CASO MALDONADO. El gobierno echa a rodar la versión de que Santiago está vivo, o al menos que lo estuvo hasta el 15 de agosto

A través del secretario Milman y el secretario Cané 

El Ministerio de Seguridad planteó la hipótesis de que Santiago Maldonado está o estuvo vivo hasta mediados de agosto

Memoria Verdad y Justicia - Télam
  • Gonzalo Cané

    El secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman (foto de presentación), aseguró que la investigación sobre el paradero de Santiago Maldonado “está avanzando”, al reiterar hoy que el Gobierno está dispuesto a “investigar absolutamente todo” y adelantó la hipótesis de que Maldonado pudo haber estado vivo a mediados de agosto. Otro alto funcionario del Ministerio de Seguridad, Gonzalo Cané, secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas, dijo que no se descarta “ninguna hipótesis” y destacó la del “piedrazo” que un gendarme le habría acertado a un mapuche, piedra que podría pesar, estimó, hasta 750 gramos. Luego puso en circulación la de que Santiago Maldonado pudo haber seguido vivo y visitado la Pu Lof de Cushamen hasta el 15 de agosto.

 

 

 

Milman dijo que la investigación sobre el paradero de Santiago Maldonado “está avanzando” y que el Gobierno está dispuesto a “investigar absolutamente todo”. Como Cané, dijo que no se descarta ninguna hipótesis, está claro que se contemplan varias.

“Las pruebas de ADN tienen un dato que ha sido subvalorado y es mucho más interesante: que las camionetas (de Gendarmería Nacional) no tengan el ADN de Santiago muestra que no hay prueba de que haya sido trasladado” en ellas, destacó al ser entrevistado por radio Mitre.

Milman comentó que la “única prenda que tiene ADN de Santiago es un buzo” y recordó que “el día 16 de agosto, en el allanamiento a (la comunidad mapuche) Cushamen los perros detectaron los rastros de las tres prendas aportadas en lugares distintos al primer rastrillaje del día 5”.

Milman agregó que el juez Guido Otranto, a cargo de las actuaciones, le preguntó a los policías encargados de los perros que buscaron a Maldonado qué antigüedad podrían tener los rastros de esas tres prendas y la respuesta fue “no mayor a 24 horas”.

Por ello, siguió diciendo, hay una hipótesis que estaría indicando que “ese rastro estaba presente” en el terreno de la comunidad mapuche en “las 24 horas previas al 16 de agosto”.

“Hay un sector que sólo plantea la desaparición forzada”

En este sentido, afirmó que el Gobierno no puede “aferrarse a ninguna hipótesis” y va “a investigar absolutamente todo” lo ocurrido con Maldonado, a quien testigos dijeron haberlo visto por última vez el 1 de agosto pasado, durante un operativo de la Gendarmeria para despejar un corte de ruta de miembros de la comunidad mapuche.

No nos aferramos a ninguna hipótesis, sino que investigamos absolutamente todo, y por eso hoy aparecen cosas que tiempo atrás no aparecían, porque de lo que se trata es de buscar a una persona”, subrayó.

La primera intención” del gobierno es “la aparición con vida de Santiago”, insistió en referencia a que así quedó plasmado en las manifestaciones de “la propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el presidente de la Nación, Mauricio Macri”.

Siempre manifestamos que todas las hipótesis eran posibles, aún cuando había un sector que sólo planteaban la desaparición forzada”, dijo Milman, para quien “la politización del caso, hizo que algunas personas tengan una mirada sesgada” de lo ocurrido.

Milman precisó que se trabajó sobre los más de 70 gendarmes de la zona, 33 de los cuales participaron del operativo en la ruta 40 el 1 de agosto, y, se encontró con que “ocho que estuvieron en el terreno que lleva a través de una pendiente a las márgenes del río Chubut”.

Agregó que los interrogatorios que hizo el Ministerio de Seguridad a los ocho gendarmes consistieron en “entrevistas en las que se coloca al entrevistado en situaciones muy incómodas para desestructurar, si la hubiera, una respuesta armada”.

Se les hacen preguntas ficcionadas sobre hechos que no están comprobados en las causas” porque “se busca desestructurar si hubiera un consenso entre los gendarmes para poder tener un discurso en común preparado para este tipo de entrevistas”, explicó.

“El hilo que va a develar”

En cuanto a Cané, que se encuentra en Esquel y sería uno de los interrogadores, dijo que “el piedrazo” que uno de los gendarmes que estuvo más cerca del río durante el operativo en la comunidad mapuche (Pu Lof) de Cushamen, en el que fue visto por última vez Maldonado, habría admitido haber arrojado contra uno de los manifestantes “podría comenzar a ser el hilo que va a develar lo que pasó ahí”.

En este sentido, en el marco de una entrevista que concedió esta mañana desde Esquel a radio Rivadavia, Cané -que oficia de enlace entre el Ministerio de Seguridad y la Corte Suprema- sostuvo que “esas piedras pueden pesar entre 500 y 750 gramos”, y planteó que, “si caen sobre una cabeza, con su parte filosa, pudo haber pasado cualquier cosa”.

“No se puede descartar nada. No descarto ninguna hipótesis… (tampoco) que haya sido un gendarme en particular y un grupo haya tomado decisiones incorrectas, pero no hay que mezclar las conductas que pudieron tener algunos gendarmes con el valor que reviste una fuerza nacional como la Gendarmería, tanto para la Patagonia como para todo el país”, enfatizó.

El alto funcionario del Ministerio de Seguridad informó que “hoy va a haber un análisis de tierra a la vera del río (Chubut) porque se ha encontrado una suerte de movimiento de tierra, que también puede responder a cualquier razón pero hay que investigar”.

Por otro lado, el funcionario dio cuenta de la posibilidad de que, en el marco del operativo, hubiesen sido efectuados disparos con bala de goma -algo que, según versiones periodísticas, un gendarme habría admitido en su testimonio en el marco de la investigación interna realizada por la propia Gendarmería, que el Ministerio de Seguridad entregó al juez Guido Otranto.

“Es el tipo de munición que utilizan las fuerzas de seguridad para prevenir el menor daño posible en manifestaciones y para evitar o poder neutralizar disturbios”, dijo Cané, que comentó que “los hechos sucedidos a la vera del  río pueden no haber sido visto por todos” los gendarmes, con lo cual se trata de “una situación bastante compleja”.

Por fin, insistió le resulta “llamativo” que “el día 16 se hace un allanamiento grande en el lof y las tres pruebas que había, oloríferas, que eran un cuello, una gorra y un buzo. dan positivo en el terreno” y sostuvo que, de “estas prendas, diferentes personas aseguraban, en el caso de la gorra, que pertenecían a Maldonado”.

“Por el tipo de zona donde se hace la prueba, el rastro no puede durar más de 24 hora, o sea que esto ubicaría vivo a Santiago el día 15. Uno de esos buzos da positivo a restos genéticos de Santiago y el cuello da positivo en el domicilio que tenia Maldonado en la ciudad del Bolsón; entonces también hay pruebas que lo ubican vivo en el lof el día 15”, insistió.

Sin embargo, remarcó que el hecho de “una prueba arrojó que podría estar vivo no justifica que dejemos de buscarlo”, y agregó que “continuamente van surgiendo cosas”.

“La gorra, si uno ve las grabaciones, la encuentran los mapuches de lof y le indican al especialista, el día 5, acá está la gorra que usaba Santiago. Ellos son los que la encuentran con el especialista que había ido con los perros. El cuello lo aporta la familia y el buzo lo aporta una persona que dice ser uno de sus mejores amigos y participa activamente de la comunidad”, precisó Cané.

Cané dijo que es “temerario” hablar de “encubrimiento institucional” de la desaparición de Santiago Maldonado y los allanamientos de Gendarmería a la comunidad mapuche de Cushamen porque “engloba una cantidad enorme de gente”, e insistió en remarcar que “había tres escuadrones de gente diferente que no se conocían entre sí, con lo cual un encubrimiento de esa magnitud sería enorme”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: