AAA. Nuevo embate gorila a propósito de la Triple A. Papaleo le responde a Alejandro Borensztein

No sé si esta carta de Osvaldo Papaleo al hijo tonto de Tato Bores es vieja o no, pero me parece pertinente cuando se registran ataques tan brutales a Perón y al peronismo como el de Jorge Fernández  Díaz en La Nación (que anuncia otros, esta vez en manos de Marcelo Larraquy) a propósito de la Triple A. Desde aqui queremos expresar que no rehuimos -para nada- el debate sobre el papel de la guerrilla en general, y de Montoneros en particular y coincidimos con el autor -por ejemplo- en que Montoneros no hizo absolutamente nada por evitar el golpe militar de marzo de 1976, pero nos gustaría que Fernández Díaz no explicara a qué se refiere cuando menta a “las demenciales y homicidas faenas de la JP montonera” y a “la carnicería montonera, que vengaba cada muerto con fusilamientos y bombas”, dos afirmaciones que facilmente se puede demostrar que son falsas. Fernández Díaz deja clara su voluntad de responsabilizar al peronismo (y por lo tanto exculpar a la CIA y la inteligencia militar, que venia desapareciendo militantes desde el comienzo de los años ’70… y fingiendo que se trataba de una interna peronista) en su totallidad de “cerca de mil desaparecidos y más de mil quinientos muertos” al decir que “el financiamiento de esa masacre surgió del erario” y que “Casi todos (los peronistas) son culpables en esta historia de clisés e infames falacias que nadie quiere volver a escuchar”, obviando que si no hubiera sido por Néstor Kirchner los militares exterminadores no hubieran sido juzgados. Fernández Díaz remata la faena aformando que ya la mayoría de los acusados de crímenes de lesa humanidad han sido juzgados y condenados, lo que es nuevamente una crasa mentira, funcional a quienes quieren acabar con los juicios a como de lugar.
En este contexto, que Papaleo, que estaba en las antípodas de Montoneros en la interna peronista, le haya respondido al pánfilo de Boresztein con  altura y precisión nos parece motivo de encomio.

Rodolfo Eduardo Almirón, Jorge Conti, Miguel Ángel rovira, José López Rega, Edwin Farquharson (probable) y un desconocido a identificar.

CARTA ABIERTA DE OSVALDO PAPALEO
(a ese Pasota usufructuante del apellido Borensztein):

Macrista, Anti K, Arquitecto Alejandro Borensztein: Sé que es duro ganarse el pan ácimo siendo columnista del #Clarín de Magnetto.
Además, ser “gracioso”, “progresista”, quedar bien con un patrón acusado de delitos de lesa humanidad, con una patrona eludiendo ADN de hijos apropiados y de paso, catequizar colocándose en una postura “ética”. Duro lo suyo, pero no menos infame. Esta es la universidad del apriete y rinde Ud. sus exámenes con esmero.

Pero conmigo se equivocó. No le va a salir gratis.
Nunca fui alfil de López Rega, ni de nadie.
A José López Rega no lo conocí, no lo traté.
Jamás crucé con él una palabra. No participé de “actos vandálicos” que usted describe con esmero y sin empacho.
Los canales en 1974, fueron intervenidos por disposición del Poder Ejecutivo Nacional porque habían caducado las licencias concedidas en 1960 por la Revolución Libertadora, sin licitación alguna a SUS amigos de entonces.

Bastante tiempo para un regalo mediático.
Nadie le puso la pistola en la cabeza a los licenciatarios.
Pregúntele entonces a Luis Brandoni, que participó como Secretario General de la Asociación Argentina de Actores.
Cómo habrá sido de sabia y legal la resolución, que hasta 1990 estuvo vigente y los canales continuaron intervenidos.

Fui el Director Artístico de Canal 9 y el interventor se llamó Juan Carlos Mareco, un legendario artista y un caballero.
Y designamos director del área cinematográfica a Octavio Gettino.
Más tarde fui con el mismo cargo a Canal 13, aquel templo de la innovación técnica y de criterio democrático de su padrino Goar Mestre: todo un cubano de Fulgencio Batista, cuando Cuba era el paraíso de la mafia y la prostitución para diversión de los yanquis.

Fidel Castro junto al Che y el pueblo de Cuba, lo expulsaron.
Extraño que usted, un “hombre de izquierda”, raro “progresista” de Magnetto y Papel Prensa, defienda a este viejo carcamán de la CIA que nunca cambió de bando. Ahí, el director fue el Dr. Vera Barros, un funcionario de la Secretaría de Prensa.

Y desde Diciembre de 1975 fui Secretario de Prensa y Difusión del gobierno constitucional de Isabel Perón hasta que dieron el Golpe sus amigos, los que ordenaron a la venta bajo Tortura de Papel Prensa a su diario, al de Mitre y al del Comando en Jefe del Ejército. Estuve preso hasta Diciembre de ese año a disposición del Poder Ejecutivo, en condiciones muy difíciles. Traducción: me regularizaron de Desaparecido, en un Campo de Concentración (junto a mi hermana, Jacobo Timerman, el Grupo Graiver y miles de víctimas más) a ser un “detenido” oficializado a discreción del PE. No sé si le suena el nombre Alfredo Bravo.

Ahí no estaba Usted (era un “revolucionario” en ciernes), como tampoco estaba Magnetto. En realidad sí estuvo: con Mitre, con Jaime Smart y los Alemann, preparando los “cuestionarios” bajo Tortura que ejecutaban el General Gallino, Camps, Etchecolatz. La cárcel fue para los que dejamos sin un canal de televisión a un amigo de SU familia: Goar Mestre.

En Abril de 1977 me raptaron y pasé a 9 meses en el campo de concentración clandestino de Puesto Vasco, dónde fui torturado por ser hermano de Lidia Papaleo de Graiver. Situación ésta que me enorgullece pero que revela que usted, en definitiva un hijo de Tato, con su mediocre humor, es sólo funcional a los Genocidas.

Salí del país expulsado por Camps y trabajé con grandes artistas como Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Astor Piazzolla, Ariel Ramirez, José Larralde, Nacha Guevara (y siguen las firmas).
Cuando dirigí el canal que le usurpamos a su padrino, el cubano de los prostíbulos trabajaron, en el mismo, artistas de la talla de David Stivel, Juan Carlos Gené, Carlos Carella, Emilio Alfaro, Víctor Laplace, Aída Bortnik, Alfredo Alcón, Sergio Renán, Ernesto Bianco, Ana María Picchio, Oscar Martínez, Marilina Ross, Alberto Migré, y muchos más.
Un nivel que ya no existe en TV abierta.

Era una etapa violenta, y de pronto apareció la AAA.
Ahí acompañé públicamente a los amenazados y no me importó priorizar al burócrata, sino al Compañero y al Militante.
En democracia produje teatro, cine, televisión, dirigí al Teatro Nacional Cervantes y acompañé a Antonio Cafiero en la Gobernación de Buenos Aires.

Soy uno de los fundadores de la Renovación Peronista.
Todas y cada una de estas afirmaciones puede corroborarlas.
Todos los artistas, que desafortunadamente no están, dejaron esposas, hijos, hermanos, amigos. Haga de policía vocacional que seguramente le sale mejor que el humor dominguero.

Además su padrino, aquel cubano de los prostíbulos, le habrá ya enseñado como trabajan los sabuesos de la CIA: con el agravante de que la mayoría de los artistas que le mencioné, no pensaban políticamente como yo. Un detalle: junto al Dr. Alberto Cormillot en 1984, después de visitar al ministro del Interior (el Dr. Antonio Tróccoli) fuimos a recibir a Ezeiza a Norman Briski, un amigo común, que volvía de su exilio y todavía tenía “causas” judiciales armadas por la Dictadura.

Usted, un mero portador de apellido, para defender a esta mafia comunicacional no debe involucrar a su padre: que fue un artista querido, respetado y popular, diciendo que Tato Bores volvió a la TV durante el Proceso. Le aconsejaría que no utilice a lo mejor de su familia, porque esta haciendo una aseveración tan grave como gratuita. Me imagino el dolor y la vergüenza que sentiría Tato por ver a su hijo exponiéndolo para cambiar el escenario del juicio por Papel Prensa.

Les dejo a usted y sus compañeros de Clarín una tarea para la casa: encontrar a Osvaldo Papaleo junto a López Lega, mostrar algún documento o documentito que abone su tesis, una foto o fotito, una nota o notita, un decreto o decretito en donde él me “designa” a alguna parte -sugiriendo de manera burda asociación ilícita- y así podrá impedir que su amigo Magnetto a tenga otro destino que el Penal de Marcos Paz.

Pero hay otros temas para el humor costumbrista que usted tan mal practica: Por ejemplo las declaraciones de Isidorito Graiver a Tiempo Argentino del 11 de Junio de 2010, diciendo que la venta de Papel Prensa fue un afano y fotografiado con la valijita de dólares que Clarín-Magnetto le entregó a cambio de un testimonio “esclarecedor” así como falso de toda falsedad.

O a Lilita Carrió, aquella precoz funcionaria judicial del Proceso, vociferando que defiende abiertamente a Clarín. Me olvidaba, hijo de Tato: nos vamos a ver en Tribunales. Quiero ver como se ha convertido en un miserable adulto, el ahijado del cubano de los prostíbulos que la Revolución Cubana expulsó. Usted junto a su jefe Magnetto, no están a la izquierda ni a la derecha de nadie: están en el horno.

Respetuosamente,

Comentarios (3)

  1. Mariano Andres Natiello 1122770155

    continúo intentando contactarme con Ud. un poco por su nota y más por un contacto que hice el año pasado por los coroneles Rico y Montiel, soy abogado en la causa Triple A

    Responder
    1. Aldo duzdevich

      Dr natiello me gustaría charlar con vd sobre la triple A estoy investigando para un libro.

      Responder
    2. Aldo duzdevich

      De natiello me gustaría charlar con vd. Investigó el tema triple A para un próximo libro

      Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: