COINCIDENCIAS. Hugo Chávez y Luis Salinas, el escritor, nacieron el mismo día

Me acabo de enterar. El comandante Hugo Chávez Frías y mi hermano Luis (Antonio) Salinas nacieron el mismo día. Mi hermano, además, murió un 8 de octubre (de 2007), fecha oficial tanto del cumpleaños de Perón como del asesinato de Ernesto «Che» Guevara. Llevo a mi hermano -el escritor de la familia- en mi corazón, dónde también hay lugar para Chávez. Y encima, otro escritor, Leo Killian, me acerca una rarísima foto de la primera, casi inadvertidam visita de Chávez a la Argentina, correspondiente, según me informa, a una charla que dio el Centro de Estudios Nacionales Arturo Jauretche, que entonces estaba «en la calle Salta, en San Telmo» (lo que no puede ser, seguramente ha de ser en Montserrat, ya que esa calle lo atraviesa y se interna luego en Constitución). Killian precisa que quien está al lado del comandante es Jorge Enea Spilimbergo (para los jóvenes: un gran dirigente de la izquierda nacional que trabajó hasta su vejez como redactor del diario Crónica) y adjunta una copia escrita y firmada por el propio comandante que este mostró en un acto realizado en Esteban Echeverría en ocasión de su segunda visita, y cuyo original, precisa, se lo robó un bribón… ya denunciado por sus hurtos por el gran maestro Norberto Galasso, cuyo 80º cumpleaños se celebró ayer (felicidades Norberto, y que cumplas muchos mas con la misma clarividencia que ahora). Como ven, todo tiene que ver con todo.

No quiero cerrar estas líneas sin piropear a Cristina: Cuando tantísimos se olvidan de Venezuela como dando por descontado que el imperialismo arrasará con todas las muchas conquistas obtenidas durante los gobiernos bolivarianos, ella, reconociendo en el comandante el mayor impulsor de la integración de Suramérica y el Caribe, le rinde homenaje a sabiendas de que ese gesto parte aguas: de un lado las patriotas de la Patria Grande, del otro lado los que, dicen los cubanos, son comemieldas.

A continuación, la copias de las fotos de marras (son malas, vuele a expliacarme, porque no tiene los originales para hacer otras mejores), una de ellas escrita y autografiada por Chávez. Cierro este breve envío con una foto de Luis, una tarde de verano, quizá en casa de su amigo Tony Vázquez que aparece detrás. En la cárcel, por su voracidad bautizaron a Luis «Piraña», de lo que le quedó Piri. Pero cuando era el más joven de los militantes de nuestra pequeña agrupación antecesora de la UES (llamada primero AREN y luego MAS, como otras de Santa Fe, Rosario y Córdoba) su apodo era «Gurí». Donde quiera que estés, Luis, te extraño mucho.

 

Chavez2     Luis en lo de Tony V{azquez

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *