CN23 – DESPIDOS MASIVOS. Los trabajadores tomaron el canal

Van dos notas.

Cristóbal López despidió 136 trabajadores de CN23 y cortan transmisión del canal

 

Hace menos de un mes que el empresario kirchnerista le había comprado la señal a Sergio Szpolski y Matías Garfunkel. Los trabajadores tomaron el edificio.

www.iprofesional.com

El canal CN23 despidió a 136 de 160 empleados que trabajaban allí. El canal alineado con el kirchnerismo  está fuera del aire por una protesta gremial. Una vez conocida la determinación de las nuevas autoridades de la emisora, los trabajadores tomaron la planta.
Los empleados de la emisora, propiedad de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel –grupo 23– que hoy se encuentra en manos del grupo Indalo del empresario kirchnerista Cristóbal López, fueron recibidos esta mañana por personal de seguridad que tenía un listado de despedidos, pero hubo quienes no aceptaron la medida y tras una serie de forcejeos ingresaron a la planta ubicada en Ravignani y Cabrera.

Entretanto, la emisora cortó la transmisión con una placa negra con la leyenda: «CN23 está fuera del aire por conflictos con el Sindicato Argentino de Televisión por despidos masivos».

Según informó el delegado Juan Manuel Medeot, un grupo de despedidos se encuentra dentro del edificio «y las autoridades no dejan ingresar ni salir a nadie» del mismo.

TomadeCN23-320-A

En la pantalla se lee un cartel negro con letras blancas que dice:” CN23 está fuera del aire por conflictos con el Sindicato Argentinos de televisión por Despidos Masivos.”El “PASE” de la señal Canal 23 del Grupo Spolsky-Garfunkel al Grupo INDALO de Cristobal López, está pasando por un filtro preocupante: El despido de 136 de los 186 empleados de la Señal de televisión.

NAC&POP

Es decir que, pareciera, que INDALO se haría cargo de la señal, siempre y cuando le resulte “manejable” economicamente.

La Señal cumplio una tarea que fué la de asegurar una mirada reptresentativa del Proyecto nacional y popular que encabezaron Néstor y Cristina durante doce años y que necesitaba no solo el apoyo de los medios estatales sino apoyar un proyecto que fuera mas alla del Estado.

Como se ve, cuando el Estado es tomado por la reacción de la oligarquía y la embajada de los EEUU, se vuelve en contra del Pueblo y sus intertreses frente a los intereses de las corporaciones económicas y sobre todo financieras que alimentan usualmente con la publicidad de sus productos a los medios de comunicación masivos que le son fieles.

Según wikipedia el Grupo Indalo es una corporación de la Argentina fundada en el 2001 que agrupa una amplia gama de empresas de producción y servicios de diferentes rubros.

En la actualidad emplea alrededor de 18.000 personas.

Sus empresas incluyen medios de comunicación, petroleras, inversoras, constructoras, industria alimentaria, bancas, entre otros.

El nombre Indalo responde a una figura ancestral que se encuentra en la cueva de los Letreros, símbolo de Almería, provincia española de donde proviene la familia del fundador del Grupo, el empresario argentino Cristóbal López.

Indudablemente Szpolsky no es del tipo de empresario que se quede cuando las papas queman. Quizás eso defina al empresariado argentino.

Y Cristobal López no se hace cargo de los problemas de los demás.

En el medio, 136 compañeros se quedan sin trabajo, no solo porque el Estado en manos del macrismo está echando gente sino también porque a los empresarios de confianza del gobierno anterior no les cierran los números con la “gente adentro”.

No es la primera “traición” que recibe el Proyecto Nacional y popular.

Ahora los trabajadores tomaron las instalaciones de la Señal 23. Un gesto desesperado, pero concreto.

Esperan contestación del ministerio de Trabajo.

El SATSAID es un gremio con mucha experiencia.

Durante el menemismo sus miembros lucharon en la calle para que no se privatizara el entonces ATC, actualmente la TV publica.

Incluso participaron de la administracion de los canales del Estado con éxito con Jorge Rachid como Secretario de Prensa y Difusión de la Nación hasta que Menem transó con el Grupo Clarin por presión de la Embajada de los EEUU.

Antes, en 1974 los delegados de los canales privados con el SAT a la cabeza, “tomaron” los canales 9-11 y 13 mientras se negociaba una compensación con PROARTEL,  ARTEAR y TELEONCE como acto póstumo de la orden impartida por el general Juan Domingo Perón recientemente fallecido, ya que sus licencias habían vencido,  y cumplido por la vice Presidenta de la Nación a cargo del ejecutivo, su esposa Isabel Martínez de Perón.

Nuevamente SATSAID esta al frente de sus compañeros viendo como se pueden salvar la mayor cantidad de puestos de trabajo posibles.

Es un momento muy difícil para el país y en especial para los trabajadores.

Un momento difícil para la Patria

Todos se rascan para adentro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *