AL KASSAR. Preso en EE.UU. demandó a España por doblegarse y extraditarlo

index

El denunciante, en épocas más dichosas.

Debajo de estas líneas va un despacho de EFE que el diario ABC publicó el pasado martes 26 sin que -que yo sepa- en la Argentina alguien se haya hecho eco. Algo muy curioso si se tiene en cuenta que importantes juristas contratados por la DAIA (León Arslanian, Andrés D’Alessio, Ricardo Gil Lavedra, Raúl Zaffaroni) coincidieron con quien escribe, en 1997,en la necesidad de investigar el posible protagonismo de Al Kassar en la instigación de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA… acusación que, por cierto, luego la DAIA nunca más volvió a refrendar.
Estados Unidos hizo trampa y consiguió que se lo detuviera en España y se lo extraditara con el argumento de que había querido venderle armas a las FARC colombianas, y que éstas bien podrían haberlo usado para matar ciudadanos (asesores militares del ejército colombiano) estadounidenses, es decir por un delito no consumado, en grado de tentativa, lo que hubiera sido imposible que ocurriera de acuerdo a las leyes argentinas.

MI hipótesis es que Al Kassar fue efectivamente el instigador de ambos atentados, al igual que antes, a fines de 1998, del derribo de un Boeing de PanAm sobre la aldea de Lockerbie, y que cometió todos estos actos terroristas -y posiblemente otros varios- con la luz verde del Mossad y de la CIA. Y que por eso, precisamente, el imperio decidió ponerlo a la sombra y garantizar que muera a la sombra y sin abrir el pico. Lo que hicieron en el pasado con Al Capone y están haciendo también ahora (con el auxilio de Francia) con el general Manuel Noriega.

Prueba de ello es que lo mantienen en régimen de aislamiento. Al Kassar está enfermo de diabetes y es insulino dependiente. Su abogada es la misma que asiste devotamente a Ilich Ramírez, “El Chacal”. JS

Monzer al Kassar reclama a la ONU anular su extradición de España a Estados Unidos

 

al-kassar

El traficante sirio Monzer al Kassar, que cumple pena en Estados Unidos por una venta de armas a la guerrilla de las FARC, va a denunciar a España ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU para reclamar que se anule su extradición en 2007 a ese país y exigir una indemnización.

La abogada francesa de Al Kassar, Isabelle Coutant-Peyre, avanzó hoy a Efe que mañana enviará a esa instancia de Naciones Unidas con sede en Ginebra la comunicación con la que pretende que su cliente sea devuelto a España y se le restituyan los bienes que le fueron requisados por Estados Unidos.

“España -advirtió Coutant-Peyre- va a verse bastante avergonzada” porque esta comunicación va a ser transmitida a los países miembros y pondrá en evidencia las “presiones” que sufrió de Estados Unidos para que le entregara a este hombre, que está encarcelado en la prisión de máxima seguridad de Terre Haute, Indiana, donde “está considerado un terrorista”.

La letrada inicia este trámite contra España -que podrá hacer observaciones a su escrito antes de que el Comité de Derechos Humanos se pronuncie- teniendo en cuenta que no puede hacerlo contra Estados Unidos, porque no ha ratificado el protocolo que permite a un particular que se considera víctima recurrir a él.

De acuerdo con su argumentación, Al Kassar fue detenido en Madrid el 7 de enero de 2007 a instancias de Estados Unidos y luego extraditado a ese país el año siguiente “exclusivamente por un motivo político”, en particular su vinculación con el Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP).

Para su abogada francesa, Washington actuó contra él porque no aceptó que la justicia española lo hubiera absuelto en el juicio por el atentado en el buque italiano “Achille Lauro” perpetrado en 1985 en el Mediterráneo por un comando del Frente de Liberación Palestina Abu Abbas.

Y lo hizo con una operación de la agencia antidroga estadounidense (DEA) que utilizó pruebas “enteramente fabricadas” y que actuó “de forma fraudulenta en el territorio español”.

Agentes de la DEA, siempre según su versión, se hicieron pasar por representantes oficiales del Gobierno de Nicaragua para así montar un dossier que se utilizó para que, una vez en Estados Unidos, fuera condenado a 30 años de cárcel por una supuesta venta de armas transformada en una transacción en beneficio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Por eso estimó que la demanda transmitida a España “resultaba de una operación ilegal cometida por un servicio de un Estado extranjero en violación de la soberanía de España y por eso debe ser declarada ilegal”.

Coutant-Peyre insistió en que la acusación de la DEA “fue una invención” y que en el proceso en Nueva York “no se presentó ninguna prueba” de que las armas fueran dirigidas a la guerrilla.

En su comunicación, Al Kassar considera que la sentencia de 30 años que se le impuso en 2009 infringe el acuerdo que dio Madrid a su entrega a Estados Unidos, bajo la condición de que no se le impondría ni la pena capital ni otra de por vida.

La letrada considera que, teniendo en cuenta la edad de su cliente (71 años en la actualidad), su estado de salud y la esperanza de vida de los internos, esa pena es “de facto” una condena a morir entre rejas.

Al Kassar afirma, por otra parte, que en junio de 2008, antes de ser entregado a Estados Unidos, fue “torturado” en la cárcel de Aranjuez donde estaba detenido por una quincena de individuos ajenos al personal penitenciario, y que el director del centro le señaló al día siguiente que había sido una intervención “ordenada desde el exterior” y fuera de su autoridad.

El pasado 1 de junio, la abogada Sara Martínez Lumbreras que representa en España a Al Kassar presentó un incidente de ejecución ante la Audiencia Nacional de Madrid por considerar que se han incumplido las condiciones de la extradición de España a Estados Unidos, y reclamó un régimen penitenciario de semilibertad.

Comentario (1)

  1. Mónica

    a algunos los ponen a la sombra y garantiza nque muera a la sombra y sin abrir el pico. otros se suicidan.

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: