FENÓMENOS. Las mil y una muerte de Fidel y las “investigaciones” del mago Chan-Tan

 

Foto: Fidel: “Pero qué dice este chico” // Con el autor tenemos la coincidencia de haber sido ambos víctimas de las difamaciones del ex mago Cris-Chan-Tan, que presa de un inexplicable antikirchnerismo visceral se hundió en el ridículo como explica aquí Alejandro Agostinelli. Que me envió esta nota publicada en su blog Factor (o Factor 3024, que no me aclaro). La disfrutarán. JS

Las falsas muertes de Fidel y el capítulo más bizarro

POR ALEJANDRO AGOSTINELLI / FACTOR

Durante años falsas noticias sobre “la muerte del dictador cubano” gozaron de buena salud. Pero hay una que se lleva  el premio mayor: en el año 2009, Christian Sanz, editor del sitio Tribuna de Periodistas, reclamó al oficialismo una foto del encuentro que mantuvieron esos días Fidel Castro y Cristina Fernández de Kirchner. Sanz pidió la imagen insinuando que en realidad el encuentro nunca había sucedido. Cuando el gobierno difundió la foto, Sanz corrió el arco y acusó a los gobiernos de Cuba y la Argentina de haber “falsificado la fotografía”. Detrás de todo esto rumiaba la delirante sospecha de que una conspiración pretendía hacer creer que Fidel “había muerto”, siendo el plan “mostrarlo vivo” con Cristina.

Como siempre, Factor pone la lupa donde nadie mira mientras lo importante sucede en otra parte.

fidel-cfk

El vaticinio de la muerte de Fidel Castro nunca faltó en la agenda de los astrólogos y horoscoperos: su vigencia, junto a la “inminente” abdicación de la Reina Isabel II, estuvieron omnipresentes en las bolas de cristal de la época. También abundaron las falsas noticias sobre la muerte del, ahora sí, difunto líder de la revolución cubana, a veces como rumores difusos, otras como afirmaciones tajantes, con picos durante las temporadas en que alguna enfermedad lo alejaba de las actividades públicas.

fidelmuerto5b15dml1

Falso “Granma” hecho por anticastristas.

Las oleadas de rumores más intensas sobre su desaparición física coincidieron con su vejez y los achaques propios de la vejez, claro, pero sobre todo a partir del nacimiento de internet y el auge de las redes sociales: estas “noticias” recrudecieron en 2006, 2009 y en enero de 2015 (como da cuenta en este artículo James J. Pancrazio, profesor de la Universidad de Illinois).

Los medios comenzaron a inventar o a salir a la pesca de más rumores en torno a la salud de Castro desde el 31 de julio de 2006, cuando anunció que delegaba el poder en forma provisional a su hermano Raúl, mientras él se recuperaba de una intervención quirúrgica intestinal. En febrero de 2008, como sus problemas de salud eran ciertos, confirmó que su alejamiento era definitivo.

En 2006 circuló la versión de que tenía cáncer. En marzo de ese año, el sitio Indymedia publicó la nota “Muere en La Habana el dictador Fidel Castro”. La rápida desmentida de una embajada les obligó a recular y, como ya es costumbre en los medios poco confiables, retiraron el artículo en un par de horas sin dar explicaciones (*).

En noviembre de ese año la versión se renovó con la difusión de una foto trucada en la que aparecía el cuerpo sin vida del Comandante bajo el título “Fidel Castro ha muerto”, desmentida por un cirujano español que viajó a atenderlo y afirmó que Castro “no sufre cáncer ni ninguna enfermedad maligna”.

fidel-y-cristina-fernandez

¿Es “trucha” esta foto? Fidel vivía, no tenía por qué esconderse de CFK y el “análisis” de Sanz era paupérrimo.

 

PHOTOSHOPEAME LA CABEZA NENA

De todas esas imaginativas piezas periodísticas tal vez la más increíble fue la que alucinó que el encuentro entre Fidel Castro y Cristina Fernández de Krichner, el cual realmente tuvo lugar el 21 de enero de 2009, fue una falsificación, un pegote hecho con photoshop , ya que el líder cubano “podría no estar vivo”.

Cuando Christian Sanz, editor de Tribuna de Periodistas y editor de Mendoza Post, supo de la visita oficial de CFK a Fidel Castro, su primera reacción fue ponerla en duda. “Hace ya dos meses que el ex presidente de Cuba no recibe a nadie”, escribió, “y existen especulaciones respecto a la posibilidad de que no esté vivo ya. Entonces, si no suele recibir a nadie, ¿por qué Fidel recibiría a Cristina?”. En una lista de preguntas formuladas en modo conspiranoico, Sanz escribía el 22 de enero de 2009: “Si como dice Cristina, Fidel está en tan buenas condiciones, ¿por qué no hubo fotografía del encuentro?”.

Sanz tuvo mala suerte: la foto apareció enseguida.

EL BUEN CONSPIRACIONISTA NUNCA QUIERE PERDER

Claro, a veces cuesta aceptar que las cosas no son como uno quisiera que fuesen. Y si la foto reclamada finalmente había aparecido, pues ésta podía ser falsa. Qué tanto.

La denuncia del ‘falso encuentro’ entre Castro y CFK: para una antología del periodismo bizarro

 sanz-cristina

Sanz (carita de la foto) nunca se encontró con CFK. El rostro del líder cubano “estaba puesto” en el cuerpo de otro hombre, aseguró el “periotrucho”.

Tal vez no nos hubiésemos tomado tantas molestias si el affaire se hubiese cocinado en la salsa de un sitio de mala muerte, con baja difusión y mala reputación. Pero aquellas “dudas” sobre cuya base su autor pretendía crear una “teoría” migraron de Tribuna de Periodistas a Diario Perfil, cuyo alcance es mayor. El 24 de enero, el diario publicó “Desconfían de la veracidad de la foto Cristina-Fidel”. El artículo de Perfil, hoy dado de baja (aunque sigue en línea gracias a Taringa), se hacía eco de “un análisis del periodista Christian Sanz” que “deja entrever la posibilidad, que la foto en la que el líder cubano aparece junto a la presidenta argentina es trucada”, entre otras cosas porque “ésta sólo había sido difundida por la Argentina y no así por el gobierno cubano” (algo que, desde luego, no era cierto).

Así, el sitio alineaba los “rumores sobre la muerte de Castro” con las conclusiones a las que Sanz habría llegado junto a “especialistas en edición de imágenes” (a quienes, por supuesto, no menciona por sus nombres) donde señalaba supuestos “detalles reveladores” como diferencias de altura entre ambos mandatarios, cambios de pixelado y hasta la ropa que llevaban puesta.

sanz

Sanz fue desacreditado hace años, pero muchos productores lo ignoran y continúan invitándolo a sus programas.

En ese momento, un 27 de enero, escribimos un breve artículo para no olvidarnos de incluirlo en alguna próxima antología del disparate.

¿Cuál era el colmo, lo más irrisorio de aquel episodio?  La “desconfianza” de Sanz confirmaba la validez de la frase “cree el ladrón (o el embaucador) que todos son de su misma condición”.

En 2002, el editor de este blog, junto a Max Seifert y Alejandro Borgo, contamos cómo este mismo malandrín había entregado –y probablemente elaborado él mismo– un fax trucho para probar que tenía razón en la explicación de una filmación de un ovni sobre las Torres Gemelas. ¿En qué consistió su defensa? No presentó argumentos ni pruebas y se limitó a publicar una serie de artículos colmados de ataques personales y difamaciones contra quienes lo habíamos desenmascarado.

periodico-tribuna

POST-VERDAD. Después de difundir basura por años, a Tribuna de Periodistas no le quedó otra que publicar la noticia de la muerte de Castro. Esta vez de verdad.

No está demás refrescar otra incongruencia: Sanz, el “elocuente”, había sido fundador del grupo escéptico” (¿?) ASALUP (Asociación Argentina de Lucha contra las Pseudociencias), en rigor un mamarracho que colapsó vergonzosamente cuando saltó el escándalo, ya que, por entonces, Sanz también había sido sorprendido en otros plagios (que publicamos por aquí, aquíallá y que también denunció el colega Juan José Salinas).

El día que Sanz acusó al kirchnerismo de falsificar la foto de CFK con un Fidel que supuestamente ya había muerto.

El falso fax entregado a modo de prueba por Sanz.

El falso fax entregado como prueba por Sanz.. Si querés profundizar, acá hay una info dinámica realizada hace ya 13 años.

La adulteración de aquel supuesto documento, un fax que, según justificó, “había enviado una agencia de efectos especiales Edefex”, fue tan torpe que nos permitió crear una clara infografía sobre cómo desmontar una falsificación.

Ahora bien, ¿cómo transformar a un pésimo falsificador en un “experto en montajes fotográficos”?

Eso hay que preguntárselo a Perfil. Porque Perfil lo había hecho posible.

“Es evidente que todo ha sido parte de una operación que intenta mostrar a Castro en buen estado de salud, al tiempo que devuelve algo de crédito perdido a Cristina Kirchner, especialmente con los espacios progresistas argentinos. Sea cual fuere la motivación, es imperdonable que se haya engañado de tal manera a la sociedad”, escribía Sanz en su Tribuna de Periodistas.

Para terminar, las especulaciones sin fundamento a las que se les da un empujoncito con análisis pretendidamente documentados son la matriz de muchas teorías conspiracionistas . A lo largo de su, digamos, trayectoria, Sanz ha tratado de cimentar habladurías infundadas o totalmente desmentidas, como el presunto asesinato del periodista Juan Castro víctima de “una trama de drogas y poder”, la existencia de una escabrosa “operación” del kirchnerismo para “eliminar” a Julio López, el ocultamiento de las pruebas de un presunto asesinato de Carlitos “Junior” Menem, la idea de que, por haber sido velado a cajón cerrado, Néstor Kirchner se pudo haber suicidado, la acusación según la cual CFK ostenta un “falso título” (que sostuvo con testigos anónimos), la sospecha según la cual la familia Pomar “no murió en un simple accidente” y otras teorías tanto o más descabelladas.

barcelona-1531Un último bocadillo: en su edición del 30 de enero de 2009, la revista Barcelona felicitó a Sanz “por publicar la valiente investigación que demuestra que la foto de Cristina Fernández y Fidel Castro es falsa”. ¿Cuál fue su reacción? “Gracias Totales”, escribió.

Nunca pescó la ironía.♦

Referencias

(*) Burgeño Muñoz, José Manuel. “Los renglones torcidos del periodismo: Mentiras, errores y engaños en el oficio de informar”. Editorial UOC, Madrid, 2009.

A %d blogueros les gusta esto: