PETROLEROS. Ante los despidos, los de Caleta Olivia amenazan con cerrar el grifo

Es de «El Patagónico» y de ayer. Una noticia harto previsible desde el mismo momento en que Macri ganó las alecciones a pesar de anunciar que pondría al frente de la Secretaría de Energía a un CEO de Shell que considera «irrelevante» el autoabastecimiento. La sorpresa vino por el aumento de los combustibles mientras el precio del barril de petróleo se encuentra en caída libre. Creía que el gobierno amarillo bajaría el precio de la nafta como un guiño -demagógico si se quiere- a los sectores medios que lo votaron, pero me equivoqué. Y es que su voracidad no tiene límites.

Petroleros marcharon en Caleta: «si hay despidos, no habrá petróleo para nadie»

Más de 8 mil personas marcharon esta tarde. Petroleros de todos los yacimientos santacruceños, a los que sumaron sus pares de Chubut, familiares, trabajadores de otros sectores productivos, operativos y del comercio, protagonizaron una marcha en defensa de los puestos de trabajo.

Los trabajadores se concentraron en el acceso sur, incluyendo a los intendentes Facundo Prades (Calera Olivia), Omar Fernández (Pico Truncado) y José Carambia (Las Heras), además de otros referentes políticos, entre ellos un funcionario enviado por la gobernadora Alicia Kirchner, el secretario de Trabajo, Teodoro Camino. Según se estima eran alrededor de 8 mil personas las que participaron en la marcha.

En el acto se dio lectura a un petitorio que se envió al gobierno nacional para exigir que se adopten normativas que constituyan un reaseguro de las fuentes laborales y fueron los principales dirigentes de los gremios petroleros, quienes lanzaron serias advertencias al gobierno nacional si el mismo no responde a los reclamos de las comunidades patagónicas.

El secretario general del Sindicato Petrolero Santa Cruz, Claudio Vidal afirmó que «si hay despidos no habrá petróleo para nadie», en tanto que su par del gremio de trabajadores convencionales de Chubut y al mismo tiempo titular de Petrominera, Jorge «Loma» Ávila dejó en claro que «si quieren otra Patagonia Rebelde, la tendrán».

Por su parte, el titular del gremio de los petroleros jerárquicos que tiene jurisdicción en Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego, José Llugdar, coincidió con sus pares en señalar que el de esta tarde no fue un acto político con un fin opositor al gobierno nacional, sino el firme reclamo de un pueblo trabajador que no quiere ser marginado.

Estas declaraciones fueron a tono con lo ya expresado por Jorge Ávila quien indicó hace unos días que «si nos enojamos, se cierra la llave de gas para el resto del país».

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *