KIRCHNERISMO / PERONISMO. Un peronismo sin Cristina y un cristinismo sectario y sin sindicatos son caras de una misma moneda

photoSubo esta nota (Operativo en marcha: “Un peronismo sin Cristina”, de Mario Della Rocca -foto-, publicado en La tecla eñe, el sitio de Conrado Yasenza) a pedido de una compañera muy querida, Marra Álvarez, que evidentemente está en un todo de acuerdo con su texto. Lo hago escandalizado por el nivel de soberbia, sectarismo y cerrazón mental de Della Rocca, un intelectual, quien en lugar de aproximar posiciones con sus lectores, compañeros como Jorge Navarro, Esteban Cúccaro y Horacio Azcárate (a quienes, aclaro, no conozco) los bardea…, sobre todo al primero, como si en vez de ser peronista, tuviera la verdad atada… como los miembros del Partido Obrero, o como si hablara con Dios, como Elisa Carrió. Para dar solo un ejemplo, reprocharle a uno que escribió «Revolución Libertadoira» así, entre comillas, porque supuestamente los peronistas sólo pueden referirse al movimiento que depuso a Perón como «La fusiladora» es rizar el rizo, buscarle un pelo al huevo y tener ganas de incordiar con zarandajas en lugar de centrarse en los grandes temas que debemos debatir.

Dice Della Roca que es asesor de La Cámpora… si la asesora así no le hace bien, ya que refuerza sus tendencias sectarias, aún peores que la de los Montoneros de mediados de los ’70, que no está de mas recordar que se habían lanzado a la lucha armada y ponían en juego sus vidas, sin haber sido empoderados desde el poder político. La mayoría de los dirigentes de La Cámpora (por suerte, no todos) se la creyeron y su soberbia chirría y hasta provoca espanto (escuchen el discurso Ottavis en Moreno el día que perdimos la provincia) porque aleja compañeros. Me dirán que exagero, diré que no hay peor ciego que el que no quiere ver: Una cosa es defender a Cristina a capa y espada, lo que muchos hicimos y seguiremos haciendo aún más ahora cuando sus enemigos se atreven a todo. Otra muy distintinta, autoengrupirse. En la elección de colaboradores, Néstor y Cristina se equivocaron. Y Cristina mucho. No se trata de refregarle a Losteau, Bossio, Insaurralde y si se quiere también Randazzo (aunque ella también la pifió al no convocarlo a conversar para convencerlo de que aceptara la candidatura a la gobernación antes de que Zaninni apareciera como telonero de Scioli, de lo que Randazzo se enteró por la tele, con lo que su berrinche nos costó la provincia y en consecuencia la nación), sino también de analizar los muchos y gruesos errores que cometieron algunos jóvenes de La Cámpora y aliados puestos a dedo en lugares que les quedaron muy grandes. Se trata de que no se puede respaldar la imposición de la candidatura a intendente del FpV del canalla de Sergio Szpolski en detrimento de compañeros que trabajaban el territorio en condiciones muy difíciles, y luego, sin decir ni mu, comportarse con tanta soberbia acrítica.

PS: Marra, no se si habiendo leyendo lo que antecede o no, me envia una foto tomada en la sede nacional del Partido Justicialista donde al parecer la nueva dirección Gioja-Scioli ordenó descolgar los cuadros de Néstor y Cristina, una barbaridad que espero sea remediada a la brevedad.

Lean la nota de marras aquí y no dejen de leer el correo de lectores: http://www.lateclaene.com/#!della-rocca-mario/c116r

bossio-cristina-nota

 

Comentarios (19)

  1. Mario Della Rocca

    Juan José, te agradezco las agresiones porque lo que he leído tuyo en los últimos tiempos me certifica que mi artículo va en el camino correcto. Te invito a leer mi libro «La Campora sin obsecuencias. Una mirada kirchnerista» para conocer mis críticas desde el afecto (no desde la agresión como hacés vos, parecés Leuco), y sin embargo los muchachos le entregaron mi libro al Papa y hoy, entre otras actividades, me encuentro trabajando con un sector de compañeros hermosos e idealistas. No te pongas nerviosho, «páharo rojo».

    Responder
    1. Rolo

      Leí tu nota. Leí tus comentarios y réplicas…. ¿Te cobraron mucho, por el pedestal de bronce al que te trepaste? Quisiera hacerme uno igual, para tenerlo en mi balcón y, desde allí, mirar al mundo desde «Mí altura».

      Solo tomaré tres ejemplos, porque no das para mucho más. En primer lugar, ya que decís: «Al General le ocurría a partir del año ’56 lo mismo que a Cristina Fernández de Kirchner le ocurre hoy.»

      Te pregunto: ¿Cuándo bombardearon la Plaza otra vez? ¿Volvieron a prohibir por decreto la odiada marchita? ¿Ya fusilaron gente en José León Suárez? ¿Reabrieron el penal de Ushuaia y están presos todos los dirigentes del «régimen depuesto»? ¿Cristina está proscripta y con la prohibición de ingresar a Argentina desde el «Territorio Liberado de El Calafate»?

      Es MUCHA arrogancia, la de querer comparar a la viuda millonaria malhumorada, cómodamente instalada en su mansión, con el General perseguido, deambulando por Venezuela, Santo Domingo y tantos lugares más. Empezando por la estatura política.

      A Perón lo leo y lo leeré muchos años más. A Cristina no le conozco ni un solo escrito. Ni jurídico ni político. Solo una catarata de parloteos. ¿Querés que siga con las diferencias?

      Ustedes se empeñan en achicar a Perón para agrandar a Cristina y no se dan cuenta que al truquito lo podés estirar, con fotos, con montajes, apropiándote de cada fecha Peronista para «resignificarla» como «Kirchnerista». Pero tiene el vuelo de la gallina: dos aleteadas y se cae solo.

      Pueden seguir intentándolo, pero sus esfuerzos serán en vano. Ese «pejotismo» al que te referís con tanta arrogancia, decidió quitarse de encima a todas las ladillas políticas que jodieron durante años y, junto con ellos, a la Madre que los Parió a todos estos mamarrachos políticos.

      La «berretitud» de un Máximo, pretendiendo «debatir» con dirigentes de envergadura, sitúa a la «dirigencia» de La Cámpora en el exacto y preciso lugar de dónde nunca debieron salir: un grupete juvenil excitado, manoteador al descuido de la caja, siempre pendiente de los caprichitos adolescentes de la maternal «Jefa», listos para aplaudirle cada imbecilidad que brotaba de sus labios

      En segundo lugar, tu dogmática certeza: «Cristina lo deja hacer al PJ porque los votos los tiene ella, el «pejotismo» es un sello superestructuras caracterizados por caciquismos medievales en las provincia», te evidencia como alguien cuyo conocimiento del interior del país se limita a una excitante trepada al Uritorco, alguna esquiadita en cuotas en Bariloche y, tal vez, un viajecito cool hasta las Cataratas.

      NO conocés ni medio, el interior del país. Si lo conocieras, sabrías que en el Peronismo (que NO es lo mismo que el Pejotismo) los votos los manipula el caudillo local, pero hasta que la gente se pudre y se le subleva. Hay provincias dónde Macri ganó por paliza, y no por sus méritos sino por los desastres que hizo el kirchnerismo en el armado de las listas provinciales.

      Y los Peronistas decidieron castigarlo: ¿O nadie te contó que hubo cortes organizados de boletas en muchas ciudades? Pobre Scioli, pagó los platos rotos, pero él sabía en la que se metía, porque se lo advirtieron.

      En cada lugar dónde Cristina impuso SUS «candidatos» (algunos de ellos, verdaderos impresentables), se perdió por paliza. ¿Querés ejemplos? Fijate cuánto sacó el candidato kirchnerista a intendente de Córdoba capital: 2,7% y salió séptimo cómodo, superando solo al «Partido Verde Lechuga»

      Cristina llegó a perder, (junto con su retoño) hasta en SU propia ciudad, y en SU propia mesa. Ese récord no lo logra cualquiera. Así que lo de «dueña de los votos» deberás replanteártelo. No le queda más que ese núcleo duro de militantes cerriles. Y los buscas ávidos de Nuevo Encuentro. Los demás, ya migraron.

      Y si no le gusta, que arme su Frente Ciudadano y gane las elecciones! Ah, cierto… Ya lo habían dicho!

      En tercer lugar, dijiste: «dejemos por ahora a Perón que fue un grande aunque para analizar»… ¿Qué podés analizarle vos a Perón? ¿Te creés con entidad política cómo para juzgar al hombre que marcó la vida política y la historia argentina de los últimos 73 años? ¿Y que los seguirá marcando por varias décadas más?

      Dejen de soñar…. El «Cristinismo» agoniza y el Kirchnerismo está enterrado. A ustedes también les llegó «el fin de la historia»

      Saquen pasajes para Calafate, porque van todos los colectivos llenos.

      Buen viaje!

      Responder
      1. Angel Moggia

        No creo necesario contestarle a semejante energúmeno probablemente admirador de López Rega

        Responder
      2. susana frigerio

        Yo tengo un dicho muy certero para enfrentar tanto bla bla y tanta polémica filosófica. Aunque, personalmente, pienso que la verdad la dice Feinmann en el video porque la odian a cristina https://youtu.be/EGaJ1fHXXuE
        Sacar diferencias entre Peron y Cristina, sin tener en cuenta la evolución lógica del paso del tiempo y sin poder nombrar a NADIE MAS que haya actuado, siquiera aproximandamente, llevando a la práctica la doctrina justicialista (la doctrina de Peron) .
        Mi frase es «Como lo dijo Peron y como lo hizo Cristina»

        Responder
      3. Hugo Creado

        parece una nota escrita por Alfredo Leuco

        Responder
        1. Juan SalinasJuan Salinas

          Ya le respondí a Della Rocca. Que te recontra.

          Responder
        2. Juan José SalinasJuan José Salinas (Publicaciones Autor)

          Vos sos un troll, travestido de cuervo. ¿O será que eso es lo único verdadero de tu falsa identidad? Igual, como le dije a Della Roca: abomino del sorullo de Leuco, compararme con él es un gran insulto.

          Responder
    2. Roberto

      Este, digamos, debate, es muy interesante. Como cuando se funde el metal para sacar oro en el crisol, antes que aparezca el valioso elemento puro, se van descartando, por el mismo proceso, los residuos, muchos de ellos basuras, pura «mugre». Casi todo proceso -natural, social, político, químico- transita ese paso. Y al igual que son millones los espermatozoides que pugnan por ser el fecundador pero también son millones los descartados, en el proceso del intento de recuperar el «peronismo de Perón», el solo transcurrir llevará a la eliminación de muchísimas tesituras, posturas, aseveraciones, etc. Pero mientras tanto, lo grave es que el país pasó de cinco mil millones de dólares de deuda con Isabel a unos quinientos mil millones en la actualidad. Lo grave es que nadie desde el peronismo y con posibilidades, haya hecho suya e impulsado la investigación de la deuda real de la deuda inventada, como lo planteó Alejandro Olmos entre otros. Lo grave es que supuestos peronistas creen frentes o cosas parecidas sin mención de Perón o el Justicialismo. Lo grave es que ninguno de esos adalides de la clase obrera, de las masas obreras, del pueblo argentino, de ideas revolucionarias (?), con peso y con instrumentos disponibles para hacerlo, haya planteado volver a la Constitución de 1949, eliminada no por una ley, no por un decreto, no por un edicto aunque sea municipal, sino por un bando de los genocidas de la fusiladora del 55. Y me contaron que cuando se arregló la Constitución del 94 para el desguace del país, se había prohibido expresamente hablar de la Const. del 49. (Quienes procedieron asi que sepan que si no rinden cuentas en este mundo lo tendrán que hacer en el otro. Y no quisiera estar en sus zapatos). Lo grave es que cuando por unanimidad se aprueba una ley para evitar que el capitalismo salvaje –predador y ecogenocida, a tráves de uno de sus instrumentos, las mineras– no pueda destruir los ventisqueros y todo lo que ello significa, esa ley sea vetada. Si se analiza a fondo, se encontrará no solo vandorismo sino traición a la patria. Y la patria marcha al remate, de no ser que ocurra algo muy trascendente que lo impida. Si Perón reviviera y observara todo esto, que lo enteraran de nuevo quisiera. El crisol de la historia sigue funcionando. Esperemos que nos quede la mugre, la escoria, sino el oro.

      Responder
  2. Jorge Leiva

    Para entender algo habría que partir desde el hecho histórico que el peronismo es anterior al kirchnerismo; y que éste último nunca contuvo a todo el peronismo.
    Pero lo que más preocupa que es muchos hablan como si acá no hubiese pasado nada, como si no se hubiesen cometido errores, y obviamente no los señalan, lo que significa que se hizo todo bien.
    Si se hubiese hecho todo bien se ganaban las elecciones.

    Responder
    1. arnaldo

      seré contundente, en provincias donde ganó macri con el 70 % de los votos, ahora arrepentidos, cordobeses y riojanos, dicen que ellos votaron a macri porque «le creyeron a lanata», entonces digamos las cosas como son, no es que scioli perdió «porque se hicieron las cosas mal», o «algo se hizo mal», la elección presidencial no la ganó macri, la ganó magnetto, clarin y lanata con el descomunal poder de llegada que le dan al grupo clarin las más de 300 licencias de medios de comunicación que afanó. También los taxistas de la ciudad de Bs. As. el 70 u 80 %, gracias a las radios del grupo clarin votaron a macri, y ahora lo reputean de arriba a abajo. Nooo, macri solo no saca ni para el bondi.

      Responder
  3. maga

    el peronometro me tiene harta, han olvidado, como randazzo, que en su trilogia, los hombres iban al final? los quiero chicos, y me encanta el debate, pero o se plantan en las 20 verdades o el peronismo es solo cascara, y para volver va a necesitar del kirchnerismo

    Responder
  4. maría Alvarez

    no puedo enviar mi comentari Que acontecue???

    Responder
  5. maría Alvarez

    Me encanta haber armado quilombo.

    Responder
    1. Juan José SalinasJuan José Salinas (Publicaciones Autor)

      Me las vas a pagar!

      Responder
  6. Carlos Díaz

    Creo que las cuatro mujeres más importantes de la historia argentina son: Eva Duarte, Hebe de Bonafini, Estela Carlotto y Cristina Fernández.
    Perón fue el político más grande, pero ya es hora de que lo dejemos donde debe estar, en el panteón de los próceres. Y dejarnos de joder también con el PJ, el escudito, las «listas de unidad» (con tipos que después votan en contra o van y negocian con los gorilas del macrismo) y la marchita. Hay cambio generacional, muchachos y de a poco al PJ le ocurrirá como ala UCR, que está a punto de desaparecer. Me tienen podrido con los «errores y horrores» del kirchnerismo en los doce años. ¿Cómo, no era que Néstor y Cristina eran combatidos y querían sacarlos por lo que hacían bien y no por lo que hacían mal? Además , eso de «errores y horrores» suelen mencionarlo en sus comentarios y declaraciones gente que respeto y aprecio y que creo que están en mi bando, pero nunca, NUNCA, detallan cuáles fueron esos errores. Además, es muy fácil hablar de incapacidades, errores y soberbia, desde una PC, otra bastante más complicada es tener que gobernar y hacerlo muy bien como lo hizo el kirchnerismo en esos doce años. ¿O no lo hizo bien? ¿O porque se perdió laelección esos doce años fueron de mal gobierno? Muchachos, también es hora de revisar algunos mitos, como los de que «El pueblo es sabio», «Nunca se equivoca» o «Nunca se suicida». Puedo dar numerosos ejemplos, de acá y del mundo, que demuestran que el «pueblo» (definición que también debería revisarse) sabe bastante poco de política (y no hablo de términos acádemicos, sino , como decía el general, de la viscera más sensible, que es el bolsillo, del estómago y Crónica diario y Crónica TV), se equivoca mucho y gravemente, de manera inexplicable, aquí y en el mundo y también se suicida o le anda raspando, votando muchas veces y en muchos lugares a sus propios verdugos. Puedo dar unos cuantos ejemplos si dudan o no creen que sea así.
    El kirchnerismo hizo un gobierno en esos doce años muy parecido a las políticas básicas de Perón en su primera etapa (con adecuaciones de los tiempos , claro), fue el mejor gobierno que tuvo la Argentina (para mis ideas, que son de izquierda) desde aquella década de Perón y hasta me animaría a decir que fue aún superior, -sin comparaciones personales, pues un tipo como Perón es casi incomparable- teniendo en cuenta el marco nacional y mundial. Porque acá hablamos ligeramente, como desde dentro de un frasco: ¿Se enteraron de lo que pasa en el mundo? No entiendo por qué creen muchos que la Argentina está ajena a eso y que pese al quilombo mundial, a nosotros no debe ir bien ¿por qué? Estamos en guerra , muchachos. Y los bandos son los de toda la historia: débiles y poderosos ; pobres y ricos. Entre sectores sociales de un país y entre países.
    De todos modos, lo nuevo que sugiero, debe basarse en lo elemental de Perón de sus políticas sociales, laborales e internacionales -como hizo el kirchnerismo-, pero dudo que pueda hacerse, hoy, con las estructuras partidarias tradicionales. Quizá haya que empezar algo nuevo, como Podemos en España. Sin garantías de nada, claro, la conducta electoral de la «gente» con frecuencia es sorprendente e inexplicable y no resiste el más básico análisis lógico. Iniciar algo nuevo, de ideas políticas claras, sin alianzas oportunistas y prepararse para eventuales derrotas y y, acaso, un largo camino. Y pensar en otro asunto: qué hacer para evitar el retorno cíclico al poder de la oligarquía.
    Un amigo -marxista- me decía que los gobiernos K estaban a la izquierda de nuestra sociedad, que era más de derecha, conservadora. Alfonsín dijo: «Si la sociedad se volvió conservadora preparémonos para perder elecciones pero no para volvernos conservadores». Por supuesto que estos radicales tránsfugas no le dieron pelota. Ni su hijo siguió esa consigna.
    ¿O vamos a cambiar nuestras ideas y volvernos conservadores para ganar la elección? ¿Y qué políticas haremos cuando estemos en el gobierno?

    Responder
  7. edith mercedes (@edithmbianchi)

    CARLOS PIENSO COMO VOS,VIVI EL PERONISMODESDE ADENTRO EN EL 53/54/55, NOSE JUZGA SOLO POR ERRORES.ES DIFICIL GOBERNAR..

    Responder
    1. Marcelo

      Juan, Plantear el rumbo y el norte de un debate, manejar así la agenda desde este espacio, es sin ninguna duda una definición política que no comparto. Si alguien quiere desnudar y destripar a los compañeros que sostuvieron -con errores quizá- la tremenda changa de ponerse al hombro cincuenta años de decadencia y entrega, que sea el enemigo, conmigo no contes Juan.
      A Nestor, Cristina y los demás compañeros no se los descalifica en un espacio público. Hacerlo o habilitar a que otro lo haga no es democratismo inocente, es tomar posición. Pintaba lindo el espacio, pero se viene la noche, y hay que pararse en alguno de los dos lugares que quedaron. Se que no perdes nada, pero a este cabecita negra acá no lo ven más.

      Responder
      1. Juan SalinasJuan Salinas

        Mi critica fue a un señor engreído que descalificó y bardeó sistemáticamente a sus críticos a la vez que se mostró absolutamente acrítico de la conducción. Supongo que emigrarás a sitios donde reine ese silencio y se te diga que todo estuvo bien. Entonces ¿por qué perdimos? ¿cómo haremos para revertir la derrota? Conozco a algunos kirchneristas que incluso niegan que ésta haya existido. Ojalá no engroses sus filas.

        Responder
      2. Juan José SalinasJuan José Salinas (Publicaciones Autor)

        Ya creo haberte contestado, pero lo hago de nuevo ¿A que descalificaciones te referís? No creo haber descalificado a nadie, y menos a Néstor y a Cristina.

        Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: