CASO AMIA. Cayeron todas las caretas: El Gobierno auspicia “el encubrimiento del encubrimiento” y el cierre de la causa

En sendas declaraciones, los tres nucleamientos de familiares de las víctimas del atentado a la AMIA repudiaron el giro copernicano del Gobierno –que de ser querellante contra los acusados de encubrir a los asesinos, pasó, por órdenes expresas del ministro Germán Garavano, a darle luz  verde a su impunidad– faena que pretende rematar hoy con la presentación de un proyecto de Ley de Juicio en Ausencia, un adefesio a todas luces ajurídico y anticonstitucional, destinado inequívocamente a consumar la parodia de condenar sin la menor evidencia a un grupo de altos funcionarios iraníes a los que el malogrado fiscal Nisman acusó con tantos fundamentos como habría de hacerlo luego con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su canciller.

La primera declaración en llegar fue la conjunta rubricada por Olga Dejtiar y Laura Guinsberg en nombre de las agrupaciones 18-J (ex Familiares…) y Apemia; ayer por la tarde llegó la de Memoria Activa en forma de una carta abierta al presidente Macri.

Ambos comunicados son suficientemente claros. Para más abundamiento, al ser entrevistado por Eduardo Valdés en su programa “Un poco nomás” (AM 750, domingos de 10 a 13), Sergio Burnstein ofreció detalles de estas maniobras que conforman “un encubrimiento del encubrimiento”.

Ofrecemos aqui una síntesis, en donde trata de “traidores” a los senadores del FpV que presentan el proyecto, oficiado de preservativos del Gobierno de Cambiemos. En otros tramos, afirma que el gobierno está en pánico porque en la ingente cantidad de material que el GERAD está encontrado en las distintas sedes (“cuevas”) de la ex SIDE, hay documentos que demuestran cuan mentirosa es la temblequeante Historia Oficial que se pretende apuntalar.

Acompañamos este rico material con la noticia de la presentación, hoy mismo, del pestilente engendro que es el mencionado proyecto de ley, propuesto y refrendado por legisladores supuestamente kirchneristas, que en verdad responden a la escudería de “Jaime” Stiuso, verdadero demiurgo en las sombras de muchos jueces y fiscales, y principal operador, ahora “inorgánico”, de una Agencia Federal de Investigaciones (AFI, ex SIDE) dedicada a todo tipo de actividades ilegales.

Senador Juan Mario País (FpV-Chubut). Mascarón de proa de la entente Stiuso-Macri, antaño enemigos, para satisfacción de la DAIA, Israel y los Estados Unidos, que quieren cerrar la causa AMIA antes de que olor a podrido sea insoportable

EL GOBIERNO PROMUEVE LA IMPUNIDAD EN LA CAUSA AMIA

 

Imputado vicealmirante (R) Juan Carlos Anchézar, segundo de la SIDE. Eduardo Valdés dijo al aire que fue una pieza clave del encubrimiento.

Los abajo firmantes, representantes de organizaciones de familiares y amigos de las víctimas del atentado a la AMIA, nos dirigimos a la opinión pública para denunciar que en las últimas semanas el gobierno nacional ha tomado decisiones muy graves que ponen en peligro la posibilidad misma de obtener verdad y justicia en este crimen que permanece impune después de 23 años de promesas y frustraciones.

Una de esas decisiones provocó la renuncia de los apoderados del Ministerio de Justicia ante el Juicio Oral que se realiza desde hace casi 2 años contra Beraja, el ex presidente Menem, Anzorreguy, el ex juez Galeano, entre otros ex funcionarios del Estado argentino.

La renuncia es una acusación al ministro Garavano, quien habría resuelto limitar a la querella del Ministerio para no tener un rol activo contra los imputados. Los abogados salientes advirtieron que al cambiar el criterio que mantuvieron hasta ahora “podría generarse la defensa de intereses opuestos” a los declamados en el juicio que aún se supone contra “el encubrimiento” y que transita sus tramos finales.

En tanto, el gobierno anuncia que firmará un nuevo decreto para abrir los archivos secretos en poder de la AFI que hasta hoy permanecen cerrados, pese a la docena de decretos firmados en el pasado con la misma declaración de intenciones. Consideramos que esta medida es parte de una maniobra para desmantelar la Unidad Fiscal y su Grupo Especial de Relevamiento Documental (GERAD) que procesa los archivos desde hace poco más de un año, para entregar al titular de la Secretaría AMIA del Ministerio de Justicia, Mario Cimadevilla, el control de este proceso.

De concretarse, el Secretario (Cimadevilla) compartiría la documentación secreta con (Gustavo) Arribas y (Silvia) Majdalani, también integrantes del Poder Ejecutivo, y los archivos que se habrían abierto como parte de una campaña de prensa, seguirían cerrados en los hechos al conocimiento público y de las partes.

Por último y después de muchos meses de tramitarlo en secreto, el gobierno negocia en el Senado un proyecto de ley de “Juicio en Ausencia” con (el senador Miguel Ángel) Pichetto. Lo hace después de conocer el público rechazo de las organizaciones de familiares de las víctimas del atentado y de personalidades académicas y jurídicas contrarias a este intento de reforma del Código Penal y de simular un juicio a iraníes en ausencia de los acusados, de testigos y de pruebas. El único objeto de este engendro es cerrar definitivamente la causa y bloquear un debate serio para crear una Comisión Investigadora con personalidades independientes y familiares de las víctimas, poniendo a su disposición todos los archivos del atentado a la AMIA que el Estado sigue ocultando.

Denunciamos que todas estas medidas apuntan a cerrar definitivamente cualquier atisbo de investigación del atentado a la AMIA, de su comisión y su encubrimiento, y que el gobierno las adopta para exculpar al Estado argentino de sus responsabilidades criminales y encubridoras, al mismo tiempo que satisface las presiones de la dirección de AMIA, DAIA y del Estado de Israel.

Con estas consideraciones, solicitamos una reunión con carácter de urgente al Ministro Garavano y a la Procuradora General Gils Carbó.

Convocamos a todas las organizaciones de derechos humanos, estudiantiles y populares a debatir y pronunciarse:

–Contra la impunidad organizada por el Estado

–Por el esclarecimiento del atentado a la AMIA

–Que se duplique el número de integrantes del GERAD y que continúen centralizados por la fiscalía

–Que se abran los archivos secretos
–No al Juicio en Ausencia

–Por una Comisión Investigadora

OLGA DEGTIAR                          LAURA GINSBERG
p/Asociación 18J                          p/APEMIA

 

No están todos los que son. Carlos Corach, numen de la segunda parte del encubrimiento (reemplazar a policías federales por bonaerenses y evitar que se investigara a amigos suyos de ascendencia siria) quedó fuera del juicio gracias a la protección de Ariel Lijo, un “juez de la servilleta”.

 

Carta abierta al presidente Mauricio Macri 

Los familiares y amigos de las víctimas del atentado a la AMIA nucleados en la asociación civil MEMORIA ACTIVA queremos denunciar que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos ha tomado decisiones muy graves que ponen en peligro la posibilidad de obtener verdad y justicia en este crimen que permanece impune después de 23 años de promesas y frustraciones.

Pareciera, señor Presidente, que lo que se busca desde el gobierno es encubrir a los encubridores que están siendo juzgados, desde agosto de 2015, en un juicio oral y público por irregularidades en la investigación, y entre los que se encuentran el ex presidente Carlos Menem, el ex Secretario de Inteligencia, Hugo Anzorreguy, el entonces juez Juan José Galeano, los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, el ex Presidente de la DAIA, Rubén Beraja y el ex Jefe la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios.

Como consecuencia del nuevo posicionamiento tomado por la querella que representa al Estado Argentino en esta causa, los apoderados de la misma -Mariana Stilman y Ezequiel Strajman- presentaron su renuncia al ministro de Justicia de la Nación y alegaron haber sufrido “presiones” por parte del ministro Germán Garavano que “les impedirían ejercer el rol de querellantes “con libertad y probidad”. Esto, según señalaron, podría llevar a la Secretaría AMIA a defender “intereses opuestos” o a “declinar” la búsqueda de la verdad, lo que causa verdadero estupor.

Es así que nos preguntamos: ¿qué “intereses opuestos” puede tener una parte acusadora si no es explícita o implícitamente salvar a los imputados?

Y, en el mismo sentido, si los ahora ex apoderados de la querella no se dejaron presionar, ¿quiénes sí lo harán?

Frente a este panorama, no podemos dejar de expresar nuestra preocupación e indignación por el hecho de que mediante estas maniobras obstructivas de la búsqueda de la verdad y la justicia se procure también afectar la imparcialidad de los jueces que intervienen en este caso.

A su vez, queremos señalar que la pretensión del ministro Garavano de diferenciar la querella de la Secretaría AMIA de las de los familiares alegando la búsqueda de un perfil “objetivo”, no resiste el menor análisis. Resulta una subestimación ofensiva y sugiere que las querellas de los familiares son “subjetivas”, como si ellos fueran fruto de nuestros sentimientos personales y no de nuestras reflexiones maduras. Como si nos movilizara un primitivo ánimo de venganza y no la aplicación civilizada de la ley y el fortalecimiento de nuestras instituciones democráticas.

En verdad, esa aludida pretensión del Ministro expone una visión prejuiciosa y retrógrada del rol de las víctimas en el proceso penal y, fundamentalmente, no se corresponde con el testimonio que ha dejado nuestra lucha histórica en este caso.

Justamente, quienes frente a la búsqueda de la verdad y la justicia antepusieron intereses “subjetivos”, personales, económicos, políticos y coyunturales no fueron precisamente las víctimas del atentado a la AMIA. Sino que, por el contrario las actitudes más mezquinas y los hechos más bochornosos de este caso han provenido (y provienen) de funcionarios inescrupulosos de los tres poderes del Estado y de la dirigencia comunitaria judía.

Los familiares que participamos en el juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA hemos demostrado con creces nuestro compromiso con la verdad y la justicia, compromiso que de ninguna manera autoriza al Estado Argentino a descansar sobre el esfuerzo de los damnificados y justificar un actuar reticente de la Secretaría AMIA, o a tener actitudes que no están a la altura de la responsabilidad que este caso exige.

Sin lugar a dudas, estas maniobras que aquí denunciamos vulneran flagrantemente los compromisos asumidos por el Estado Argentino ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, plasmados en el Decreto Nº 812/05, de garantizar la investigación efectiva del atentado y su encubrimiento, apoyar la investigación y fortalecer el trabajo de la Unidad Especial de Investigación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. El Estado se comprometió también a impulsar como querellante el proceso en el que se juzga el encubrimiento del atentado a la AMIA (cfr. Decreto Nº 229/06).

Es en ese sentido y dada la gravedad de la situación, que denunciaremos estos incumplimientos la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos.

Por último, reiteramos nuestro rechazo al proyecto de ley de Juicio en Ausencia, que el Gobierno negocia en el Senado Nacional y que presentó después de meses de tramitarlo en secreto. Lo hace aún conociendo el público rechazo de las organizaciones de familiares de las víctimas del atentado al mismo y de personalidades académicas y jurídicas contrarias a este intento de simular un juicio a iraníes en ausencia de los acusados, de testigos y de pruebas.

El único objetivo de todas estas maniobras es claro: cerrar la causa AMIA de nuevo, inventando otra “historia oficial”.

Justicia, justicia perseguiremos…

MEMORIA ACTIVA

Procura culminar la investigación del fiscal Nisman sobre el atentado a la AMIA 

Presentan proyecto de ley para instaurar juicios en ausencia en casos de crímenes de lesa humanidad

 

Un proyecto de ley para incorporar al sistema jurídico argentino el juicio en ausencia en delitos previstos en los tratados internacionales, como los crímenes de lesa humanidad, será presentado mañana formalmente en el Senado de la Nación. La decisión de avanzar rápidamente con la discusión en comisión de la iniciativa presentada por el senador del Frente por la Victoria por Chubut Mario Pais será refrendada a través de una conferencia de prensa que encabezarán referentes del oficialismo y de la oposición.El encuentro con el periodismo se llevará a cabo desde las 17 en el Salón Illia del Senado de la Nación y fue convocado por el jefe del interbloque de Cambiemos, el radical Angel Rozas, y su par del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto.

El proyecto busca ponerle un broche final a la investigación del atentado a la AMIA (18 de julio de 1994, 85 muertos) juzgando a los iraníes que fueron acusados de instigadores por el fiscal Alberto Nisman y ha recibido muchas críticas de reconocidos juristas que lo consideran anticonstitucional, así como de las tres agrupaciones de familiares de las víctimas (Memoria Activa, 18-J y Apemia). También ha recinido un número considerable de apoyos, principalmente de la DAIA-AMIA e Israel. .

Prevé incorporar al derecho nacional el juicio en ausencia de imputados rebeldes acusados por delitos de jurisdicción federal previstos en el Estatuto de Roma, la Convención para la Prevención y la sanción del delito de genocidio y la convención contra la tortura, entre otros.

La iniciativa lleva la firma del kirchnerista Pais, pero tiene el acuerdo de otros legisladores como los radicales Julio Cobos, Luis Naidenoff, Silvia Elías de Pérez y Rozas, el macrista Federico Pinedo y los opositores Pichetto, Pedro Guastavino y Juan Manuel Abal Medina.

Según se informó oficialmente, la iniciativa de Pais tomó en cuenta los aportes hechos por la Unidad Especial de Investigación del Atentado a la AMIA, a cargo del ex senador radical por Chubut Mario Cimadevilla, quien lo fogonea desde su nombramiento.

A %d blogueros les gusta esto: