SEGÚN «EL PERIÓDICO» DE BARCELONA: Argentina se desliza al abismo

La crisis argentina

Argentina se desliza hacia el abismo

* La pobreza ha aumentado en 1,5 millones de personas en los 15 meses de gestión del presidente Mauricio Macri

* Los conflictos sociales y sindicales están a la orden del día y ponen en peligro el objetivo del mandatario de ser reelegido

Fotos: Protestas contra Macri en Amsterdam, Holanda.
Mauricio Macri y la primera dama, Juliana Awada, fueron recibidos en Holanda con halagos y el afecto de la familia real. En las vísperas de su visita oficial que se inicia este lunes, el rey Guillermo y la reina Máxima los invitaron a pasar el fin de semana en Villa Eikenhorst, una casa de campo de 50 habitaciones que se levanta en medio de un bosque y a 20 kilómetros de La Haya. Al igual que durante su estancia en Madrid, Macri volvió a sentir la ponderación de sus anfitriones. Elogian el regreso de Argentina a los mercados internacionales de crédito y la apertura económica. Dentro del país empieza a ocurrir algo distinto: por primera vez desde que asumió el cargo, en diciembre del 2015, el descontento es mayor que la simpatía por los actos de Gobierno.

Los conflictos de intereses entre el Estado y el emporio de Franco Macri, el padre del mandatario, le hicieron un flaco favor a la imagen del hijo. La calle ha sido tomada por el conflicto social. Las promesas de un despegue económico no casan con la realidad recesiva. Pero otro dato ha hecho sonar más fuerte las alarmas. El magnate ganó las elecciones con la consigna “Pobreza cero” y ha pedido que midan su gestión por el cumplimiento de ese objetivo. A casi 15 meses de haber asumido existen 1,5 millones más de pobres. De acuerdo con el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA), organismo de estudios que es una cantera del PRO, el partido macrista, la pobreza pasó del 29% de finales del 2015 al 32,9%. A su vez, la indigencia es del 6,9%, lo que representa 1,6 puntos más. Los efectos del ‘tarifazo’ (subidas de más del 500% en los servicios esenciales), una inflación del 40% y el aumento de los despidos explican esta situación.

Un Macri cada vez más avejentado por el desgaste escucha a la vez el aplauso externo y los gritos indignados del frente interno. El hombre que dijo haber abandonado la vida apacible de los potentados para sumergirse en las sinuosas aguas de la política y cambiar un sesgo con tendencia a lo decadente atraviesa el peor momento político desde que tomó el bastón de mando. Las masivas protestas de los docentes, los parados y el movimiento de derechos humanos se encuentran a la orden del día. El próximo jueves, una central obrera llamó a la huelga general. El 6 de abril lo hará la totalidad del movimiento obrero.

Demasiadas contrariedades para un año electoral. En los comicios legislativos de octubre, la coalición de centroderecha Cambiemos (el PRO, la Unión Cívica Radical y la diputada mediática Elisa Carrió) pone en juego la durabilidad de un proyecto que contempla la reelección de Macri. “La pregunta inmediata es si el Gobierno se ayuda a sí mismo. La respuesta es no. Y esta conclusión negativa es porque al fracasar el diagnóstico inicial -recuperación económica en el segundo semestre del 2016- la política oficial consistió en creer que su caudal político le daría más tiempo para que la hipótesis se confirmara”, señaló el diario ‘Clarín’.

MILLONARIOS PATRIOTAS

La Argentina de Macri -el Gobierno de los “millonarios patriotas”, como lo definió el escritor Marcos Aguinis- tiene ganadores y perdedores. El mundo agropecuario está en expansión desde que paga menos impuestos. La industria, en cambio, es la que más siente los coletazos de la recesión. Abundan las noticias de cierre de fábricas, suspensiones de personal o despidos. El consumo es el que pone en marcha la economía de este país. Tiene mayor peso que la inversión pública y privada y las exportaciones.

Sin embargo, apenas un 20% de la población ha podido mantener o subir su nivel de vida. Los automóviles de alta gama son los que más se han vendido en el 2016, un año récord en viajes a Europa y Estados Unidos por parte de los turistas argentinos. Los problemas están en el otro 80% de la sociedad, que incluye a parte de los votantes de Macri.

FANTASMA COLECTIVO

“Sumido en el peor momento de su gestión, con las calles tomadas y la caída del 30% del consumo en tarjetas de crédito, Macri espera capear el temporal acudiendo a un nuevo fantasma colectivo. Apuesta al todo o nada azuzando el mito de que lo quieren hacer caer. Intenta una jugada maestra en la cual se pueda victimizar a pesar de estar en lo más alto del poder… Hoy por hoy el mayor desestabilizador de Mauricio Macri se llama Mauricio Macri”, señaló Nancy Pazos en la revista ‘Noticias’.

Muchos están convencidos de que no alcanza con invocar la amenaza del ogro kirchnerista y su herencia para enderezar el camino. La polarización con una silenciosa pero omnipresente Cristina Fernández de Kirchner no llena los bolsillos que se vaciaron ni mitiga las crecientes heridas sociales.

LAS CLAVES

  • Deuda externa Argentina se endeudó en 77.000 millones de dólares entre diciembre del 2015 y febrero del 2017, lo que equivale al 15% del PIB. Eliminados los impuestos al campo y las mineras, se pidió dinero para pagar a los ‘fondos buitres’ y, especialmente, financiar el déficit fiscal, que en el 2016 llegó al 6,1%, un rojo histórico. Para reducirlo, el Gobierno prepara nuevos ajustes.
  • Inflación La inflación del 2016 superó el 40% debido a la fuerte devaluación de la moneda. Las autoridades se fijaron una meta del 17% para este año. Pero el coste de la vida en febrero fue del 2,3% y marzo cerraría en una cifra igual. Los objetivos oficiales no se cumplirán. Consultoras y bancos estiman que la inflación llegará al 21,5% y será mayor que los aumentos salariales.
  • Recesión “La recesión ha terminado”, proclamó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Las cifras oficiales lo desmintieron. Durante el 2016 la economía se contrajo un 2,3%. En el 2015 el PIB había crecido el 2,1% tras la caída del 2,6% en el 2014. El Gobierno pronostica una subida del 3,5% para este año. El FMI ha expresado sus dudas.
  • Pobreza Debido a la carestía, en la ciudad de Buenos Aires, una familia necesita 14.127 pesos (838 euros) para ser pobre. Según cifras oficiales, los que ganan 7.057 pesos (418 euros) estarían por debajo de la línea de indigencia. Las familias con salarios entre 18.000 y 22.000 pesos (entre 1.000 y 1.300 euros) son “clase media frágil”.

Comentarios (5)

  1. Sergio

    Dejen de escrivir barbaridadas…..golpistas Kķk fuero ,son y seran ladrones cirruptos……asesinos del pueblo no generando trabajo para el pueblo….y dando subsidios…..

    Responder
    1. Ulises

      anda simio cagatinta todavia anda en tu cabecita globoluda las infamias que te mete clarinete y tn y que vos repetis como loro por lo menos salis de la pantalla y te das una vuelta manzana a ver como esta la realidad?

      Responder
    2. Lautaro

      esbribir bruto, no sabes ni ortografia y te largas a comentar, que ignorante por dio!!!

      Responder
    3. Ignacio Corrales

      Gato y bruto, que mix, seguro fuiste a la marcha #1A

      Responder
    4. Ignacio Corrales

      Gato y bruto, que mix seguro fuiste a la marcha #1A

      Responder

Responder a Sergio Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: