AMIA – IMPOSTURAS / 1. El embajador israelí se obstina en repetir que la culpa es de Hezbolá e Irán y pugna para que se apruebe la monstruosa farsa del “juicio en ausencia”

¿Por qué será?

La conmovedora honestidad de un Carlos Escudé que reconoce haberse equivocado luego de haber podido corroborar que no hay prueba alguna de que Irán y Hezbolá hayan tenido alguna participación en las voladuras de la Embajada de Israel y la AMIA, contrasta con la contumaz cerrazón de los funcionarios israelíes empeñados en responsabilizar a Irán de cualquier manera. Otra publicaciòn de Vis a vis, es decir de una sociedad conformada por el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj y Guillermo Yanco, pareja de la ministra Patricia Bullrich.

La poca seriedad tanto del embajador de Israel como de su entrevistador queda en evidencia en esta frase: “En otros casos como sucedió en Libia, dos agentes libaneses hicieron un ataque en Lockerbie que demoró 20 años hasta que llegó la justicia”, tan corta como repleta de falsedades. Es evidente que el entrevistado se refiere al bombazo que derribo los restos de un Boeing de PanAm sobre la aldea escocesa de Lockerbie en diciembre de 1988, vuelo que nunca pasó ni cerca de Libia cuyo gentilicio es libio/a y no libanés/a y la justicia nunca llegó porque aunque todo indica dicho avión fue derribado por la acción de una banda de mercenarios palestinos relacionados con Monzer al Kassar, que parece haber ordenado el ataque contando con la complicidad la CIA o de una facción importante de ésta (comenzado por la estación de Beirut). La justicia nunca llegó. Simplemente Gadafi se avino a un juicio a cargo de un tribunal escocés en Holanda donde se condenó a un agente libio con pruebas más que endebles. Ni el reo ni Muammar al Gadafi aceptaron nunca la presunta culpabilidad. Simplemente Gadafi se rindió ante el bloqueo, maniobró para que le quitaran las sanciones y se ilusionó con una eventual restablecimiento de las buenas relaciones con Europa (que, como los hechos habrían de demostrar, no le sirvió de nada). Sería largo de explicar pero los atentados de Buenos Aires son en variados aspectos consanguíneos del de Lockerbie.

Como Natanyahu, el embajador acusa a Hezbolá e Irán de perpetrar actos terroristas en todo el mundo sin citar ni un solo caso. Y es que no lo hay. No se nota porque tampoco hay periodistas que entrevistando a tanto majadero hayan pedido que se les enumeren los actos terroristas presuntamente por Hezbolá y/o Irán en todo el mundo.

De lo que se deriva la importancia capital que tiene para Israel insistir en que la instigadora de las voladuras de Buenos Aires fue la República Islámica de Irán.

A Israel lo único que le interesa respecto a los atentados es que se haga la farsa del “juicio en ausencia” (que es anticonstitucional y contraría la lógica más elemental) de manera que se condene formalmente a los altos funcionarios iraníes acusados por Nisman aunque no haya prueba alguna. Cosa de imposibilitar que nadie meta las narices hurgando en es de los propios servicios de inteligencia israelíes en ambas voladuras. Lo que sería una vuelta más de tuerca, porque ya hace mucho que su protagonismo en el desvío de las investigaciones y el encubrimiento es más que manifiesto, clamoroso. (Puedo ampliar a quien lo necesite).        

Ilan Sztulman: “Hezbollah está en la Argentina”

 

25 años del ataque terrorista a la Embajada de Israel la Justicia continúa en deuda. Así lo expresa también el embajador israelí en nuestro país, Ilan Sztulman, en una charla sincera, por momentos emotiva, que mantuvo con la Cadena Judía de Información Vis a Vis a pocos días de cumplirse un nuevo aniversario del atentado que dejó un saldo de 29 muertos.

 

“Siento un poco de tristeza e indignación. Tristeza porque hubo mucha gente muerta y herida. El atentado fue a la sede diplomática de Israel, pero las cicatrices todavía existen.  Hay mucha gente que está sufriendo, que trabaja todavía acá y gente que trabaja en Cancillería. Es una tragedia humana: personas que perdieron familiares, amigos, es todo muy triste. Al mismo tiempo tengo una sensación de bronca porque la gente que organizó y que hizo este ataque terrorista todavía está libre y la Justicia todavía no consiguió llegar. Como también sucede en el caso del atentado a la AMIA con los acusados iraníes que tienen alertas rojas. Acá Nisman hizo su trabajo, y bien, pero todavía están libres viviendo su vida sin pagar el precio por lo que hicieron. Hoy Irán, después del acuerdo con las potencias nucleares, está reintentando ingresar a la comunidad internacional, como si este régimen de gobierno no fuera diferente a los anteriores, esto me genera bronca. Hoy el mensaje es que la comunidad internacional todavía no entendió quiénes son los iraníes, cuál es su ideología y no saben cómo confrontarlo de una forma eficiente”, enfatizó el embajador.

Cuando se lo consultó acerca de por qué a 25 años no hubo ningún culpable, aseveró: “Eso le tenés que preguntar a la comunidad internacional. Se saben quiénes son los culpables. Los culpables están libres y viviendo sus vidas en forma normal, pero hay leyes internacionales, protocolos. Irán se rehúsa a que esta gente sea extraditada a la Argentina, entonces estamos en un in-pass que es muy difícil de resolver. En otros casos como sucedió en Libia, dos agentes libaneses hicieron un ataque en Lockerbie que demoró 20 años hasta que llegó la justicia. Por eso la bronca con esta situación y con la comunidad internacional. Irán continúa cimentando terror en todo el mundo.  (NdelR: El ataque terrorista se produjo en un vuelo de la aerolínea estadounidense Pan Am que estalló por los aires y sus restos cayeron en la ciudad escocesa).

Una de las declaraciones más fuertes de la expresidente de la Nación, Cristina Kirchner, fue en la carta en la que rechazó participar del acto del atentado a la Embajada de Israel del 2015, ya que aseguró que le sorprendía que el Estado de Israel no se haya presentado como querellante en la investigación que lleva adelante la Corte Suprema de Justicia. A tres años de estas declaraciones, Sztulman afirmó que “hay protocolos diplomáticos de cómo se debe comportar un país en caso de un ataque terrorista”, y además expresó: “Nosotros somos la embajada, no somos argentinos y entonces existen limitaciones de cómo actuamos en el proceso jurídico”.

En la sentencia del 23 de diciembre de 1999, que dictaron los jueces integrantes de la Corte de Suprema de ese entonces, determinaron la materialidad del atentado a la Embajada de Israel, perpetrado el 17 de marzo de 1992: “El ataque fue organizado y llevado a cabo por el grupo terrorista denominado Jihad Islámica, brazo armado de Hezbollah”. Recién en 2006, la Corte dictó una nueva sentencia sobre la imprescriptibilidad del caso, luego de una presentación que realizó Carlos Susevich, querellante en la causa por haber perdido a su hija en el ataque.

Continuando con esta línea, se le preguntó sobre sí mantienen conversaciones con el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, para saber los avances de la causa: “Sí, estamos en contacto con el ministro Garavano y hay muchas cosas que están aconteciendo. La cooperación que estaba lenta en los últimos años, hoy se está acelerando otra vez. No creo que haya falta de voluntad por parte del gobierno argentino actual. Lo que sucede es que es muy difícil seguir adelante con el proceso judicial si no podes hablar con la gente que está acusada. La Ley Argentina todavía no permite el juicio en ausencia, entonces no pueden hacerlo. Sé que hay personas del Poder Legislativo que quieren cambiar esta ley para permitir al Poder Judicial seguir adelante en este proceso. Yo creo que el día que se convierta en ley el juicio en ausencia, tanto para el atentado a la embajada como para el de la AMIA, se le va a permitir a los familiares sentir una sensación de que por lo menos la justicia siguió trabajando. En la delegación israelí que vendrá la semana que viene habrá especialistas. Pero quiero remarcar que estamos todo el tiempo en contacto con el ministro y haciendo todo lo que podemos para avanzar la investigación”.

“Hezbollah está en todo América Latina y en la Argentina. Se publicó hace, dos o tres meses atrás, que en un operativo en Ezeiza fue arrestada una persona perteneciente a este grupo terrorista. No soy yo el que lo digo sino que ellos lo hicieron. Hoy Hezbollah está haciendo muchos trabajos con drogas en América Latina porque con las sanciones que hubo, Irán tiene problemas de dinero. Hoy Irán y el grupo terrrorista chií están combatiendo en Irak y necesitan plata para continuar financiando sus ataques en todo el mundo. Nosotros, infelizmente, acá (señala al lugar) tenemos que tener protocolos de seguridad muy severos porque la posibilidad de ataque existe. No hay un lugar que esté a salvo de ser atacado, el terror islámico extremista está en todos lados. Por eso lo que decimos nosotros, es que no es un fenómeno que sucede solo en Argentina, sino en todo el mundo. Así que si no tenemos cooperación internacional, vamos a sufrir más”.

“ESTAMOS POR FIRMAR UN ACUERDO DE AVIACIÓN CIVIL ENTRE ISRAEL Y ARGENTINA”

De esta forma, el embajador israelí nacido en San Pablo en una parte de la entrevista se refirió a la estrecha y productiva relación que está teniendo el gobierno nacional argentino con el Estado de Israel en diferentes campos. Por eso no dudó en aseverar que “hay un cambio drástico en las relaciones con el Estado argentino”.

Sztulman hizo referencia a un acuerdo que firmará la próxima semana cuando el director general de la Cancillería israelí llegue junto a la delegación que estará presente en todos los actos-homenajes que se harán por el 25 aniversario del ataque terrorista a la sede diplomática. “Estamos por firmar un acuerdo con el director general de la Cancillería israelí para aviación civil para que Aerolíneas Argentinas pueda volar directo a Israel y El Al pueda llegar a la Argentina. A partir de ahí se va a abrir otro tipo de relación. Tenemos acuerdos de seguridad que estamos preparando también”, enfatizó.

En la misma línea aseguró que están por firmar un acuerdo con el Instituto de Exportación de la Industria Argentina para “construir un mecanismo de cómo hacer proyectos en conjunto, dado que el “potencial de la Argentina es muy grande”.  A partir de la firma de este convenio-marco se comenzará a trabajar en la temática de innovación entre ambos países.

Por último, mencionó la gran labor que está haciendo todo el equipo de la embajada para estrechar lazos con la comunidad judía, con la diplomacia, con el gobierno nacional y generar más propuestas que atraigan a ambos países.

La reflexión final del embajador se produjo con algunas lágrimas en sus ojos, dolido y apesadumbrado por la falta de Justicia: “Las emoción es más fuerte que la reflexión. Es muy triste lo que pasó y uno siente la falta de justicia. En Israel tenemos ataques terroristas y vivimos dramas, pero por lo menos sabes que alguien está pagando por lo que hizo. Acá la tragedia es que son 25 años y no pasó nada”.

A %d blogueros les gusta esto: