BOLAZOS: Que Rusia envió tropas a Siria

El otro día dimos la noticia de que Edward Snowden anunció en Moscú que está por publicar un libro en el ofrecerá evidencias de Osama Bin Laden está vivo en una isla de las Bahamas y recibe una generosa mensualidad de cien mil dólares por parte de la CIA, de la que habría sido el mayuor agente. Al hacerlo, manifestamos nuestro estupor de que “la prensa seria” hubiera ignorado olímpicamente una noticia semejante (con la excepción, en Argentina, del diario “La Mañana” de Córdoba y de Diario Registrado) a pesar de haber sido publicada por la cadena iraní Hispan TV y por la versión italiana del Wall Street Journal. De inmediato, un puntilloso lector se puso a buscar el pelo en el huevo, la quinta pata del gato, y a repetir que nos habíamos desacreditado; que la noticia era falsa, etvc., etc. Mientras, periodistas que escribieron que Nisman fue asesinado por un comando mixto venezolano-iraní entrenado en Cuba y que Máximo Kirchner y Nilda Garré tenían una cuenta en el extranjero con 47 millones y otros bolazos del tamaño del Maracaná siguen imperturbables.

Ahora aparece otro bolazo gigante de los medios dominantes: que Rusia va a mandar (o incluso que ya mandó) tropas a Siria. Es una falsa noticia echada a rodar por un portal israelí pero se la tragaron el Council on Foreign Relations de EEUU y la Casa Blanca. Hasta John Kerry llamó a Serguei Lavrov para quejarse de la presencia de tropas rusas en Siria…
Cuando “carne podrida” es publicada en los medios hegemónicos nadie cuestiona su credibilidad, nadie les pide pruebas, pero si la información viene, como en aquel caso, de la cadena pública de Irán, inmediatamente se la descalifica y se inicia una campaña de descrédito a quienes la difundimos. En fin, que hay gente que decide creerle a los medios hegemónicos aunque les mientan constantemente. Que es como decir que son cornudos conscientes. JS

PS: Después de la publicación de este post, todavía las agencias de noticias seguian especulando acerca de si Moscú habia enviado o no tropas a Siria. Incluimos, después de la nota de RT, otra, aparecida esta tarde, de EFE / Télam.

¿Quién difundió la noticia falsa sobre la invasión rusa de Siria que se hizo viral?

¿Quién está detrás de la falsificación viral sobre la invasión de Rusia en Siria?
Reuters / Abdalrhman Ismail

RT

“Alguien quiere que los saudíes y sus vecinos árabes crean que Rusia está aumentando su presencia en Siria”, afirma el periodista Bryan MacDonald, en su intento por explicar por qué la información falsa sobre los militares rusos en Siria se viralizó en unos días, provocando la reacción de las más altas instancias, en concreto la del secretario de Estado de EE.UU. John Kerry.

La semana pasada Ynet, uno de portales de noticias de Israel, escribió que Rusia había invadido Siria y que, además, miles de soldados rusos se dirigían a ese país. Pese a la ausencia total de pruebas, la noticia se volvió viral en menos de un día, recuerda el periodista Bryan MacDonald en su columna para RT. La información fue reproducida por el portal The Daily Beast y por Michael Weiss, que se presenta como experto sobre Rusia, pese a que no domina el ruso, recuerda el periodista.

Al día siguiente, basándose en estas dos publicaciones, Elliott Abrams, del centro analítico influyente Council on Foreign Relations (Consejo de Relaciones Exteriores) repitió las alegaciones en su texto, que sin dudas alcanzó ya a “los responsables de las políticas en Washington”. El 3 de septiembre, tres días después de la publicación original, la Casa Blanca, por boca del portavoz John Earnest, dijo que “conoce las informaciones acerca de que Rusia pudo haber desplegado su personal militar y aviones en Siria”, calificando dichas acciones, cuya existencia nunca fue comprobada por nadie, de “desestabilizadoras y contraproducentes”. Como si no fuera EE.UU. el país que entrenó y equipó a los rebeldes sirios “para derrocar al Gobierno” y está “bombardeando ilegalmente” el país para combatir al Estado Islámico, denuncia el periodista.

Mientras tanto, la noticia siguió difundiéndose en los medios internacionales, acumulando más detalles fantasiosos. El sábado Reuters informó que el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, había llamado a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, para expresarle su preocupación por el presunto aumento de militares rusos en Siria. Es decir, que el canciller estadounidense “reprendió” al canciller ruso, basándose en una “historia inventada”, sigue MacDonald.

Lo que ocurre, en realidad, es que Rusia siempre ha tenido en Siria una base militar y contratos militares con este país, que incluyen entrenamiento de militares sirios, resalta el periodista. Esto no es una noticia, sino la información abierta, mencionada la semana pasada por el presidente ruso, Vladimir Putin. Así que la cuestión aquí es “¿por qué se inició la campaña repentina para difundir el temor acerca de que los rusos estaban en Siria?”, se pregunta. Y las posibles respuestas son dos: o bien que EE.UU. quiere “distraer” a los europeos de la crisis de refugiados sirios que EE.UU. provocó, o bien que EE.UU. busca frenar la “reconciliación” entre Moscú y los países de Península Arábiga, responde.

……….
ESTADO ISLÁMICO-RUSIA

Rusia llama a Estados Unidos a la unidad para combatir al Estado Islámico en Siria

 

Rusia llamó hoy a Estados Unidos a la unidad para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, en medio de la preocupación de Washington y la OTAN por las informaciones que apuntan a una mayor presencia militar rusa en territorio sirio.
El canciller ruso, Serguei Lavrov, mantuvo hoy una conversación telefónica con su homologo estadounidense, John Kerry, donde “recalcó la necesidad de responder conjuntamente a los grupos terroristas que capturaron una parte importante de territorio sirio y amenazan la seguridad internacional”, informó la Cancillería rusa en un comunicado.

El jefe de la diplomacia rusa subrayó que “el mayor peso de la lucha (contra los yihadistas) lo soporta el Ejército regular sirio”.
Rusia propuso a EEUU la creación de una coalición internacional, en la que también se integrarían Siria e Irán, para combatir al EI en todo Medio Oriente.

Durante la conversación, a iniciativa estadounidense, Lavrov y Kerry también abordaron el arreglo del conflicto en el país árabe en base al Comunicado de Ginebra de junio de 2012, “que contempla el diálogo entre el Gobierno sirio y la oposición”.

Según medios estadounidenses, en la conversación telefónica mantenida el pasado 5 de septiembre Kerry expresó a Lavrov su preocupación sobre una posible intervención militar rusa en el país árabe.

Entonces, Kerry “dejó claro que si los informes son ciertos, estas acciones podrían agravar aún más el conflicto, conduciendo a una mayor pérdida de vidas inocentes y a un aumento del flujo de refugiados”, reportó la agencia de noticias EFE.

De acuerdo con esa versión, Rusia habría incrementado el suministro de armamento pesado a Damasco y estaría preparando el terreno para una intervención militar, por lo que estaría habilitando con casas prefabricadas varios aeródromos del país árabe.

En esa dirección se manifestó el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, quien mostró hoy su “preocupación” por las informaciones que apuntan a una mayor presencia militar de Rusia en Siria para respaldar al régimen de Bashar al Assad.
“Estoy preocupado por las informaciones sobre un aumento de la presencia militar rusa en Siria. Eso no va a contribuir a la solución del conflicto”, dijo Stoltenberg a los periodistas durante una visita a Praga.

Rusia ha negado esta semana cambios en la cooperación militar con Siria, sea en el estatus de la base naval de Tartus o en el suministro de armamento, en medio de los rumores occidentales sobre una intervención militar rusa en el país árabe.

Según Moscú, esa colaboración militar se limita al suministro de equipos militares y a que especialistas militares adiestren en su manejo a los militares sirios.

En medio de los rumores y fotos de soldados rusos supuestamente en territorio que se reproducen en los medios europeos y las redes sociales, el Embajador ruso en el Reino Unido, Alexander Yakovenko, confirmó hoy en su cuenta de Twitter que “especialistas militares rusos están en Siria para ayudar a su ejército a manejar los nuevos equipos militares de fabricación rusa”.

Al respecto, el vicecanciller ruso, Mijail Bogdanov, negó ayer cambios en la cooperación militar con Siria, sea en el estatus de la base naval de Tartus, en el despliegue de tropas o en el suministro de armamento.

A su vez, la Cancillería rusa insistió hoy en que la ayuda militar rusa con destino a Siria tiene por objetivo el combate contra el EI y otros “grupos terroristas”.

Tras el cierre ayer del espacio aéreo búlgaro para los aviones rusos, Moscú anunció hoy que tiene autorización de Irán para los vuelos de sus aparatos con destino al país árabe.

Hoy Bulgaria anunció que finalmente permitirá el tránsito de aviones rusos rumbo a Siria por su espacio aéreo si los aparatos se someten a un registro para verificar el cargamento, según declaró a la prensa el canciller Daniel Mitov.

“Si nuestros colegas rusos están de acuerdo en que sus aviones se sometan a registros en Sofía o en otro aeropuerto búlgaro, entonces, por supuesto, les permitiremos el paso”, indicó Mitov.

La guerra civil en Siria ha generado desde 2011 unos siete millones de refugiados, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

A %d blogueros les gusta esto: