MAPUCHES – DESAPARICIÓN DE SANTIAGO MALDONADO. Contundente respuesta de Jones Huala a las mentiras de Lanata

La desaparición de Santiago Maldonado el pasado 1 de agosto durante la represión que efectuó Gendarmería en la zona de Colonia Cushamen, Chubut, habilitó a una construcción infame y engañosa que los medios hegemónicos tejieron sobre la lucha de los pueblos originiarios. La replica de Facundo Jones Huala a las mentiras esbozadas en el programa Periodismo Para Todos a partir de la malvada edición de la entrevista que Jones Huala concedió en el penal de Esquel -en el que está detenido desde el 28 de junio- se produjo en La Garganta Poderosa,  de la que extrajimos este texto que desarticula, una por una, las falacia instaladas por la prensa servil acerca de la resistencia Mapuche y la desaparición de Santiago. JMS

Hago reserva de no comulgar con las expresiones de Jones Huala en otras entrevistas. En ésta, tengo para mi que ha influido muho en la calidad de la entrevista la excelente pluma del editor de La Garganta, Nacho Levy.

 

De Facundo Jones Huala, para Jorge Lanata.

 

LA GARGANTA PODEROSA

Ojalá viniera, me gustaría. De verdad, me gustaría verlo recorrer las tierras que nosotros habitamos, para que conozca cómo vivimos. Pero no le interesa saberlo. Y mucho menos le interesa que otros lo sepan. Por eso, mandó a editar burda y cobardemente toda la entrevista que me hicieron en Periodismo Para Todos, tergiversando conceptos, instalando falacias, faltando a la verdad. Pero así como la historia ha sido capaz de absolver a Fidel, esa misma historia se encargará de juzgarlo a usted.

No somos estúpidos los pueblos.

Y ya no les resulta tan fácil engañarnos.

Hoy, millones y millones de hermanos nos damos cuenta de como nos mienten sistemáticamente, pero tantos años de lucha nos han servido para comprender que todo, absolutamente todo lo que uno siembra, tarde o temprano se cosecha. Usted mintió, Lanata, mintió mucho… Y no por desinformado, mintió por garca, por lo mismo que abandonó su propia identidad, cuando decidió borrar al fundador de Página 12, para incubar a este pichón de Clarín.

Hoy, las cárceles reflejan las miserias de nuestra sociedad y los peligros permanentes de las trampas que nos venden a los pobres, cuando nos invitan a sentir vergüenza por ser obreros, motivándonos para llegar a ser como el patrón de papá. Y si no, miren los camioncitos de Gendarmería que mandaron a las villas para el Día del Niño, para machacar sobre nuestras mentes desde pequeños. Pues frente a semejantes provocaciones, no podemos sentir más que angustia por toda esa gente inocente que consume su basura periodística, sin desconocer que aún tenemos una ventaja: nosotros lo conocemos a usted, mucho más de lo que usted nos conoce.

Desde la Campaña del Desierto, nos vienen escondiendo y promoviendo como mano de obra barata, para que seamos sus peones eternamente. Presa de su propia soberbia, gente como usted creyó derrotarnos una y mil veces, olvidando la lucha heroica del pueblo mapuche, que sigue acá, donde nació, donde vivió, donde creció. Somos nosotros y somos de verdad. Usted, Lanata, sólo es una propaganda, ni buena, ni mala, ¡sólo propaganda! Humo, que finalmente se evapora, como sus teorías y sus cacerías televisadas.

¿O nadie se detuvo en el “arsenal” que nos encontraron? Serruchos, martillos, herramientas de trabajo, porque sí, ¡le tienen miedo a la pala! No buscaban datos, ni pruebas, ni explicaciones, buscaban mugre. Para eso mandaron a Otero, su mulo, que vino a entrevistarme acá, en la cárcel. Me tuvo hablando durante una hora entera, para poder llevarse los 30 segundos lavados de contenido que recortaron a su antojo…

Porque tienen miedo de pasar la entrevista completa, sin editar.

Tienen miedo de difundir las respuestas que no pueden dar.

No por casualidad, han gozado aquí de curiosos privilegios. Fíjense que para escribir estas líneas, debimos pedirles a los compañeros de La Garganta que se registraran como amigos, puesto que las solicitudes de prensa para ingresar al penal siguen siendo obturadas. Y sin embargo, la Dirección Nacional del Servicio Penitenciario no tuvo ningún requerimiento para sus siervos. Es más, cuando le notifiqué a Otero los pasos formales que debía dar para solicitar el permiso, me respondió que no haría falta, porque tenía “buenos contactos”. Y evidentemente los tenía: llegaron y entraron como si fuera su casa.

De aquí, se llevaron mis palabras para cocinar sus verdades, puesto que los mapuches jamás enfrentamos al Estado; estamos demasiado ocupados enfrentando al poder real, a sus transnacionales y a la burguesía que los apoya. Nunca hemos atacado a instituciones y siempre hemos repudiado todo acto de terrorismo. Aun cuando ponen su mayor aparato represivo en favor de los terratenientes, perpetuando el hambre y la pobreza, acá nos defendemos con piedras, porque así lo hemos hecho siempre, reivindicando la autodefensa, sin pensar en la asimetría de fuerzas, apenas demostrándoles y demostrándonos que no estamos dispuestos a quedarnos de brazos cruzados.

 

Porque así somos:
preferimos la muerte a la esclavitud.

Usted, Lanata, miente a la distancia, miente y corre, porque no se bancaría un debate, una nota en vivo, una batalla ideológica, ¿o sí? Con todo su poder mediático, el verdadero arsenal, intenta crear un fantasma, difundiendo las imágenes de sus ejércitos armados hasta los dientes, para hostigar a pequeños grupos de personas, cuando las únicas víctimas de semejante puesta en escena son sus consumidores. Nosotros seguimos acá, resistiendo sobre nuestros territorios y mirando pasivamente cómo atacan a sus televidentes, disparándoles falsas certezas, como todas las que intentaron dar sobre la Resistencia Ancestral Mapuche. Pues la RAM siempre ha sido una idea por encima de cualquier organización, una idea que pueden atribuirse otros y que jamás avalaría que un peñi pueda cometer un atentado o atropellar personas…

Juntos, todas y todos los seres humanos de bien, ésos que hoy estamos exigiendo la aparición de Santiago Maldonado, debemos decidirnos de una vez a dejar de lado esa cultura chatarra, desarrollando conciencia propia, medios propios, fuerza propia. Hoy más que nunca, debemos debatir, pensarnos y ayudarnos entre todos los oprimidos, territorializando los saberes de los intelectuales e intelectualizando los saberes de los obreros. A eso, los estamos llamando, a descreer del capitalismo y a combatirlo de verdad, por encima de los dogmas y por detrás de las necesidades que arrastran nuestros pueblos.

De usted, Lanata, sólo espero su respuesta a mí propuesta.
Usted ponga el día, la hora y el lugar.

Yo también quiero preguntar.

Comentarios (8)

  1. Alberto Espejo (@tajin2010)

    Muy buen análisis, va constituyendo con otros textos una poética de la política contra los agresivos recursos del discurso dominante, racista y estafador de la historiografía nacional argentina y latinoamericana de la culturas originarias de nuestras nacionalidades.

    Responder
  2. Pedro Fidel Parentti

    Contudente mensaje para poner un poco de límite al vandalismo mediático montado para estigmatizar a los mapuches y el silencio de Estado ante la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

    Responder
  3. Hector San Martin

    Lo que deben hacer estos grupos es dejar de culpar al gobietno y ayudar a la investigacion. Que pado con Msldonado?eso es lo importsnte no los discurdos de lado y lado. Quevse descubra la verdad y que el o los culpables paguen con todo el peso de la ley que es como se actua en Democacracia y no instalar la idea de que el Gobirno de Macri es igual a la dictadura como lo pudieron ser los anteriores. Hay que construir no destruir. Hago mus mejores votos por rl señir Maldonado.

    Responder
    1. Teodoro - Teo

      Te quedan dudas que si, que Macri en todo actua como la dictadura, por decreto, con violencia,despojando derechos, rifando los avances tecnologicos como Arsat, echando cientificos, reprimiendo y ENCARSELANDO A DIRIGENTES POLITICOS COMO MILAGRO SALA Y DESAPARECIENDO PERSONAS COMO SANTIAGO MALDONADO. Por eso digo si, es la dictadura no es democratico.

      Responder
      1. Hugo

        Este señor es un terrorista en pañales a estos grupos de saqueadores con el cuento de un territorio que no les pertenece esta inventando la escusa para formar un movimiento guerrillero esto ya lo vivimos
        El hambre de poder se nota en este señor .
        basta de iluminados ya alcanzo con los Fidel, los Chavez. Maduro ,los Videla los Pnochet y todos los golpisas surdos y de derecha de America .

        Responder
  4. El Gallo

    DÓNDE ESTÁ SANTIAGO MALDONADO ?

    Peticiones Internacionales:

    http://www.rcci.net/globalizacion/2017/fg3080.htm

    Responder
  5. dante

    Una cosa es la ocupacion de tierras por parte de poderosos , en complicidad con los diferentes gobiernos nacionales y provinciales y otra cosa es denominar ” originarios” o ” ancestrales ” ,los mapuches no son originarios y si no lean a darwin , perito moreno o al mismisimo cacique calfucura , ellos JAMAS nombraron a los mapuches y saben porque ? Porque no existian ! La cuestion es que detras de todo esto esta la corona y uds le estan haciendo el juego para dividir definitivamente el pais.

    Responder
    1. Teodoro - Teo

      El pais siempre estuvo dividido, si queres comenzar la historia desde La Patagonia Rebelde en 1919 donde el ejercito argentino fusilo personas sin juicio alguno, compatriotas que luchaban por sus derechos y luego brindo con los dueños de las estancias inglesas homenajeando a la corona. Hoy esta en manos de Lewis, Benneton y Ted Tarner. De que division hablar, aqui la tierra es extranjera y los nativos sus esclavos.

      Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: