11-S / 9/11 / TORRES GEMELAS / Nuevas pistas indican que habría sido una operación monitoreada por Israel

Muchas dudas persisten aún sobre las verdaderas causas y responsables de los ataques al Word Trade Center. Nuevas evidencias sobre lo ocurrido el 11 de setiembre del 2001 apuntan al Estado de Israel. Philip Giraldi, ex especialista antiterrorista de la CIA, sostiene que las páginas censuradas por Georges Bush del informe final de la “9/11 Comission”, elaborado por el Congreso de los Estados Unidos, revelarían que los atentados fueron planeados y ejecutados por agencias de inteligencia extranjeras. También asegura que el FBI oculta información sobre una operación clandestina que el Mossad  llevo a cabo en esos mismos días. M.A.

Recuerdo que unos pocos días despues de los ataques a las Torres Gemelos y el Pentágono se publicó que el FBI habia descubierto una red de espías israelíes que monitoreaban las actividades de la banda de saudíes que dirigía Mohamed Atta. Y que poco después que habían sido embarcados hacia Israel y expulsados. Nunca más se supo nada mas de ello hasta ahora, gracias a esta nota encontrada por Marra.por Marra Álvarez. JS

El papel de Israel en el 11-S

 

philip-giraldi-mcs-2

Philip Giraldi

AL MANAR NEWS*

La llamada Ley contra los patrocinadores de actos terroristas  (JASTA, por sus siglas en inglés), aprobada por el Congreso de EE.UU contrariando el veto del presidente Obama, permite a las familias de las víctimas del atentado contra las Torres Gemelas ―ocurrido el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York― demandar a Arabia Saudita. Sin embargo, Israel podría verse afectado porque la ley autoriza  también a demandar a otros países, destaca el ex-agente de la CIA Philip Giraldi, según publica el sitio libanes Al Manar.

11s

Mientras poco a poco va conociéndose el papel que jugó Israel en la desestabilización del mundo tras el 11-S, ayudado por sus aliados en el seno del aparato de Estado de los EE.UU, crecen las sospechas sobre que haya sido el responsable último de la operación de falsa bandera que llevó adelante los atentados. “Las suposiciones o conclusiones respecto a sus actividades nunca fueron incluidas en el informe final de la  9/11 Comission para que fueran investigadas”, argumenta Giraldi.

Recuerda al respecto que en 2001 Israel ejecutaba una operación de espionaje cuyo objetivo era monitorear las actividades de los musulmanes, residentes o turistas, en EEUU. La operación encubierta incluía la creación de una serie de empresas en Nueva Jersey, Florida y en la costa oeste en las que participaban un gran número de jóvenes voluntarios cuya tarea era viajar dentro de los EEUU vendiendo diversos productos. Si bien el FBI estaba al tanto del trabajo que fingían desarrollar los supuestos corredores y también que el visado de la mayoría de ellos había expirado, no les prestaba demasiada atención al considerarlos un asunto menor.

Pero la actitud de no interferir en las tareas de espionaje israelí cambió radicalmente cuando, al día siguiente de los ataques, fuentes policiales de Nueva Jersey informaron  que, inmediatamente después del primer impacto en la Torre Norte, varios testigos denunciaron que vieron a tres individuos subidos en el techo de una camioneta estacionada festejando y “saltando de alegría”, quienes tras fotografiarse con las torres gemelas ardiendo como telón de fondo se dieron a la fuga. La policía lanzó  una alerta y logró interceptar el vehículo unas horas más tarde. A bordo iban cinco jóvenes israelíes de entre 22 y 27 años. Llevaban consigo pasaportes de varias nacionalidades, casi 6.000 dólares en efectivo y pasajes de avión abiertos para viajar al extranjero, además de algunos explosivos. Al ser interrogados, dijeron que no habían desarrollado actividad alguna contra el gobierno, y que todos los pertrechos que les habían decomisado les eran necesarios para la misión encubierta que desarrollaban. Los cinco trabajaban oficialmente para una empresa de mudanzas llamada Urban Moving Systems, cuyos empleados eran mayoritariamente israelíes. El 14 de septiembre, después de recibir la visita de la policía, el dueño de la empresa de mudanzas abandonó el país con destino a Tel Aviv. 

Lo que llamo la atención de Giraldi y motivó que se interesara en el hecho e iniciara una investigación es que la dirección del FBI recomendó cerrar la investigación el 24 de septiembre de 2001, apenas 13 días después del atentado. Los cinco israelíes detenidos se negaron a declarar y pasaron 71 días en prisión hasta que fueron expulsados a Israel con la única acusación de haber violado su visado, tal como consta en una carta del Servicio Federal de Inmigración.

mossad

“No existen pruebas concretas de que la operación clandestina del Mossad esté directamente involucrada con el 11-S, pero la actitud del FBI de restarle importancia a lo sucedido con esos ciudadanos israelíes y la operación encubierta que decían estar desarrollado nunca me convenció. Israel tenía los medios, la capacidad y el acceso requerido para derribar el World Trade Center usando explosiones controladas”, subraya Philip Giraldi. “Han pasado ya 15 años de los atentados y es necesario esclarecer todo lo que entonces sabía (y sabe) el FBI acerca de la magnitud y el modus operandi del espionaje israelí dentro de los Estados Unidos”, agregó.

“¿Tenía Israel conocimiento, ya fuera a grandes rasgos o en detalle, sobre lo que ocurriría el 11S? ¿Podría haber dejado que los atentados se produjeran para vincularse de manera más estrecha a Washington en una ‘guerra global contra el terrorismo?”, se preguntó.

Esta y otra cuestiones sobre lo sucedido aquel 11S no quedarán en la nada. Varios políticos solicitaron una nueva investigación independiente. La realizada inicialmente por la administración Bush, a su juicio, estuvo “a cargo de individuos con interesados en proteger a altos funcionarios del Departamento de Estado y de los servicios de Inteligencia, motivo por el cual no se habría dedicado suficiente dinero, tiempo y acceso al análisis de la información clasificada que “podría incluir datos reveladores sobre el papel que cumplió Israel en los atentados”, concluyó el analista.

*Al Manar es el multimedios de Hezbolá.

       

A %d blogueros les gusta esto: