VENEZUELA – RUSIA. Alexander Dugin: “Moscú debe apoyar a Maduro, incluso militarmente”

Cuando el orden unipolar comenzó a desmoronarse en Eurasia, Washington volvió su mirada hacia a América del Sur, asevera Alexander Dugin, influyente politólogo ruso, filósofo, historiador y decidido opositor al liberalismo imperante en occidente. Pero «todo resultó bastante alarmante para los EE.UU» que se encontraron con  regímenes partidarios de un orden mundial multipolar: Néstor y Cristina, Lula y Dilma,  Evo Morales, Rafael Correa y Hugo Chavez, sucedido por Maduro. Por tanto, “casi toda América Latina le era contraria”.

Sabemos de los “artilugios” que utilizó el Imperio para correr de la escena a algunos de los gobiernos progresistas. La difamación, el  ‘impeachment’, el acoso judicial-mediático… Pero en Venezuela, enemiga radical de la hegemonía norteamericana desde épocas del Comandante Chávez, no han funcionado hasta ahora ninguno de  estos métodos. Entonces, Washington “apostó por una revolución de color”, señala Dugin a quién muchos consideran el mentor ideológico de Vladimir Putin.

Según Dugin, las revoluciones de colores, que tienen como objetivo establecer la dominación de EEUU y del capitalismo global, se organizan de diferentes maneras de acuerdo a las condiciones de cada país. En Europa y Oriente Próximo, se utilizó el fantasma de la izquierda. En Venezuela y en otros países de América Latina, donde EE.UU suele ser odiado, se recurre a las protestas ideológicamente liberales.

Intuyendo que “el ejército de Soros” —así denomina al capitalismo global— habiendo doblegado ya a Brasil y Argentina, prepara una estocada letal contra Venezuela antes de cantarle  jaque mate a lo que resta de la Patria Grande, Dugin afirma que Rusia debe prestarle a Venezuela todo tipo de apoyo, incluso militar. M.A.

Alexander Dugin: Rusia debe apoyar a América Latina frente a embates de EEUU

 

alexander-dugin

En los últimos años se observa una creciente influencia norteamericana en América Latina. Rusia debe proporcionar a las naciones suramericanas todo tipo de apoyo, incluyendo el militar, opina el filósofo y politólogo ruso Alexandr Duguin.

 

VK LIVEJOURNAL / SPUTNIK

Cuando el orden unipolar comenzó a desmoronarse en Eurasia, Washington volvió a centrarse en América del Sur y allí «todo le resultó bastante alarmante». Gobiernos de izquierdas que tienden a un orden mundial multipolar se establecieron con los Kirchner en Argentina, Lula da Silva y Dilma Rousseff en Brasil, Evo Morales en Bolivia y el anticapitalista Rafael Correa en Ecuador. El difunto feroz combatiente contra la hegemonía estadounidense en Venezuela, Hugo Chávez, fue sucedido por Nicolás Maduro. Casi toda América Latina estaba en el campo contrario a EEUU, subrayó Duguin.

Fue entonces cuando Norteamérica se dio cuenta de que tenía que tomar medidas al respecto. «Los protegidos de Washington llegaron al poder en América Latina de diferentes maneras, por ejemplo, a través del ‘impeachment’ en Brasil». Pero en Venezuela, enfocada radicalmente en contra de la hegemonía norteamericana desde la época de Chávez, los métiodos ordinarios no funcionaron. Entonces, Washington apostó por una revolución de color, indicó el politólogo.

chavez-lula-evo-y-nestor

Duguin señaló que las revoluciones de colores —que en todos los países tienen la misma meta: establecer la dominación de EEUU— se organizan de diferentes maneras, dependiendo de las condiciones locales: en Europa y Oriente Próximo, a menudo utilizaron la retórica de la izquierda. Sin embargo, en la Venezuela de izquierdas y socialista y en otros países de América Latina, estos métodos no funcionan: cualquier izquierdista allí odia a EEUU y, por lo tanto, todas las protestas, incluyendo las de Venezuela, son ideológicamente liberales. «En ellos el ejército de Soros es puramente liberal, diseñado para poner al país bajo el control directo de Estados Unidos y del capitalismo global», destacó el analista.

Rusia debe proporcionar a Venezuela cualquier tipo de apoyo, incluyendo el militar, sostiene Duguin. Además, propone, es imprescindible que Venezuela se incorpore a la OCS (Organización de Cooperación de Shanghái), la OTSC (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva) y la Unión Euroasiática, lo que hará del país «un bastión fiable» para todas las fuerzas amantes de la libertad en América Latina.

«Fue en Venezuela dónde el héroe de la liberación de América del Sur, Simón Bolívar, comenzó su lucha. Que la segunda ola de la descolonización se inicie desde el mismo lugar. Hay que apoyar a Maduro», concluyó Duguin.

 

Comentario (1)

  1. Ana Lía Pujato (@pujapais)

    claro y directo…informe de la situación.
    y el cierre, impagable!
    supongo que los venezolanos ya habrán escuchado eso; x si, se lo mandé a una amiga de allá.
    pd: será que la izquierda europea hizo/hace autocrítica? mayo francés, checoslovaquia, polonia (y antes y después).

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: