DESAPARICIONES. La de Valentín Reales en Rosario recuerda a la de Luciano Arruga. Macri y Lifschitz deberán responder ante la ONU

Hace poco comentábamos aquí la bochornosa destitución del Defensor General de la Provincia de Santa Fe, el Dr. Gabriel Ganon. Se produjo mediante un procedimiento amañado, reñido con derechos constitucionales y supranacionales del mismo rango, y como reacción de la coorporación politica/judicial/policial/delictual que gobierna esa provincia desde hace 9 años, al accionar de quien encabezaba el órgano de la Defensa Pública en defensa de los sectores más desprotegidos de la población santafecina.
Pues bien, la acción del Defensor General Ganon (y así lo mencionó, porque su destitución es ilegal), no se detiene ni aunque -como diría Martín Fierro- “vengan degollando” porque desde el llano sigue defendiendo a los humildes y  oprimidos. El presidente Macri y el gobernador, Miguel Liftchitz, deberán responder ante la ONU por la desaparición forzada de Valentín Ezequiel Reales (foto), ocurrida en Rosario 15 de Noviembre pasado.
Otra vez, las sospechas se centran en la Policía de Santa Fe. Y la inacción del Poder Judicial hace que comparta con aquella estar en la picota.

Los dejo con la nota aperecida en Página/12:

Reclamo de Naciones Unidas por Valentín Reales

Acción urgente por desaparición forzada

 

hqdefault

Gabriel Ganon

El Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas conminó al estado argentino a enviarle información sobre Valentín Ezequiel Reales antes del 1º de febrero de 2017. El chico de 15 años desapareció de su casa en el barrio Cabín 9 el 15 de noviembre del año pasado, poco después de las 20. Se despidió de su familia con un “ahora vuelvo”. “El Comité requiere al Estado parte tomar todas las medidas necesarias para localizar y proteger al niño”, dice una nota enviada ayer, con la firma de Ibrahim Salama, jefe de la Subdivisión de Tratados de Derechos Humanos. La presentación fue hecha desde la Cátedra de Criminología de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario por Gabriel Ganón, acompañado por la Fundación Igualar.

“Según las alegaciones presentadas al Comité, Valentín Ezequiel Reales habría sido detenido en varias ocasiones desde abril de 2016 en razón de su alegado involucramiento con alguna de las bandas de narcotráfico supuestamente manejadas por la policía de Santa Fe. Con ocasión de estas detenciones, habría sido trasladado a la sede de la comisaría 9, cercana a su domicilio. También habría sido detenido por orden de un fiscal con competencia exclusiva en causas de mayores en el pasado mes de junio y fue trasladado a la Comisaría sin que la Dirección de Niñez o el juzgado de Menores estén informados. Durante esas detenciones, el niño Valentín Ezequiel Reales habría sido víctima de torturas”, rememora la nota enviada a Ganón por Salama.

El funcionario de la ONU respondió a Ganón que “en vista de la información proporcionada, el Comité ha activado el procedimiento de acción urgente, enviando una nota al estado parte, en la cual ha expresado su grave preocupación por la integridad física y psicológica del niño y ha requerido la acción urgente del Estado para buscarlo y localizarlo”.

Tras la desaparición de Valentín, la familia fue a la policía a averiguar si había sido detenido. Frente a la negativa policial, presentaron una denuncia por averiguación de paradero. La Fiscalía realizó algunas diligencias de búsqueda, pero “fueron muy limitadas y no han dado resultado”. Ante esta situación, el Comité expresó “su grave proecupación” y requirió al Estado “tomar de inmediato todas las medidas urgentes que sean necesarias para buscar y localizar al niño, tomando en cuenta la obligación reforzada del Estado parte de protección de todos los niños y niñas contra la desaparición forzada (artículo 7.2 b de la Convención)”.

También le pidieron al Estado argentino que informe a la familia de Valentín, así como al Comité, “la suerte y el paradero, y tomar todas las medidas que sean necesarias para protegerlo, liberarlo y para permitir que su familia y sus representantes tengna contacto inmediato con él”.

Entre los puntos que la ONU requiere al estado argentino, se encuentra que “en caso de que el paradero del niño Valentín Ezequiel Reales no pueda ser confirmado, asegurar la adopción de una estrategia integral y exhaustiva para su búsqueda”.

También le pidieron al estado que informe al Comité sobre “las acciones tomadas para permitir la plena participación de los familiares y allegados del niño en la investigación de su desaparición, dándoles acceso directo a la información disponible sobre la evolución y los resultados de la investigación en curso, de conformidad con el artículo 24 de la Convención” (por los Derechos del Niño).

Además, Naciones Unidas aclaró que “proseguirá sus esfuerzos para colaborar” con los denunciantes y “con el Estado parte, mientras la suerte y el paradero de la persona desaparecida no hayn sido esclarecidos”.

La presentación de Ganón, acompañado por la referente territorial Alejandra Fedele, se enmarca en los antecedentes de desapariciones forzadas con participación policial en la provincia, como fueron las de Franco Casco, en octubre de 2014, y de Gerardo “Pichón” Escobar, en agosto de 2015. El 1º diciembre pasado, un chico que fue llevado a la comisaría 2ª fue amenazado por efectivos: “Vas a terminar como Franco Casco”.

Comentario (1)

  1. Ana Lía Pujato (@pujapais)

    en el gobierno provincial santafesino socialista y en el municipal de santa fe ciudad radical todo es obsceno!!!

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: