AMIA – ATENTADO – “PERIODISMO DE GUERRA”: ¿Stiuso hace los títulos de Clarín?

No es posible saber a priori si los títulos de una nota publicada le pertenecen al autor o a un jefe de sección, prosecretario o secretario de recacción, pero, en cualquier caso, el de este artículo de Clarín parece redactado personalmente por “Jaime” Stiuso o alguno de sus fieles que aun permanecen en la ex SIDE, ahora AFI. Se trata de un maravilloso ejemplo de “periodismo de guerra” (Julio Blanck dixit) pues afirma exactamente lo contrario de la información que pueda extraerse del cuerpo de la nota. Como se informó aquí ayer, APEMIA trata de impedir que el Gobierno devuelva la montaña de papeles que la SIDE sustrajo a la mirada de fiscales y jueces… a su continuadora, la AFI, donde siguen revistando muchos de los ocultadores. Dicho de otro modo, APEMIA trata de evitar que documentos vitales para el esclarecimiento de la matanza, que entre otras cosas -por lo poco que ya se sabe- demuestran que la jefatura de la SIDE daba por descontado que Irán no había participado del ataque, y que la CIA le ordenó (ver la “Operación Cacerola”) que, lejos de detener a Moshen Rabbani, se esperara a fuera de vacaciones a Irán para no dejarlo regresar, negándole el ingreso al país. JS

A 23 años del ataque a la mutual

La Justicia frenó un decreto de Mauricio Macri que desclasificaba archivos del atentado a la AMIA

 

Cúpula con faro del Palacio Barolo y, abajo, interior del pasaje que une la Avenida de Mayo con Hipólito Yrigoyen. En una de sus oficinas de apila una montaña de documentos claves que la SIDE nunca presentó a la justicia.

Casanello dictó una cautelar a pedido de la Asociación por el Esclarecimiento de la Masacre de la AMIA. Críticas a la ex SIDE. 

 

POR LUCIO FERNÁNDEZ MOORES / CLARÍN

A pedido de la Asociación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA), el juez federal Sebastián Casanello dictó hoy una medida cautelar que impide la aplicación parcial de un decreto del presidente Mauricio Macri relacionado con los archivos de los servicios de inteligencia sobre el atentado de 1994 contra el edificio sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

El magistrado tomó esa decisión hasta tanto no se realice una audiencia entre todas las partes que, según dijeron fuentes judiciales, había dispuesto el juez titular de la causa AMIA, Rodolfo Canicoba Corral.

Este magistrado había rechazado originalmente la medida solicitada por APEMIA, pero la sala I de la Cámara Federal penal porteña anuló su decisión y le ordenó la semana pasada un nuevo pronunciamiento en el que fundamente por qué razón se opuso al planteo de APEMIA.

Los encargados de la implementación del decreto firmado por Macri (229/2017) en abril pasado son el Poder Ejecutivo, la Jefatura de Gabinete, el Ministerio de Justicia, la Unidad Especial de Investigación dependiente de esa cartera sobre el atentado y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), organismo duramente cuestionado en la presentación judicial. Como medida de fondo, APEMIA quiere que se declare la inconstitucionalidad de tres artículos de ese decreto.

“En efecto, si el Decreto que aquí se impugna pone los archivos a disposición de la UEI-Ministerio de Justicia, integrado por la AFI, donde actualmente siguen trabajando agentes que intervinieron directamente en la cuestionada investigación del atentado a la AMIA, es evidente el riesgo que corre dicho material”, sostuvo el escrito de APEMIA dejado en el juzgado a cargo de Canicoba Corral.

Ghostwriter Antonio Horacio Stiuso

“A eso debemos sumar que ya se ha destruido o desaparecido prueba que estaba en manos de la SIDE y que podría haber resultado de mucha utilidad para el descubrimiento de la verdad y de los responsables del crimen mismo”, añadió el texto en referencia al organismo antecesor de la AFI.

APEMIA denunció que el Grupo Especial de Relevamiento y Análisis Documental (GERAD) que ya funcionaba dentro de la Unidad Fiscal de Investigación de la causa AMIA, dependiente de la Procuración General de la Nación, sufrió restricciones a su labor por parte de la AFI en abril pasado.

“Resulta evidente que el Decreto cuestionado avasalla la independencia del Ministerio Público, afecta la independencia del Poder Judicial y sustrae de hecho la prueba fundamental de una causa penal de la magnitud de la causa AMIA”, señaló la presentación, a la que Clarín tuvo acceso.

“Los archivos de la SIDE fueron requeridos histórica y únicamente por esta parte (APEMIA) y el Decreto 229/17 los pone nuevamente en manos de organismos dependientes directamente del Poder Ejecutivo y no del Poder Judicial; organismos que desde siempre los han ocultado, manipulado e incluso destruido”, se quejó la entidad encabezada por Laura Ginsberg.

http://www.agenciapacourondo.com.ar/ddhh/23-anos-de-amia-avelluto-sabia-del-encubrimiento-del-atentado-desde-1998

Comentario (1)

  1. Norberto

    Tengo para mi que Stiuso desde hace muchos años trabaja para Magnetto además de hacerlo para agencias extranjeras varias.
    Nunca menos y abrazos

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: