MACRI y una foto que dice mucho

unnamed

En su afán de esconder a la intendenta Verónica Magario, los publicistas que siempre acompañan a Macri se descuidaron cuando el presidente, la gobernadora Vidal y el ministro de Transporte fueron a mirar las obras del metrobus y dejaron que un trabajador ocupara el lugar que se supone debía ocupar Macri en la foto. Con el resultado de quien ocupó el primer plano puso los dedos en “v”, en inocultable confesión de su adscripción peroniokirchnerista. Para más inri de Macri, otro trabajador hizo lo propio (fíjense en el margen inferior izquierdo) aunque en plan guerrilla, escondiéndose. Lo que volvio a repetir (ver abajo) en la foto que publicó La Nación. Ídolo.
Esta foto se suma a la del tripulante del avión que llevó al presidente a Roma para a tener breve encuentro familiar con el Papa Francisco, y obligado por cortesía a sacarse una foto con el pasajero, cruzo los dedos en “v” por detrás de su espalda. Que a su vez reconoce un antecedente notorio en aquella otra en que un presidente de mesa electoral le da la mano al ex presidente Menem y con la mano izquierda se toca ostensiblemente el testículo de ese lado.
Antes de que se cumpla un año de su mandato, un Macri que no puede evitar que salgan a la luz sus sentimientos miquivainillescos, es incapaz de tocar un timbre, subir a un colectivo, subte o tren sin amañar la escena como en la película Matrix por temor a la repulsa social.
Pero está obligado a sacarse fotos. Y entonces algunos laburantes ven llegada la hora de vengarse. Eso si, amablemente.

otra-mas

A %d blogueros les gusta esto: