FRAUDE ELECTORAL. Por qué no hubo (todavía) denuncias de la Unión Ciudadana

PS: El autor escribió esta nota sin saber que la diputada Teresa García (San Isidro, primera sección electoral de la Provincia de Buenos Aires), a cargo del comando electoral, si había hecho una denuncia por fraude. Ampliaremos. 

Hay demasiados nabos/as que se preguntan en público por qué, si hubo fraude, Unidad Ciudadana no hizo denuncias penales. Y es que hasta el momento que se comparan las actas con los telegramas no se pueden exigir sanciones, qué es lo que hay que hacer. Se puede hablar de manipulación y se puede afirmar que es imposible que tantos telegramas con el mismo tipo de error sean una casualidad, pero recién con el avance del escrutinio (que es el definitivo, porque el provisorio es un conteo rápido en base a documentos no oficiales y por parte de un organismo –el correo– que oficia como auxiliar, pero que no es el que oficialmente fiscaliza la elección, pero si un juez no releva a los data enter del compromiso de confiabilidad, no sirven sus testimonios (hasta ahora anónimos) acerca de que la empresa (Indra o el Correo Argentino SA) mandó alterar el software de manera de eliminar el autocorrector que le impedía ingresar datos si los números no cerraban. Por ejemplo, si la suma de parciales no coincidían con la suma final. Es por eso que hasta ahora los apoderados de UC no hicieron denuncias judiciales, aunque eso podría hacerlo cualquier fiscal, si tiene en su poder una planilla firmada por el presidente que no coincida con el telegrama enviado por ese presidente de mesa. Mientras llegan noticias sobre la recuperación de miles de votos no computados para la UC en la 3ª y 1ª secciones electorales, los dejamos con Teodoro Boot.

Sobre fraudes, fiscales y parlanchines

TEODORO BOOT / Es asombroso que todavía tanta gente siga sin entender qué es lo que que se cuestiona del escrutinio (hasta dónde sé, en diversos medios televisivos, radiales, gráficos, electrónicos y FB) y por qué (al menos hasta el momento) no ha habido denuncias judiciales.

Veamos el mecanismo: Una vez finalizado el sufragio, el presidente de mesa (últimamente no se permite a los fiscales tocar las boletas) abre los sobres y cuenta los votos bajo la atenta mirada de los fiscales. Una vez hechas las sumas, se las vuelca en una planilla que firman todos los fiscales. Cada fiscal se queda con una copia de esa planilla, firmada por el presidente de mesa. La planilla firmada por todos se coloca dentro de la urna con todas las boletas, tras lo cual se la sella.

Luego de esto, mientras los fiscales envían los resultados de su mesa a sus respectivos comandos, el presidente redacta el telegrama que envía al correo y que llega a destino y pueden ser contados (obviamente, pues es un mecanismo instantáneo) antes que las cajas lo hagan al lugar dispuesto por la justicia electoral.

En base a los telegramas de los presidentes de mesa se realiza el conteo provisorio, que como su nombre lo indica es provisorio.

¿Y qué otra cosa podría ser?, se preguntarán ustedes.

Sin embargo, ees evidente que más de uno cree que ese es el resultado del escrutinio.

El escrutinio de verdad se hace contando las planillas, para lo que es necesario que las autoridades, en presencia de los apoderados y los necesarios fiscales generales de los partidos, abran las urnas y cuenten los votos consignados en las planillas (firmadas por presidente, vice y todos los fiscales de cada mesa). Ese es el escrutinio definitivo.

Sólo en caso de existir graves diferencias, adulteraciones u objeciones en o a las planillas, el juez puede disponer el conteo de las boletas, una por una, en alguna urna observada o impugnada.

La discusión y denuncias actuales sobre posible fraude se encuentra centrada en los telegramas, de ahí la improcedencia de protestar contra los fiscales o preguntarse –más en tren sarcástico que con buena intención– por qué los apoderados del o los partidos aparentemente perjudicados no han realizado ninguna denuncia judicial.

Es evidente, porque está documentado, que existe una gran cantidad de telegramas con obvias fallas de confección. No están sólo aquellas mesas en que candidatos a concejales o disputados de unidad ciudadana han obtenido un centenar de votos mientras que en el casillero del voto a senador (CFK, para el caso) figuran cero votos. Esto no es concebible, pero menos lo es que en una mesa de capital Biondini haya recibido 57 votos y Fimus ninguno.

Hasta ahí, puede tratarse de errores. La ignorancia de los actuales presidentes de mesa (importante labor para la que en la actualidad se requiere apenas de haber participado de un breve curso instructivo) es supina y debería volver a considerársela una carga pública de la que, por ejemplo, los docentes y profesionales no puedan excusarse.

La gravedad del caso actual surge de la cantidad y la repetición, lo que induce a pensar que no se trata sólo de errores ni de un plan organizado por una asociación secreta de presidentes de mesa, sino que esa adulteración se haya realizado en el correo (o empresa contratada, lo mismo da). En ese caso (siempre que la conspiración pueda demostrarse) habría habido fraude. Pero los errores y discordancias en un número pequeño de telegramas no indican gran cosa y, en todo caso, al menos hasta el momento, a lo sumo se podría hablar de manipulación y nadie debería ser tan irrespetuoso de culpar o responsabilidad de las irregularidades a los fiscales ni reprochar a los apoderados por no hacer denuncias.

Ahora bien, ya se está en el proceso del escrutinio definitivo, del cual surgirán los verdaderos resultados. En base a las planillas será entonces posible cuestionar a los telegramas y denunciar donde corresponde tanto a las autoridades como (en mi opinión) a los presidentes de mesa para determinar si fueron ellos quienes “se equivocaron” o si una mano negra los adulteró.

Comentarios (6)

  1. El Gallo

    Emerge la verdad.
    Globos y Photoshop
    Recomiendo la lectura del artículo escrito por Mariana Escalada y Agustín Ronconi, titulado:
    Sufragio libre, secreto, obligatorio… y retocado digitalmente.

    http://www.eldisenso.com/politica/sufragio-libre-secreto-obligatorio-retocado-digitalmente/

  2. ana lía pujato

    en la era del fotoshop los votos no podían quedar al natural!

  3. El Gallo

    Corrección:

    El escrutinio provisorio se realiza a partir de una copia del telegrama ( escaneo ) que se envía a la posición de 2 data entry.

    Lo que se está observando es diferencias ( ceros, guiones o casillero en blanco ) entre el telegrama original correctamente confeccionado y la imagen escaneada que llega al data entry.
    Nada tiene que ver aquí la responsabilidad del presidente de mesa, de los fiscales.
    Los votos se esfuman después del proceso de escaneado.
    Y esto ocurrió según lo que leo en 270 mesas, lo que a razón de un modesto 50 votos por mesa, nos lleva a 135.000 votos…
    … En una escrutinio provisorio con una ventaja de 6.000 votos para cambiemos.

  4. El Gallo

    Perdón, debi decir 13.500 votos, a lo que hay que agregar los correspondientes a las 1500 mesas sin escrutar.

  5. jorge breznev

    Si seguimos con el razonamiento matematico de que son 13500 votos, y que de los 400000 que faltan serian 40 30 para Cristina, el resultado final se acercaria a una ventaja de 45 a 50.000 votos Para Cristina, que seria de 0.80 mas o menos, digamos un punto. Eso NO cambia dos temas: 1) Hubo clara manipulacion por parte del Gobierno. 2) La diferencia es MUY pequeña para las espectativas del Kirscherismo: si comparamos con la primera vuelta del 2015, Macri casi no perdio votos y la candidatura de Cristina no cambio sustancialmente con la de Scioli. Estos son HECHOS. Con ESTA politica economica que vemos DESASTROSA, y con un 4 de copas, no le fue tan mal como pensabamos.
    Se hablo de piso de 40, de que con esta politica economica perdia votos, de que con Cristina en lugar del tibio Scioli creceriamos.
    NADA DE ESO PASO. Hay que buscar OTRAS RESPUESTAS

  6. El Gallo

    FRAUDE Y POSTVERDAD.
    No tiene sentido argumentar y/o confrontar contra la postverdad, porque la esencia de la postverdad es el negacionismo y mentir hasta el infinito.
    A la postverdad se la combate con ACCIÓN y MOVIMIENTO. La postverdad es un concepto fracasado hace años y refritado aquí por la mediocre y vergonzante intelectualidad amarilla. Sólo se apoya en la vagancia de las clases medias enchufadas la tv.
    Por eso todo dirigente oficialista, colaboracionista y traidor esta muy preocupado por el control de la calle y el territorio en todas partes: cárcel a dirigentes sociales como Milagro, desaparición de activistas comprometidos como Santiago, manipulación y ninguneo de los legítimos y justificados paros y movilizaciones populares, control de las élites traidoras y donde no , amenazas de intervención militar aquí o allá, bombardeos perversos e indiscriminados para destruir países enteros, financiamiento de guerrillas fanáticas y ultraviolentas sólo para generar CAOS, etc. La PERVERSIÓN no tiene límites.
    El ” imperio ” de la postverdad está derrumbándose en el mundo desde hace tiempo: sólo basta ver los acontecimientos internacionales y la ” calidad ” del liderazgo mundial.
    Generación de CAOS y DIVISIÓN periférico, ese es el objetivo para sostener un siglo más de ” supremacía “.
    ORGANIZACIÓN, MOVIMIENTO, ACCION, UNIÓN.
    APAGA LA TV, APAGA LA RADIO, PIENSA.

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: