LOS BULLRICH hacen campaña para Cristina. La Nación tritura a Esteban, el candidato que impuso Macri

Monstruosos, ambos Bullrich hacen involuntariamente campaña para Cristina. No hablaremos aqui de la ex montonera Pato, que más que meter la pata se ha dado vuelta como una media, hasta el punto de encubrir desapariciones y desaparecedores. Hablamos de Esteban, que cuando era ministro de Educación de la ciudad de Buenos Aires era zarandeado diálécticamente por los estudiantes secundarios y cuya candidatura a senador por la provincia fue una decisión personal del presidente Macri contra la opinión de su asesor Durán Barba. Hasta La Nación le bajo el pulgar luego de que la negra Vernacci se lo tomara a la chacota. Por último el duro pronunciamiento de la Asociación Argentina de Magistrados, Funcionarios y Profesionales de la Justicia de Niñez, Adolescencia y Familia (AJUNAF).

Los cinco fallidos de Esteban Bullrich que sacudieron la campaña

De los “pibes presos” a las cervezas artesanales, pasando por el “aborto de bebas” como violencia de género, el candidato a senador sigue generando dolores de cabeza a Cambiemos

María Eugenia Vidal se da cuenta. Primero mira a la nada, luego abre los ojos, esperando quizás que el primer candidato a senador nacional por Buenos Aires de Cambiemos, Esteban Bullrich, corrija la frase. Pero no. El parche no llega. “El camino que hemos emprendido todos los días tiene un metro más de asfalto, una sala más, un pibe más que está preso“, dice el ex ministro de Educación, con orgullo. Con los ojos redondos, la gobernadora ahora se da vuelta para mirarlo. Pero no.

El video se volvió viral y Bullrich sumó así un nuevo fallido a una campaña accidentada, en la que habló poco, durante pocos días, pero se equivocó bastante. Tanto, quizás, como para opacar la sonrisa que le quedaba al oficialismo desde que Fernanda Vallejos, primera candidata de Unidad Ciudadana, comparó al ex vicepresidente Amado Boudou con Yrigoyen y Perón. Aquí un recuento de los “hits” de Bullrich, como ya circulan en las redes sociales.

En marzo, durante una visita a Holanda junto al presidente Mauricio Macri , que incluyó una recorrida por la casa de Ana Frank, el entonces candidato en potencia sorprendió al intentar vincular la historia de la emblemática víctima del nazismo con “la grieta” local, en un esforzado dardo hacia el kirchnerismo.

Sobre Ana Frank

“Ella tenía sueños, sabía lo que quería, escribía sobre lo que quería y esos sueños quedaron truncos, en gran parte por una dirigencia que no fue capaz de unir y llevar paz a un mundo que promovía la intolerancia”, dijo. Por un instante, el genocidio del régimen nazi quedó en un segundo plano.

Cerveza artesanal

Pero su intervención más sonada de este año fue sin dudas la que tuvo en Radio Con Vos, cuando sugirió que las cervecerías artesanales podrían ser una salida para quienes pierden su empleo y buscan un camino propio como emprendedores. “Hay que ayudar a los bonaerenses a generar proyectos propios. Ahora en La Matanza y en otros lugares del Conurbano, los emprendimientos de las cervecerías artesanales están creciendo muchísimo”, dijo. Desde la industria lo corrigieron con crudeza.

Ni una menos

Fue la frase más sonada hasta unos días después, cuando trazó un paralelo entre su rechazo al aborto legal -en este caso de “bebas”- con el reclamo contra la violencia de género y los asesinatos de mujeres. “Ni Una Menos es también que si hay una beba adentro [del cuerpo de la mujer embarazada], Ni Una Menos porque también la estás matando”, dijo el candidato durante una entrevista con FM Blue. Organizaciones feministas y público en general le saltaron al cuello.

En medio, Bullrich también tuvo otras salidas menos polémicas, pero no por eso menos llamativas. Como cuando, durante un acto de Cambiemos, se permitió un giro poético-proselitista para decir que el corazón de los jóvenes no hace tuntún tuntún, sino “sí se puede, sí se puede”.

Otras dos frases que anticiparon la campaña

El ministro ya había cumplido su cuota el año pasado, antes de volverse candidato. “Esta es la nueva Campaña del Desierto, pero sin espadas con educación”, dijo en septiembre del año pasado, durante una visita a la Universidad Nacional de Río Negro. El repudio que desató esa frase lo obligo a una aclaración, que volvió a desatar críticas. “Me refiero a ese proceso histórico, del avance en un territorio que no estaba conquistado, ocupado. Ahora, a partir de una construcción distinta con la educación, los pueblos originarios tienen que ser reconocidos, hay que trabajar con ellos para que haya una cultura común y no la aniquilación para que [una cultura] predomine”, dijo.

Un mes después, volvería a generar polémica. Durante una entrevista con Télam, en la que defendió que la escuela no expulse a los jóvenes, para que no terminen en el delito, el entonces ministro de Educación remató: “No se va a cambiar con planes sociales: a ese pibe le podes dar un plan social, pero esa plata la va a usar para comprar balas”.

Pero el “orgullo” porque cada día haya “un pibe más preso”, dicho en el tramo final de la campaña para las PASO, volvió a encender alarmas en Cambiemos. La mirada de Vidal lo dijo todo.

La Asociación Argentina de Magistrados, Funcionarios y Profesionales de la Justicia de Niñez, Adolescencia y Familia (AJUNAF) manifiesta:

 

El candidato a senador nacional por la Provincia de Buenos Aires, y Ministro de Educación del Gobierno Nacional, en declaraciones durante una entrevista, sostuvo como logro en la gestión gubernamental provincial que: “El camino que hemos emprendido tiene todos los días una calle más con asfalto, un sala más, un pibe más que está preso”.

Tal afirmación implica relacionar a los niños con la comisión de hechos ilícitos, y su institucionalización como respuesta de política pública. Es lamentable que el logro de un gobierno, o la propuesta electoral de un partido político, tenga como eje mostrar solamente una respuesta punitiva a los niños, generando estigmatización y estereotipando negativamente a los niños. Mucho más cuando funcionarios del partido gobernante habían afirmado que la propuesta de reforma legislativa -que contempla la baja de la edad de  punibilidad- no iba a ser objeto de campaña.

Evidentemente, este tipo de reacciones electorales, en este caso de un candidato gubernamental oficialista, solamente busca acrecentar una demanda social creada mediáticamente para la reforma del sistema de responsabilidad penal juvenil, que no tendrá incidencia alguna en la solución del problema de inseguridad.

De ninguna forma puede justificarse que la campaña electoral pueda basarse en la respuesta punitiva a niñas, niños y adolescentes. Por el contrario, debería centrarse en la omisión de los poderes ejecutivos municipales, provinciales, y nacional en hacer efectivos los derechos económicos, sociales y culturales de la infancia (vivienda, salud, alimentación, educación, etc.), respecto de los cuales al menos pareciera que no existen muchas propuestas concretas.

Lamentablemente, se vislumbra el comienzo de una nueva etapa represiva en violación a garantías constitucionales, que incluye la persecución penal y la represión a adolescentes. Sería deseable que el consenso, y la madurez en el debate y en las decisiones evite ello, y no prospere la idea de convertir a los adolescentes en “enemigos sociales”.

César Raúl Jiménez (Presidente de AJUNAF) – Gustavo Daniel Moreno (Secretario General de AJUNAF)

Comentario (1)

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: