambición desmedida y poco responsable, todo lo cual lo califica como bueno para nada. Así blandamente transcurría su vida; se fué interesando en el negocio del fútbol. Maniobró hasta llegar a la presidencia de Boca Juniors. Salta de ahí a la arena política y por esas inexplicables cosas del destino llega a jefe de gobierno porteño. Es aceptado por la elite dominante y clase media satélite de la Ciudad Puerto Autónoma, Capital de Argentina. Es rechazado por la mitad plebeya porteña, más aún despues de estos años de desastrosa gestión pública en que cuadruplicó la deuda en dólares de la Ciudad, que no fue para financiar obras públicas; deuda que deberemos pagar los porteños sin chistar. A contramano de la Nación que se fué desendeudando. Manejó a la ciudad como una empresa, para provecho de privados y para nuestro perjuicio. Persiguió a pobres e indigentes. Fue y es un ejemplo de insensibilidad manifiesta de la elite que representa hacia las clases populares. Prometió acabar con el «curro» de los derechos humanos. Incumplió la promesa de construir 10 Km de subte por año y en su lugar hizo 10 km. de bicisendas, con preferencia en la zona Norte. Prometió urbanizar villas, terminar con los baches de las calles, mejorar la atención en hospitales. Promesas que el procesado alcalde Macri repitió en caminatas, actos y por TV durante su campaña 2007, y que el viento PRO se llevó. No colaboró en nada con el Gobierno Nacional y por el contrario hizo todo lo posible para obstaculizar y desestabilizar. Eso es Macri. Hoy el candidato de la Sociedad Rural, del Foro de Convergencia Empresaria, de la UIA, de Magnetto, de los Fondos Buitre. Y ese es el proyecto para el país. Con Macri vuelven Martínez de Hoz, Videla, Menem, Cavallo. Vuelven los ajustes, las privatizaciones, el endeudamiento y la malaria. Vuelta a las relaciones carnales.

Eso es Macri, tanto para la minoría republicana que lo quiere por lo que representa, como para la mayoría democrática del país que lo rechaza por eso mismo. El repudio al fracasado proyecto neoliberal se verá reflejado en el voto popular.

Macri y los Fondos Buitre pretenden tirar abajo la reestructuración de la deuda argentina. Su consecuencia inevitable es caer de nuevo en el default. En el 2002 la relación de la deuda con respecto al PBI. era de 166%. Hoy la deuda externa representa el 40% del PBI. Y de ésta la deuda en dólares con el sector privado es menor al 10% del PBI. La reestructuración enprendida por Néstor K. permitió esa enorme reducción deuda-producto. Y al reducirse la deuda externa el crecimiento del país fué en aumento. La reestructuración exitosa abarcó al 97 % de la deuda. Sólo un 7 % de aquellos que no entraron en los canjes son los buitres que litigan contra el país. No son genuinos acreedores de la Argentina. Fueron Fondos especulativos dedicados a comprar títulos defolteados a escaso valor (a precio vil) para obtener después exorbitantes ganancias litigando en Tribunal complaciente de N.York contra el país y logrando que falle a su favor. Es un grave problema que afecta al sistema financiero mundial. Los fondos Buitre intentan controlar al mundo. Nuestro país resiste y lucha sin claudicaciones contra los piratas financieros de la globalización. Queda claro que éste Gobierno no contrajo la gran deuda externa, la heredó de gobiernos anteriores y que tampoco defolteó la deuda. Este Gobierno llevó a cabo la reestructuración, que intentan voltear.

Cuando Macri dijo que recuperar Malvinas sería «un fuerte déficit»

El entonces presidente de Boca argumentaba que ejercer soberanía sobre las islas significaría un fuerte gasto para la economía nacional

 

PERFIL

En 1997, Macri hizo declaraciones sobre las Islas Malvinas que quisiera olvidar. No siempre el candidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, pidió por la soberanía argentina de las Islas Malvinas, como lo hizo ayer desde su cuenta en la red social Twitter. En 1997, como presidente de Boca Juniors, el empresario aseguró en una entrevista que recuperar las islas “sería un fuerte déficit adicional para la argentina”.
Hace 18 años, Macri le sugería al diario Página|12 que nuestro país no necesitaba continuar con el reclamo al Reino Unido para que devuelva el territorio apostado a 500 KM de territorio argentino. “Nunca entendí los temas de soberanía en un país tan grande como el nuestro”, decía.
Más aún, el entonces dirigente deportivo aseguraba que “al Tesoro de Inglaterra le cuesta bastante plata por año mantener las Malvinas”. De esa forma, argumentaba: “Las Islas Malvinas serían un fuerte déficit adicional para la Argentina”. “Nosotros no tenemos un problema de espacio como tienen los israelies», analizaba, hace casi dos décadas.
Estas declaraciones rebotaron en las redes sociales durante la jornada de ayer, cuando el propio candidato cambió el discurso. “Estas islas en el Atlántico, de manera inexorable y en paz, serán nuestras. Aunque ellos jamás volverán. Por eso, silencio y respeto para recordarlos”, escribió.

Comentario (1)

  1. Pingback: MACRIMONIOS: Mauricio y la deuda externa | Pagina Popular

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: