EEUU – ELECCIONES. Trump es un norteamericano ordinario de gran éxito que plantea un cambio real, dice “el Rasputín de Putin”.

aleksandr-duginFalta menos de un mes para las elecciones presidenciales en Estados Unidos y Donald Trump, que ha causado gran revuelo a lo largo de toda la campaña, se presenta como un peligro hasta para su propio partido. Muchos republicanos directamente no quieren que gane la contienda. Sin embargo, el controvertido analista y filósofo ruso, Aleksandr Duguin (ideólogo del neo-eurasianismo y apodado el “Rasputín de Putin”) sostiene que su victoria no seria precisamente catastrófica. Por el contrario, opina que el magnate es digno de confianza. “Hay gente muy esperanzada, confía en que se volcará hacia los problemas internos del país ”. De todas formas, cree que no tiene posibilidaddes de ganar M.A.

Trump es la verdadera Norteamérica

ALEKXANDR DUGIN / KATEHON.COM

Si no fuera por Donald Trump, esto sería algo muy normal y sin sorpresas, incluso aburrido. Él es, sin duda, la sensación de las elecciones. Donald Trump, por supuesto, es más interesante que Obama. Elegir a un demócrata negro musulmán para llevar a cabo políticas que no se diferencian una pizca de las de un candidato blanco republicano fundamentalista protestante, es un verdadero éxito del Partido Republicano. Pero es imposible repetir tales pasos de nuevo; los demócratas han presentado a la bastante molesta Hilary. De hecho, dado que el género es una tendencia, ella sería la primera mujer presidente, pero, de todos modos, eso no es tan impresionante.

1440588689_079830_1440593091_noticia_normal

Pero Trump … Él es una sensación. De hecho, se trata de un cambio real en el escenario habitual. Los republicanos, así como los demócratas, son los representantes de las élites gobernantes de Estados Unidos. Es una parte especial de la sociedad, que está bastante lejos de los estadounidenses comunes y corrientes. Esta élite tiene en cuenta no los Estados Unidos, sino el mundo, no la sociedad, sino increíbles sumas de dinero que no están al servicio de las personas, una utopía abstracta del gobierno mundial y la oligarquía financiera mundial. La élite estadounidense ni siquiera es estadounidense. Por lo tanto, está Donald Trump, que es duro, áspero, dice lo que piensa, es grosero, emocional y, aparentemente, sincero. El hecho de que él sea un multimillonario no importa. Él es diferente. Es un norteamericano ordinario de gran éxito. Él es EE.UU. en crudo, sin brillo y sin la élite globalista. A veces es desagradable y violento, pero es lo que es. Es la verdadera Norteamérica.

Muy probablemente, Donald Trump es otro producto diseñado, una figura virtual. Sin embargo, es él quien hace que la gente se sienta fresca y esperanzada. Él es digno de confianza: el pacificador negro prometió cambiarlo todo, pero fue incapaz de cambiar nada, nada en absoluto, y Hilary Clinton, con una cara de póquer rápidamente envejecida, no promete cambiar nada. Tal vez Trump sea capaz de hacer que los Estados Unidos vuelvan a sus fronteras naturales.

trump¿Quizá ese desagradable pelirrojo yanqui de saloon se volverá hacia a los problemas del interior del país y dejará sola a la humanidad, que está cansada de la hegemonía estadounidense y de su política destructiva de caos, ríos de sangre y revoluciones de color?

Trump es un líder. Muy probablemente es una falsificación, pero incluso si no lo es, no tiene ninguna posibilidad de ganar, ya que las élites globalistas y la oligarquía financiera controlan prácticamente todo en los EE.UU.

Pero queremos poner la confianza en Donald Trump.

Votar por Trump, y ver que ocurre.

 

A %d blogueros les gusta esto: