MILAGRO SALA ya está en una casa reconvertida en cárcel de máxima seguridad, pero junto a sus familiares

En América TV y en América 24 veo a una caterva de gorilas decir cualquier cosa, mentir alevosamente, injuriar a Milagro Sala (con la que,  nunca estuve totalmente de acuerdo cuando estaba libre, pero a la que defiendo ahora de manera numantina porque está claro que atacándola a ella nos atacan a todos) presos de un irrefrenable odio a esa pequeña mujer indígena que dedicó su vida a avivar (apiolar, diriamos los porteños) a sumisos “cabecitas” esclavizados por genocidas como el impune octogenario Carlos Pedro Blaquier, y a dignificarlos como ciudadanos al satsfacer sus derechos constitucionales a una vivienda digna, pan y trabajo.

Entre los gorilas hay algunos previsibles y otros cuyo grado de virulencia me sorprende (como Tato Young) pero todos conforman un hato de gorilas que no creo que ni siquiera pueda encontrarse en el Congo o en Liberia, los habitat a los que han sido constreñidos esos simios en el África occidental y central (que no en Kenia, como suele decir con gracejo Jorge Asís en referencia a los panelistas de Animales sueltos). Como siempre, el palmarés es para Eduardo Feimann, el enano atrabiliario, al que escuche decir… cualquier cosa. Por ejemplo, que lo de Milagro esun privilegio, cuando hay tantísimos condenados por horrendos crímenes de lesa humanidad que estan en supuesta prisión domiciliaria en sus hogars, sin que nadie verifique que no salgan de ella y sin restricciones ara recibir visitas. Todas estas macanas se dicen, repiten y reiteran sin cesar por la mayoría de los canales, aunque, después de TN, y desde el desplazamiento de Rolando Graña por Juan Cruz Ávila en A24, y la primacía de los Gorilas sueltos en América TV, estos tres encabezan el ranking simio. ¡Y pensar que se quejaban de 6, 7, 8!!

Según su defensa, ello incumple lo dispuesto por la CIDH

Milagro Sala fue llevada a la casa de El Carmen, donde seguirá presa con las mismas restricciones que en el penal de Alto Comedero

 Milagro Sala fue trasladada hoy para cumplir prisión preventiva al inmueble que acaba de acondicionarse como domicilio en la localidad jujeña de El Carmen en medio de un fuerte operativo de seguridad, en cumplimiento de lo planteado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al Estado argentino respecto a que debían arbitrarse alternativas de detención de la dirigente social diferentes a su permanencia en un penal.
La líder de la agrupación Tupac Amaru fue trasladada poco antes de las 16 desde la Unidad Penitenciaria N°3, más conocida como el Penal de Alto Comedero, hasta dicha construcción, en la zona conocida como de La Ciénaga, originalmente erigida para servir de centro de recuperación de adictos, en las cercanías del Dique la Ciénaga, distante a unos 30 kilómetros de la capital jujeña. Allí fue recibida por su esposo, el periodista Raúl Noro, y familiares directos, junto a una pancarta donde se leía la frase “Bienvenida Milagro. Te saludan tus compañeros del galpón”.

En el lugar se podía apreciar, desde el exterior, un clima de algarabía, con aplausos y cánticos, ante la llegada de la diputada electa del Parlasur, junto con una custodia de dos efectivos de Gendarmería y dos agentes de la Policía de Jujuy.

En ese contexto, Sala afrontará desde su domicilio una serie de causas en su contra, entre ellas, acusaciones de supuestos delitos como defraudación al Estado, extorsión, enriquecimiento ilícito y amenazas en grado de tentativa.

La disposición del traslado fue emanada por el juez de Instrucción de Causas de Jujuy, Pablo Pullen Lllermanos, luego de que el magistrado Gastón Mercau hiciera lugar a lo solicitado por el organismo internacional, el último 16 de agosto.

Antes del traslado, Pullen Llermanos requirió la adopción de una serie de medidas de seguridad en el inmueble y en sus alrededores, por lo que hasta hoy continuaban los trabajos de reacondicionamiento, además de que rigen allí idénticas restricciones que las que existían en el penal.

Una de las abogadas de Sala, Paola Álvarez Carreras, dijo hoy a Télam que las medidas de detención tomadas por el juez “son violatorias de la resolución de la CIDH”, al indicar que “es un régimen paralelo al carcelario”.

“Hay una violación de ley nacional de ejecución penal, que prohíbe que las prisiones domiciliarias sean controladas por fuerzas de seguridad, y en este caso hay un triple control”, agregó, en alusión a las fuerzas de Gendarmería, la Policía de Jujuy y el Patronato de Liberados, a cargo del monitoreo electrónico.

La letrada indicó además que, desde la defensa, ya se realizó la apelación correspondiente para que sean revisadas las restricciones, porque “entendemos que son arbitrarias”, y lo que se está haciendo “es violar una vez más los derechos de Milagro Sala”, agregó.

Pullen Llermanos ordenó que la custodia perimetral del inmueble se encuentre a cargo de un total de 15 efectivos de Gendarmería Nacional, en horarios rotativos, y que el control de las tobilleras electrónicas sea realizado por el Patronato de Liberados y Menores Encausados de Jujuy, con colaboración de la Policía provincial.

Se instalaron también cámaras de seguridad en el perímetro de la casa, al tiempo que se decidió establecer “reglas de conducta de cumplimiento obligatorio, con expreso apercibimiento de revocación inmediata de la modalidad de prisión preventiva”.

En relación con las visitas, sólo podrán ingresar al inmueble hasta cuatro personas a la vez, y en el horario de 7 a 19, los martes, jueves y sábados, con un límite máximo de veinte personas por cada día de visita, aunque esta limitación no es aplicable a los familiares directos.

Sala deberá someterse a un control médico y psicológico dos veces por semana, a cargo del Departamento Médico del Poder Judicial, a la vez que deberá evitar el consumo de bebidas alcohólicas.

Ninguna de estas restricciones es suftida por los 145 reos o convictos por delitos de lesa humanidad, tampoco ninguno es vigilado con cámaras y sólo uno tiene un (1) guardia en la puerta de su hogar, y eso porque se lo soprprendió lejos de él, destacó la periodista Alejandra Dandán en un artículo titulado Una cárcel montada a domicilio.

La puesta en vigor de la cautelar de la CIDH se realizó luego de que el organismo internacional urgió al Estado argentino, el pasado 28 de julio, a dar cumplimiento a la resolución del grupo de trabajo de la ONU, que pidió “su liberación inmediata” o la adopción de “medidas alternativas a la detención preventiva, como el arresto domiciliario”.

Comentarios (3)

  1. schoppoenhouer2.0

    Es imposible ayudar a los pobres, despavilarlos, sin robarles al mismo tiempo? sin imponer un regimen feudal de favores como el de Milagros? SIn dejar sin os favores al que piensa distinto?

    Responder
    1. eljardinero

      Aún fuera como vos decis, es mejor eso que nada.

      Responder
  2. Joaquín Bertran

    LA ARGENTINA es un país distópico y meyótico.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: