PANAMÁ PAPERS: Macri sorprendido en una nueva mentira

Otra mentirijilla más de Pinocho Macri, que va de disgusto en disgusto y con el corazón (sí, tiene)  desbocado. La inesperada entrevista del Papa al juez Casanello (ver encima) dándole el doble de tiempo (y muy sonriente) que a él, lo mandó, literalmente, al hospital. Aqui, la nota de Gabriel Morini en Ámbito Financiero, que también fue el único diario en precisar que Francisco habló con Casanello a solas durante 40 minutos. JS

Panama Papers: diferencia de fechas complica a Macri

JULIUS BAER COMPRÓ MERRILL LYNCH Y CAMBIÓ SU DOMICILIO A BAHAMAS EN 2012

 

POR GABRIEL MORINI / ÁMBITO FINANCIERO

En un contacto informal con los periodistas acreditados en Casa Rosada, Mauricio Macri anunció el 30 de mayo que traería al país los $18 millones de pesos declarados en el exterior como parte de su Declaración Jurada patrimonial. El Gobierno sostuvo que esos fondos habían sido declarados anteriormente en Suiza y Estados Unidos pero por una fusión de bancos, se fijó un nuevo domicilio en Bahamas, un paraíso fiscal. La Justicia federal busca ahora determinar si existió una nueva inconsistencia en esa documentación, en el marco de una serie de medidas solicitadas en la causa que lo investiga por el escándalo internacional de los Panama Papers. Ámbito Financiero pudo confirmar que la adquisición de esa entidad financiera donde el mandatario había declarado fondos ocurrió en 2012, mucho antes del cambio de radicación recién informado en la documentación presentada ante la Oficina Anticorrupción.

Tras la difusión de la Declaración Jurada del Primer Mandatario, el Gobierno le bajó el tono a la polémica que generó el apartado «depósitos en el exterior» con la localización en Bahamas, idéntico lugar en el que aparecía registrada Fleg Trading Limited, la sociedad offshore revelada en los Panama Papers. Sostuvo que esos $18 millones son «el mismo dinero que tenía depositado antes en Estados Unidos y Suiza con el banco Merrill Lynch. Lo que sucedió es que el banco Julius Baer compró Merrill Lynch y cambió su domicilio a Bahamas. Es sólo un cambio legal del agente financiero», se informó oficialmente. La compra de la cartera de clientes de banca privada de Julius Baer al Merril Lynch efectivamente existió, pero ocurrió en agosto de 2012. Macri presentó sus DDJJ habituales como Jefe de Gobierno y como candidato presidencial pero siempre mantuvo la locación de esos fondos en Suiza y en Nueva York, algo que sólo cambió en su última presentación. No se informó entidad bancaria ni tipo de cuenta, sólo el monto y la ubicación.

Si bien esa cartera cambio de manos, Merrill Lynch continúa activo con todas sus sucursales y en las plazas en las que operaba. Julius Baer mantiene, a su vez, su sede en Suiza. «Wealth Managment» fue la unidad que adquirió, tal la nueva denominación de la banca privada.

Según fuentes del mercado financiero, una fusión entre entidades o un traspaso de carteras de clientes no afecta la locación de los fondos aplicados. Ese dinero mantiene la jurisdicción donde fue radicado, salvo una orden expresa del cliente, por escrito, que permita transferirlos. Esas órdenes son manejadas en estricta confidencialidad entre los clientes y los agentes de banca privada. En el sistema bancario offshore no existe la posibilidad de mudar fondos por decisión unilateral de la entidad. Es por eso que la causa que instruye Sebastián Casanello busca indagar en las últimas declaraciones juradas y en los datos financieros del mandatario y su entorno.

Los investigadores comenzaron a preguntarse por qué motivo Macri habría mudado sus ahorros desde una plaza segura a lugares conocidos como guaridas fiscales, con regulaciones más laxas y menores niveles de seguridad jurídica. El Presidente también afirmó que daría la orden al «administrador» para que repatrie esos fondos. Sin embargo, no especificó si se refería al fideicomiso de Seguridad Fiduciaria SA o a los denominados «family office», o encargados de la administración y rendimiento de fondos, utilizados por muchos empresarios.

El banco Julius Baer, fundando en 1890, también fue protagonista de un escándalo reciente: se acreditó la participación en transacciones vinculadas con el Fifagate. De acuerdo con la agencia Bloomberg y a diario suizo KeirRadnedge el exejecutivo argentino de esa banca, Jorge Arzuaga, está colaborando con el FBI en la recolección de pruebas por sobornos y lavado de dinero. Se convirtió así en el primer banquero en colaborar con las autoridades en la investigación. En la Argentina estaba ligado a Julio Grondona y a Alejandro Burzaco. La entidad, por haber ayudado a sus clientes norteamericanos a evadir impuestos debió pagar este año u$s 547 millones de multa. Según la información, Arzuaga, el representante argentino del banco está detenido en Estados Unidos. «La privacidad y la discreción siempre tendrán demanda», declaró al diario El País de España uno de los principales ejecutivos de Julius Baer, que quedó en el ojo de la tormenta por acusaciones en varios países por crear estructuras para la evasión.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: