DISYUNTIVAS. El movimiento nacional de liberación ante una nueva era

De seres despreciables y de tontos. Para templar el ánimo, recomiendo escuchar Era de tontos, de Spinetta y Pappo.

Techo a dos aguas

 

índice

POR GABRIEL FERNÁNDEZ / LA SEÑAL MEDIOS

Distraídos en razonar la inmortalidad, habíamos dejado que anocheciera sin encender la lámpara. Y esto, dirá usted, qué quiere decir. Básicamente: el diagnóstico general, detalle más, detalle menos, es claro. Este gobierno se ha posicionado en apenas un par de meses, como uno de los más dañinos, antinacionales y antipopulares de la historia. Y eso que tiene enormes competidores.

Sin demagogia: sus votantes oscilan entre quienes aplauden la entrega y la exclusión, y quienes suponían que la gestión iba a ser ordenada, sin damnificar los logros obtenidos. Es decir, la base electoral macrista se compone de seres despreciables y de tontos. Lo cual indica, lamentablemente, que el gobierno tiene –digamos- cierta base operativa.

Pero toda la polémica desplegada en La Señal Medios entre otros espacios, se asienta en nuestras responsabilidades, no en las ajenas. ¿Se entiende? Es decir, el debate está orientado en cómo volver a ganar para evitar la destrucción que impone el PRO UCR Cambiemos. El país está partido en términos relativos, por lo tanto, no podemos prescindir de tal o cual franja nacional popular.

Esa es la clave, la intención de fondo de quienes llevamos adelante las observaciones. Ni el kirchnerismo puede prescindir del movimiento obrero ni del peronismo en general, ni el peronismo puede dejar de lado al kirchnerismo en todas sus variantes. Por tanto, guste o no, es preciso amalgamar, en lugar de quebrar y acusar.

No puede ser tan difícil de entender, aunque admito que es complicado de lograr. Sin embargo, no hay opciones. O lo logramos o volvemos a perder. Compañeros: no es correcto dejar de lado a través de un plumazo acusatorio a segmentos enteros de nuestro movimiento. Por un lado, es conceptualmente torpe, porque las ausencias nos empobrecen. Por otro, es políticamente autoflagelante, porque los números no dan.

En la elección anterior algunos sectores desertaron de la campaña. Por un motivo u otro, pero lo hicieron. Ninguna de esas franjas ha quedado con autoridad para disciplinar a las demás. Es el tiempo del debate y la reorganización, junto al rechazo a las medidas neoliberales de uno de los peores –reitero- gobiernos de la historia. Tómenlo como quieran. Pero es preciso plantearlo con franqueza.

Comentarios (2)

  1. Pablo Bestard

    Absolutamente de acuerdo. Esto es política y no un partidito de fútbol donde verdugueamos a la hinchada de enfrente. Estamos ante Terminator blindado y con armas nucleares. Cualquier resquicio lo aprovechará al máximo. La derecha siempre ha sido mucha más inteligente que nosotros para dividir y reinar….y sabe utilizar la violencia física, simbólica….

  2. Omar Juan Montenegro

    Entiendo el planteo teórico,pero insisto en que la experiencia ,nos indica que hasta ahora la conducción reformista nos lleva siempre al fracaso,debido a que no profundiza medidas de liberación , imprescindibles para consolidar el proceso de cambio. La elevación del nivel de educación política es una necesidad imperiosa, Debe comprender la incorporación de audacia y creatividad y miradas algo mas revolucionarias, evitando la simpleza de la anécdota de lo ocurrido en el pasado.

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: