DÓLAR FUTURO. La animosidad de Bonadío hacia Cristina es clamorosa: rechazó prorrogar por 72 horas su presentación en el juzgado para hacer simples trámites administrativos

Cristina denunció (ver debajo texto completo), a través de las redes sociales, que es víctima de la “enfermiza animosidad” de Bonadio. Además, que en la causa dólar futuro, la actitud del  juez  configura “una inocultable violencia institucional”. También, reveló que “le prohibió” utilizar tarjetas de crédito y lo acusó  de llevar adelante “una inédita restricción a la libertad económica que este Gobierno dice haber venido a defender”. Aunque no está obligada por ley, el juez  le exige que concurra a los tribunales de Buenos Aires para realizar dos trámites judiciales que podría cumplir perfectamente en Río Gallegos, dónde se encuentra su domicilio legal. Así, el próximo viernes 25, deberá presentarse en Comodoro Py por dos simples diligencias administrativas: la toma de sus huellas dactilares y un estudio socio-ambiental. Alli estaremos. M.A.

Con ustedes, Cristina:

Violencia institucional y distracción. Nada nuevo bajo el sol

 

Bonadío notificó a mi representante legal que, quien subscribe, debía estar en Buenos Aires el día 25 de Noviembre a las 11 de mañana, para realizar dos trámites judiciales simplemente administrativos: 1ro, tomar huellas dactilares (vulgarmente conocido como tocar el piano) y 2do, realizar informe socio-ambiental de quien esto escribe.

9-de-diciembre-2015-cristina-kirchner-plaza-de-mayo-despedida

Todo ello debido a la confirmación de nuestros procesamientos en la causa “dólar futuro”, por parte de la Sala II, (Dres. Irurzún y Farah). Cuando digo nuestros procesamientos me refiero al mío, al de Axel Kicillof, Alejandro Vanoli, y todo el directorio del BCRA durante nuestra gestión de gobierno.

La causa de “dólar futuro”, que como ya se sabe son contratos que cobraron miembros del actual gobierno después de haber devaluado y fijado ellos el precio. La causa de los contratos de “dólar futuro”, que como casi nadie sabe, pudieron ser cobrados SOLO porque Bonadío, el mismo que los calificó como ilícitos y por ello nos procesó, AUTORIZÓ SU PAGO dos veces consecutivas. Sí, tal cual como lo lees, Bonadío autorizo el pago de los contratos que calificó de actos ilícitos. El Estado de derecho, bien gracias.

Como es público y notorio, vivo en Río Gallegos, a más de 2500 km de distancia de la CABA. Y como es menos público y menos notorio, LA LEY (Art. 132 del CPPN y Art 99 del reglamento para la Jurisdicción en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal) prevé para estos casos que los trámites se hacen en el domicilio real: “… Cuando los domicilios se encuentren fuera del radio prescripto por el Anexo X correspondiente del Reglamento, la información socio-ambiental deberá solicitarse, SIN EXCEPCIÓN, a la comisaria de la localidad correspondiente”.

El texto  del Art. 99 es algo obvio, mal podría hacerse un informe socio-ambiental fuera del “ambiente”, valga la redundancia, donde efectivamente reside la persona. Pero ya se sabe, explicar lo obvio y caer en incongruencias es toda una especialidad nacional, especialmente en el ámbito de este Poder Judicial. Sin perjuicio de la Ley vigente por la que me asiste la razón, me es imposible estar en CABA para este viernes (recordar que se trata de simples trámites administrativos), por lo que le pedí al Dr. Beraldi que solicitara que dichas dirigencias se realizaran – respetando día y hora – en la sede del Juzgado Federal de Río Gallegos.

El mismo juzgado al que concurrí el 17 de Noviembre para prestar declaración testimonial nada menos ni nada más que en una causa de enorme importancia institucional como es la que investiga la muerte del hijo de un expresidente de la República, donde el juez Federal que interviene en esa causa no me hizo ir a San Nicolás, provincia de Buenos Aires  – donde tramita el expediente – sino que actuó como dice la Ley.

El juzgado de Río Gallegos, en el que el mismísimo Bonadío a través de una videoconferencia le tomó declaración testimonial a la persona que cuida mi jardín en El Calafate desde hace más de 20 años,  y que nada tiene que ver con la persona que los medios de comunicación se cansaron de presentar como  “el jardinero de Cristina”, dicho sea de paso. Sin embargo, conociendo el paño (léase Bonadío) y para evitar un conflicto, le dije al Dr. Beraldi que en caso de que se desconociera lo que la ley establece, solicitara nueva audiencia en Buenos Aires a partir del 1 de Diciembre para realizar los simples trámites administrativos. O sea, SOLO 72 HS HABILES después de la fecha fijada originalmente para el día 25 de Noviembre, ya que me resulta imposible viajar antes.

Y una vez más se produjo lo que viene siendo una constante por parte de Bonadío: Una enfermiza animosidad contra mi persona y que se traduce en una ya inocultable VIOLENCIA INSTITUCIONAL. Porque en definitiva y más allá de la personalidad de Bonadío se trata de un integrante del Poder Judicial que viola leyes escritas y derechos y garantías constitucionales y que es corporativamente “protegido” por ese mismo Poder, en un sistema de complicidades que asusta. Un funcionario del Estado con poder sobre la libertad y patrimonio del resto de los ciudadanos en lo que se conoce como “asimetría de poder” que fundamenta el concepto de violencia institucional.

Es el Juez que – entre otras cosas – HA PROHIBIDO que la que subscribe… tenga tarjetas de crédito. Sí, así como se lee, Cristina Fernández de Kirchner no puede tener tarjetas de crédito porque Bonadío lo ha prohibido en la causa de “dólar futuro”. O sea que no solamente me prohíbe tener una tarjeta de crédito – como cualquier ciudadano – y por lo tanto tener acceso, precisamente, al crédito, sino que constituye una inédita restricción a la libertad económica que este Gobierno dice haber venido a defender.

Bonadío, el mismo que allanó mi casa con gendarmes y arquitectas del Tribunal de Tasación de la Nación ¿Para hacer una tasación? ¿O para ver que había dentro? Las funcionarias estaban sorprendidas porque pensaban encontrarse “con algo lujoso”. Seguramente por esa razón no exhibieron ninguna de las fotos tomadas en una casa a la que muchos dirigentes han venido y saben cómo es. No sé cuántos de los que “hablan” en este país pueden aguantar una exhibición fotográfica de dónde viven y cómo viven. Sin ir más lejos, podrían haber visitado algunas casas que están en el mismo barrio donde viven miembros de la oposición. Tal vez en sus casas podrían encontrar lo que vinieron a buscar en la mía.

Bonadío, el mismo juez que allanó la casa de mi hija Florencia, que vive sola con su hija de 1 año y una señora que la ayuda, en el barrio de Monserrat. También con la excusa de una tasación, pero acompañado por una cantidad asombrosa – para el procedimiento – de policías de la Metropolitana que se pasearon por el departamento de mi hija, la que debió proteger a mi nieta Helena cambiándola de lugar permanentemente, para que la nena no pudiera ver tamaño despropósito. No recuerdo ningún procedimiento semejante en la casa de los hijos de ningún expresidente, pese al alto grado de exposición mediática y responsabilidad institucional que tuvieron algunos de ellos.

El mismo juez que hace pocos meses me obligó a viajar más de 5.000 km (ida y vuelta) solo para notificarme la resolución por la cual nos había procesado en la causa “dólar futuro”. Para que se entienda: viajé más de 5.000 km solo para firmar un papel en el expediente (en eso consiste notificarse) que podría haber firmado en el juzgado de Río Gallegos, tal como además lo había autorizado el propio fiscal de la causa. Sí, el fiscal, que es el que acusa y que por su propio rol no está obligado a ser imparcial, aunque si objetivo. Es público y notorio también que soy la única persona en dicha causa que vive a semejante distancia.

A propósito del fiscal… ¿Por qué razón Bonadío no solo no le corrió traslado de nuestro pedido de cambio de fecha, sino que mucho más grave todavía: No le ha corrido traslado desde hace más de diez días para que el fiscal pueda hacer la acusación para ir a juicio oral? ¿No era que negó el cambio de fecha porque decía que se retrasaba el juicio oral? Mentiroso, igual que el Gobierno que en eso de mentir hace escuela.

¿O tal vez la inexplicable e ilegal negativa de Bonadío a cumplir con la ley y respetar derechos, se debe a la necesidad de ARMAR TITULARES Y FOTOS para el fin de semana largo?

¿Será PARA DISTRAER A LOS ARGENTINOS y que se olviden de cómo disfrutaban los fines de semana largos, cuando se podían ir algún lado o si se quedaban podían hacer asados con los amigos o salir a comer afuera o disfrutar con la familia cines y confiterías?

Aunque pensándolo bien, aquí en Gallegos está la Unidad Carcelaria Nacional N°15, la misma donde estuvieron detenidos Cámpora, John William Cooke y José Espejo, Secretario General de la CGT, entre otros. Por ahí a Bonadío o alguien del gobierno se le ocurre algo.

No me estoy quejando. En absoluto. En un país donde las grandes mayorías ya no pueden llegar a fin de mes, donde la desocupación y la precarización laboral constituyen nuevamente una preocupación social después de 12 años y medio de constantes avances, quejarse por que un juez te prohíbe tener tarjeta de crédito no parece justo. En un país donde la policía ha vuelto a actuar en forma violenta en manifestaciones populares o arrasan casas y derechos en los barrios periféricos o en las villas, quejarse por un allanamiento resulta casi una cuestión menor.

 

14906857_1127612237335419_6996238001753491507_n

En un país donde Milagro Sala sigue presa, ignorando el pedido de libertad inmediata realizado por la mismísima ONU, hablar de violencia institucional es hablar de lo cotidiano. Lo cotidiano no sólo son jueces como Bonadío, mascarón de proa de un poder del Estado que hoy es motivo de disputas obscenas y mafiosas entre distintos sectores del gobierno, que se quieren disfrazar  de “transparencia” e “independencia”. Nadie puede creer, sensata y sinceramente, que las peleas públicas y mediáticas entre dirigentes de clubes de fútbol, abogados presidenciales, vendedores de jugadores  – devenidos en espías – y otras yerbas tengan algo que ver con la tan mentada independencia del Poder Judicial. Es un bochornoso escándalo.

Quien ha sido elegida por dos veces consecutivas Presidenta de la Nación con el voto popular y que en ejercicio de esa representación llevó adelante la política de Derechos Humanos más importante de la que se tenga memoria, que nos valió el reconocimiento internacional, que impulsó un proceso político, económico y cultural de inclusión y movilidad social ascendente – sin precedentes en las últimas décadas -, la promoción de los jóvenes y las mujeres como sujetos políticos y que finalizó su mandato en una Plaza de Mayo desbordada en las principales avenidas – constituyendo un hecho inédito en nuestra historia -, va a estar siempre a derecho como lo ha estado hasta ahora, así lo demuestran todas y cada una de mis presentaciones.

Pero sobre todo debe estar preparada para sufrir persecución política y violencia institucional.

Y si no, vean cómo les ha ido a los que se tuvieron que ir en helicóptero después de haber rematado el país – mega canje, blindaje y corralito mediante – después de haber declarado el Estado de sitio y haber dejado a más de 30 muertos en las Plazas de la República. Algunos están de vuelta en el gobierno y otros son figuras infaltables en cócteles y encuentros diplomáticos de ya sabemos dónde.

No hay que ser demasiado perspicaz para comprender lo que siempre le ha pasado a los gobiernos populares, nacionales y democráticos. Nada nuevo bajo el sol.

Cristina

Comentario (1)

  1. Seba

    Como siempre que habla , es esclarecedora!

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: