INQUISICIÓN, DROGAS & ORGÍAS. El lobby gay del Vaticano le amarga la vida al Papa Francisco

Debajo de la crónica de Montse, otra noticia tal como la dio hace unas horas el sitio del reputado semanario mexicano Proceso basándose en un despacho de la agencia Notimex. Sobre la segunda, me comenta Montse: “El caso del cardenal australiano George Pell  acaso sea un golpe planeado contra Francisco. Hay que tener en cuenta que Australia es socia y tributaria de Estados Unidos y el Reino Unido, y que el Papa se opone frontalmente a lo que la coalición por ellos encabezada está haciendo en el Cercano Oriente, y particularmente en Siria, donde el pontífice apoya la protección que Rusia está dando a las minorías cristianas. Francisco mantiene muy buenas relaciones con el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Cirilo, gran amigo de Putin. El cardenal australiano Pell era un cercano colaborador de Francisco comprometido con sus reformas,  uno de los pocos con que contaba en el Vaticano, y no es imposible que le hayan armado la acusación como se la armaron a Assange. Tampoco es descabellado pensar que la acusación de presuntos abusos a menores contra el cardenal Pell sea una jugada urdida por los enemigos que tiene el Papa dentro del Vaticano para apartar al australiano de la misión que le encomendó el mismo Francisco en 2014. Ese año el pontífice creó un nuevo organismo para administrar y gestionar las actividades económicas del Vaticano y puso a Pell al frente, quien se comprometió profundamente con el deseo del Papa de poner luz en las oscuras finanzas de la Santa Sede. Tanto el cardenal Pell como el Papa Francisco han acumulado una larga lista de poderosos enemigos, tanto dentro como fuera de la Santa Sede”.

Policía de Francisco allana la antigua Inquisición donde tenía lugar una orgía gay con drogas

 

P​OR MONTSERRAT MESTRE (Desde Barcelona)

La Guardia Suiza del Vaticano irrumpió en los apartamentos del Palacio del ex Santo Oficio (antigua Inquisición) que ocupara durante 25 años el cardenal Joseph Ratzinger antes de ser elegido Papa y se encontró con una orgía de sexo gay y drogas, organizada por un prelado.

La entrada principal del Palacio del ex Santo Oficio da directamente a la plaza del mismo nombre, que es territorio italiano y queda fuera del control de la Guardia Suiza. Por este acceso, cualquiera puede entrar de noche al Vaticano sin pasar ningún control,lo que convierte a los apartamentos del ex Santo Oficio en el lugar ideal para actividades fuera de la vista de las autoridades de la Santa Sede y del estado italiano.

El monseñor detenido era hasta ese momento secretario de un importante cardenal de la curia romana y estaba a punto de ser promovido a Obispo. El prelado detenido utilizaba para transportar la droga y burlar a la policía italiana, un coche de lujo con matrícula diplomática de la Santa Sede.

Los testigos afirman que el Papa se enfureció cuando recibió la noticia de la detención del prelado en semejante circunstancias. El alto cardenal, a quien el detenido hacía funciones de secretario, será pasado a retiro por el Papa, noticia que ha sido bien recibida por otros prelados que se preguntan cómo el cardenal no había notado nada extraño.

Al parecer el “festini gay” era un hecho habitual, ya que los vecinos de la Plaza del Santo Oficio se habían quejado reiteradamente a las autoridadas del ruido de la música y el permanente trasiego de gente a altas horas de la noche.

http://www.ilfattoquotidiano.it/2017/06/28/vaticano-fermato-un-monsignore-festini-gay-e-droga-nel-palazzo-del-santuffizio/3691426/

Alto jerarca de El Vaticano deja su cargo para enfrentar acusaciones de abuso sexual

 

 

George Pell (fotos), secretario de Economía del Vaticano y uno de los más cercanos colaboradores del Papa Francisco, anunció su separación temporal del puesto para atender las imputaciones en su contra por presuntos abusos sexuales en su natal Australia.

En conferencia convocada de urgencia la madrugada de este jueves por la sala de prensa de la Santa Sede y en la que no permitió preguntas, aseguró que comparecerá ante la justicia para “limpiar su nombre”.

El cardenal leyó una declaración escrita ante decenas de periodistas en la que aseveró:

“Soy inocente de estos cargos, la simple idea de los abusos sexuales no me pertenece. He mantenido regularmente informado al Papa, con quien me reuní varias veces en las últimas semanas y a quien le solicité un permiso especial”, dijo Pell.

Pell refirió que los hechos por los cuales fue imputado están bajo investigación desde hace dos años, pero hubo filtraciones a la prensa y otras irregularidades, por lo que consideró que la decisión de imputarlo “era inminente”.

“Agradezco al Papa porque me ha permitido volver a Australia para limpiar mi nombre. Durante todo este tiempo he sido constante y claro en el rechazo total a estas acusaciones, las noticias de hoy refuerzan mi resolución de limpiar mi nombre”, agregó.

Este mismo jueves, la Policía de Victoria en Australia acusó al cardenal Pell de varios delitos sexuales cometidos en el pasado. La investigación duró ocho meses y la justicia lo convocó a que regrese a su país lo antes posible para comparecer en un proceso.

Tras la declaración de Pell, el portavoz papal, Greg Burke, aseguró que la Santa Sede ha recibido “con desagrado” la noticia del envío a juicio del purpurado por imputaciones referidas a hechos ocurridos hace varias décadas.

Sin embargo, señaló que “en pleno respeto a las leyes civiles y reconociendo la importancia de participar personalmente en el proceso”, el cardenal decidió volver a su país para afrontar el juicio y el Papa le otorgó un permiso temporal.

Aclaró que, durante la ausencia del prefecto, la Secretaría para la Economía continuará desarrollando sus deberes institucionales y los secretarios permanecerán en sus cargos para tramitar los asuntos ordinarios, hasta que no se decida otra cosa.

“El santo padre, que ha podido apreciar la honestidad del cardenal durante los tres años de trabajo en la Curia Romana, le está agradecido por su colaboración y, en particular, por su enérgico empeño a favor de las reformas en el sector económico y administrativo”, apuntó.

El Vaticano -puntualizó- expresa su “máximo respeto” a la justicia de Australia, pero recordó que Pell ha condenado desde hace décadas, abiertamente y repetidamente, los abusos cometidos contra menores como “actos inmorales e intolerables”.

Además, sostuvo que en el pasado ha colaborado con las autoridades australianas en la materia, ha apoyado la creación de la Comisión Pontificia para la Tutela de los Menores y como obispo diocesano en Australia, introdujo sistemas y procedimientos para la protección de los menores y para garantizar la asistencia a las víctimas de abusos.

Burke anticipó que el cardenal ya no participará en actos litúrgicos públicos y por eso no estará presente durante la misa de San Pedro y San Pablo, prevista en la Plaza de San Pedro para este jueves.

En 2014 el Papa Francisco nombró a Pell fue prefecto de la Secretaría de Economía, un nuevo organismo creado por el pontífice para administrar y gestionar gran parte de las actividades financieras y económicas del Vaticano.

Anteriormente se había desempeñado como arzobispo de Sydney, en Australia

A %d blogueros les gusta esto: