RAGENDORFER: “El cuerpo de Santiago Maldonado estuvo en el río cinco días o poco más”

LA ÚNICA CÁMARA FRIGORÍFICA DE LA ZONA ES LA DE BENETTON. El periodista Ricardo Ragendorfer habló con “No Nos Queda Otra” sobre la investigación del asesinato de Santiago Maldonado. Ante el intento del gobierno de exculpar a la Gendarmería alegando que Santiago se ahogó, Rangendorfer explicó que “los policías culpables del asesinato de Ezequiel Demonty recibieron penas de prisión perpetua en septiembre de 2002, ese casi sienta jurisprudencia. Ezequiel, al igual que Santiago Maldonado, no sabía nadar”. Dijo también que “el informe preliminar de la autopsia dice que el cuerpo podía tener entre cinco y poco más días sumergido”. Al hablar en el programa radial “No nos queda otra” (AM Rebelde) fue aun más explícito: “El juez dijo que no tenía heridas superficiales, pero no sólo eso dice el informe preliminar” y agregó que el informe final, haya o no acuerdo entre las partes, será presentado la semana próxima. “El cuerpo fue encontrado río arriba, un lugar donde los pobladores van a buscar agua. Y no había antes ningún cuerpo en ese lugar”, destacó.
Ragendorfer pidió que se haga un allanamiento en el campo de Benetton “donde hay una cámara frigórifica, la única de la zona”.

“Parece que el juez se olvidó del tema”, ironizó.

Por último, pidió no olvidar que “la muerte se dio en el marco de una represión brutal, atroz” en “una situación inconcebible”. Y recordó que “el Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, participó en los días previos de charlas llamando a la represión. Cuentan que estaba exaltado, que tenía un tono muy violento. Quería construir una situación de flagrancia, que fue lo que después hicieron para seguir la represión adentro de la comunidad, ilegalmente. Ellos invocan esa figura a partir de un supuesto piedrazo contra un gendarme, pero eso ocurrió después, no en la ruta”.

Ragendorfer escribió para la revista electrónica Zoom una nota titulada “La aparición forzada” en la que destacó que el meneado testigo “E” realza las zonas oscuras que restan esclarecer en una causa cruzada por operaciones de encubrimiento. La transcribimos:

Envalentonada por su victoria en las urnas, Elisa Carrió, la vaca sagrada de la alianza Cambiemos, se apuró en arrancarse el bozal que oportunamente le había colocado el equipo de campaña, para insistir: “Yo no me arrepiento de lo que digo”, y acusó a los familiares de Santiago Maldonado de “construir un desaparecido”. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a su vez silenciada por expresa orden presidencial, supo expresarse a hurtadillas al respecto con un “me gusta” en el tuit de una tal @Eugeniamorocha, que exigía al hermano de la víctima un pedido de disculpas por acusar del hecho a los gendarmes. Lo cierto es que cavernícolas de toda laya, y también trolls en idílica armonía con opinadores televisivos y editorialistas de los diarios más influyentes del país, se permitieron pareceres semejantes. En cambio, más mesurado se exhibió el ministro de Justicia, Germán Garavano, al señalar: “Escuchamos la conclusión del juez y los peritos sobre la ausencia de lesiones. Eso despeja muchas cosas; pone en crisis muchos testimonios que dijeron que hubo golpes y lesiones”. Un desvío “gradualista” de la culpa hacia la comunidad mapuche, matizada por una hipótesis tan previsible como disparatada: la “muerte accidental” en medio de un ataque represivo atroz y desaforado. Un dislate sólo comparable a suponer que alguien puede congelarse en un incendio.

No hay dudas de que esta tormenta conceptual está enlazada por los enigmas que rodearon el hallazgo del cuerpo de Santiago, cuyas circunstancias alientan la idea de una “aparición forzada”.

“Un desvío “gradualista” de la culpa hacia la comunidad mapuche, matizada por una hipótesis tan previsible como disparatada: la “muerte accidental” en medio de un ataque represivo atroz y desaforado”

Su melodía de fondo tuvo el preludio de un artículo publicado el 19 de octubre por el diario Clarín, con la firma del inefable Claudio Andrade, y el siguiente título: “La pelea interna mapuche fue clave para encontrar el cuerpo en el río Chubut”. Y en la bajada señala: “Un sector más moderado decidió avisarle al juez que lo habían (sic) observado en el agua”. Fue el prolegómeno para presentar en sociedad al “Testigo E”, personaje que animaría las entregas posteriores del citado periodista. Y con un eje preciso que el propio Andrade explica sin rodeos: “Uno de los testigos clave del caso de Santiago Maldonado habría reconocido que mintió respecto de su primera versión donde indicaba como responsables de la desaparición del joven a Gendarmería Nacional. En su nuevo testimonio dejaría entender que él perdió de vista al artesano después de haber intentado sin éxito ayudarlo a cruzar el río”. Andrade, un verdadero campeón del tiempo potencial, también adujo en la misma nota que el Poder Ejecutivo ya consideraba la posibilidad de concederle al misterioso declarante los dos millones de pesos ofrecidos como recompensa por brindar datos para dar con Santiago. Ese texto está fechado el mismo día de su autopsia.

Ya se sabe que ese viernes el juez Gustavo Lleral emergió de la morgue del Cuerpo Médico Forense con una revelación en la boca: “No hay lesiones en el cuerpo”. Lo dijo sin añadir que ello de ningún modo diluía la condición criminal de tal muerte. Quizás su parquedad haya tenido el loable propósito de no enturbiar las elecciones del domingo. Pero aquella frase había caído sobre millones de almas con el mismo peso que una gigantesca roca en el océano. En ese instante, el fantasma del “Testigo E” ya revoloteaba en el ambiente.

No obstante, Lleral demoró casi cuatro días en desmentir su presunta contribución en el hallazgo del cuerpo de Santiago. Entrevistado por el diario Página/12 y Cadena del Sur, el juez fue rotundo: “No declaró ningún ‘testigo E’ ni de ninguna otra letra del abecedario. Tampoco recibí ningún dato certero para hacer el rastrillaje. Si hubiese tenido un dato certero no habría puesto en riesgo a los bomberos ni los prefectos, lo habría ido a buscar directamente”. Y calificó de “ridículo” el tema de la recompensa.

“No hay dudas de que esta tormenta conceptual está enlazada por los enigmas que rodearon el hallazgo del cuerpo de Santiago”

Según sus dichos, la resolución del rastrillaje se tomó en base a una recomendación de un informe de Prefectura y fue plasmada en una resolución del 13 de octubre. “Yo tomé la determinación de hacer el rastrillaje desde el puesto viejo”, indicó. Y también dijo que el expediente aún está centrado en una pesquisa por “desaparición forzada”.

Eso significa que más temprano que tarde deberá instrumentar al menos dos medidas pendientes: el cruce de los llamados telefónicos del sinuoso jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, y el allanamiento del casco de la estancia del magnate italiano Luciano Benetton.

Desde una perspectiva más global, los resultados de esta pesquisa dirán si rige o no el Estado de derecho en Argentina.

Comentarios (14)

  1. Silvio octavio viotti

    Sólo una explicación para la sangre en el rostro de Echazu y hablaremos entonces de muerte no violenta
    Mientras tanto, lo único viable es que Echazu disparo a quemarropa sobre santiago y lo asesinó.
    Mendez se enojó y se fue
    Noceti ordenó esconder el cadáver
    El cuerpo fue tratado durante dos meses y fue sometido a carroñeros como los zorros y los hurones sobre las lesiones del disparo

  2. Bea

    No, Silvio, disculpame; pero tu teoría es demasiado complicada y muy llena de vericuetos. La sangre de Echazú pudo haber sido provocada por un piedrazo. Sin embargo, a mí también “me sonaba” a arañazo, lo cual indicaría que hubo una lucha previa con “alguien” que se defendió y pudo ser Santiago. Eso tampoco se descarta; porque si bien el cuerpo no presenta lesiones, pregunto ¿eso incluye si hubo o no rastros de piel o sangre en sus uñas, por ejemplo? Creería que no, que eso se verificará en estudios posteriores, no en “lo macro”.
    Lo que afirmás de disparo y sometimiento a depredadores para borrar evidencias de los mismos, con respeto: me parece demasiado rebuscado. No creo que estas hordas hayan tenido tiempo de hacerlo, a pesar de que transcurrieron muchas semanas con el infortunado joven en su poder. Porque igualmente era una bomba de tiempo, como para especular con los deterioros posteriores.
    Te digo mi hipótesis:
    lo detuvieron los tres gendarmes, como dice el testigo a quien el crápula Otranto no le quiso tomar testimonio, que tanto “desvela” a la rata Andrade. Lo subieron al unimog-hoy vi una foto del mismo con la lona húmeda-y luego, “barrera de gendarmes” mediante, lo introdujeron en la camioneta blanca. Lo llevaron a la estancia del reventado Benetton. Lo torturaron con el “submarino húmedo” y así lo ahogaron. Fijate la cara, pobre ángel: desfigurada, hinchada, no se condice con el color rosado de su mano. Hay agua en sus pulmones, hígado, médula ósea. “LO ahogaron”. Acomodaron el cadáver, aparentando estado “casi natural” -menos su rostro-y lo pusieron en una cámara frigorífica.
    Cuando Lleral dijo que se allanaría la estancia-cosa que NO creo hiciera ni hará-lo “tiraron” en un lugar visible.
    Conclusión: desaparición forzada en medio de una accionar represivo ilegal, seguido de muerte. Delito de lesa humanidad. Reclusión perpetua para UNAS/OS CUANTAS/OS. ¿Por qué creés que está tan revoloteado el avispero de trolles inmundos? Porque se la ven venir y este DESgobierno, con lo único que cuentan para desacreditar todo es con ellos y la prensa cómplice.
    Claro que es probable que luego de los estudios no haya acuerdo. Pero será tan sólo para empiojar, por parte de peritos de “los verdes”. Aún así, los videos, las fotos, peritajes de celulares, serán más que irrefutables. A diferencia del fiscal proxeneta chorro, acá hay mucha gente en escena. Igualmente, sería importante que la doctora Heredia y la familia logren que intervengan peritos de afuera; de la CIDH. ¡Por algo los mugricistas del gobierno se negaron a aceptarla! ¿Podrán seguir haciéndolo, si no hay acuerdo entre los científicos? No lo creo. Y será el momento en que su color amarillo del 23/10 se transformará en negro betún.
    Saludos

    1. Maria

      Increiblemente real tu relato!!! Lo unico claro es q santiago ya no esta y lo unico q queremos es justicia!! Para q pueda descansar en paz!!

      1. Bea

        Sí, María, yo me puse a ver las fotos, fundamentalmente. Y me daba vueltas la idea del ahogo…Y pienso que ocurrió así. Cuerpo normal, manos rosadas…¿y la cara por qué no?
        El relato más verosímil es el de Prüeger. Pero en lo que no coincido es en que fue asesinado entre cinco y diez días antes de aparecer a la orilla del río. Desde mi óptica lo asesinaron enseguida. Y lo pusieron en un freezer. Así de macabro. Sobre que haya justicia: sólo confío en el perito de parte y en los científicos de Antropología Forense, prestigiados y convocados a nivel mundial.

    2. Silvio octavio viotti

      No sabes lo que hacen para ocultar un crimen
      Cuando yo cai en la perla, vi ésas salpicaduras
      Mis compañeros fueron asesinados y luego enterrados. Pero después los desenterraron y llevaron los huesos que ya habían sido quemados con fuego y luego cal viva y los pusieron en tachos en las salinas de córdoba y los dinamitaron
      Con la tecnología de hoy pueden hacer que parezca otra cosa, que dónde hubo un balazo haya una mordida de un zorro
      La sangre en el rostro de Echazu es una arteria grande que fue destruida
      Yo he peleado y los piedrazos no salpican. La sangre chorrea

      1. Bea

        Silvio: allí no hay una arteria grande. La única que es vital es la carótida y está en el cuello. Conozco mucho de anatomía porque cursé la carrera de medicina, que luego dejé por otra profesión. Pero lo que estudiás no lo olvidás más. Además, la rotura de una arteria importante te lleva a un estado de shock hipovolémico y esa rata estaba muy pancha el HDRMP. Es más ¿dónde está la foto de la “grave lesión” del maxilar, creo el superior, no la mandíbula?
        No dudo en absoluto sobre tus relatos. Pero a estas lacras ahora les jugaba en contra algo que durante la época de tu terrible infortunio -que fue de todos nosotros como pueblo-tenían “in eternum”: el tiempo. El “inminente” allanamiento de la estancia de la alimaña podía darse. ¿Quién les aseguraba a ellos que así no fuera, presión popular mediante? Por eso te decía que no podían “darse el macabro lujo” de “jugar” con el accionar de depredadores. Intuían que ese cuerpo en algún momento debería ser descartado.

        1. Silvio octavio viotti

          Se trata de la carótida de Santiago Maldonado; que seria la que salpicó a Echazu

          1. Bea

            No, Silvio. La autopsia preliminar -macro, digo- no reveló lesiones. Además, una lesión en la carótida lo lleva a un estado de shock hipovolémico que es algo gravísimo.Y en cuanto a la falta de ellas, en eso estuvieron de acuerdo todos los científicos participantes; no podemos dudar del perito de parte y del Equipo de Antropología Forense. Analizá pormenorizadamente y verás que lo ahogaron con submarino húmedo y lo pusieron en un freezer.
            Reitero: ¿por qué la gran diferencia entre el estado del cuerpo, fundamentalmente las manos, el color rosa de la que está fuera del bolsillo y su cara deforme, hinchada, irreconocible? Los estudios posteriores revelarán la verdad.
            Te comento: una vez, un profesor, anatomopatólogo, nos contaba a nosotros, sus alumnos, que un grupo de profesionales dirigidos por él, prepararon un trabajo minucioso sobre las causas del fallecimiento de una persona para llevar a un congreso. Sobre el mismo fallecido, otro grupo de científicos preparó otro trabajo, pero no eran especialistas en Anatomía Patológica.
            Luego de escuchadas las conclusiones del otro grupo, el que integraba nuestro ex profesor, con todo respeto le dijo a sus colegas, que lamentaban tener que informarles que estaban en un error; pues el estudio de autopsia había llegado a otra conclusión y resultó ser la correcta. Hace muchos años de ello, creo que fue en Córdoba el congreso.
            En síntesis: la verdad es una y yo tengo el convencimiento que será posible llegar a ella. Y acá no podrán “versear” como con el fiscal corrupto y delincuente, que a todas luces quedó demostrado que se suicidó. ¿Que pretendan ocultar, distorsionar, dirás vos? Y…es muy probable, porque sería UNA DEBACLE PARA LOS AMARILLOS. ¿Podrán? No lo creo. El caso tuvo demasiada trascendencia fronteras afuera. Y para este DESgobierno cipayo, conservador y neoliberal, será su R.I.P.
            Se avecinan tiempos violentos, dadas las características de inusitada impunidad, agresiones y “luz verde” para la “mano de obra MUY ocupada”. Tengo la esperanza que no tendrá consenso, aún con sus resultados electorales. Como dice el tango, serán: “pobres triunfos pasajeros”. Al ’76 NO VOLVEREMOS, mal que les pese.
            Saludos

  3. Bea

    Fe de erratas: donde dice “una accionar” debió decir un accionar.

    1. Diego

      Hola, honestamente creo que estás totalmente errada, vamos a volver al 76 por dos cuestiones. 1_ Por incitar a la violencia, desde partidos resentidos y agencias extranjeras, que se buscan desestabilizar Hispanoamerica, con clara idea de balcanizar aun mas la region y nuestro país. (Lo del medio Oriente se viene para acá, nuestra primavera). 2_ Porque la mierda de la Guerrilla se recicló en demócratas y amantes predicadores de los ddhh, generando una distorsión muy grave de nuestra reciente historia, imponiendo la censura políticamente correcta y la pluralidad del pensamiento único, se generó una distorsión del sentido común, y el pensar en el Nunca Mas! es inviable…. Inviable porque los amantes de la guerrilla mintieron en su inocencia. Ni 30.000, ni inocentes. Y te recuerdo, al Peronismo lo mataron uds, al ignorar la doctrina.

  4. Bea

    En primer término: ¡NO TE PERMITO QUE ME DIGAS “USTEDES”! ¿QUIÉN TE CREÉES QUE SOS PARA ENCASILLARME EN TAL O CUAL PARTIDO, A LO CUAL JAMÁS HICE ALUSIÓN?
    Por lo demás, tu perorata asqueante sólo es asimilable a la de un ESQUIZOFRÉNICO, además de bruto e ignorante. Y NO te “molestes” en responder porque yo a alimañas execrables NO RESPONDO, valga la red.
    Seguí participando como rastrero troll y felpudo de pasquines y espacios tan abyectos como vos. En las antípodas de “PÁJARO ROJO”.

  5. Bea

    Y reitero: AL ’76 NO VOLVEREMOS JAMÁS. Mal que les pese a las cobardes ratas represoras y nauseabundas “disfrazadas” de comentaristas, con cerebros plagados de streptococus fecalis.

  6. peruca

    La pregunta que me hago siempre es Por que no desaparecieron el cuerpo y ya? que pasó ahi?, Lo llevaron a un lugar donde despues por la alerta que habia era difícil ir a buscarlo?, tenían un minimo primer plan de aparecerlo ahogado?, si fua asi pq no lo tiraron mas abajo y despues de 10 0 15 dias de la desaparición? Me juego q como dicen arriba hay muchos que enterraron las narices en este barro y no se pusieron de acuerdo. Y Alguno se cansó (el que lo tenía, que puede ser Benetton) y lo tiró río arriba para empiojar aún mas

  7. Bea

    “Tirar”-porque eso fue lo que hicieron-el cuerpo río arriba fue para culpar a los mapuches, así de simple. Porque es sabido que la comunidad transita permanentemente por ese sitio. ¿Y qué mejores chivos expiatorios que ellos, para que el común de la gente con cerebro domesticado por las corporaciones mediáticas que GOBIERNAN EL PAÍS, exclamen ¡”mirá, mirá y los culpaban a los pobrecitos gendarmes”!? En cuanto al tiempo transcurrido, está claro que no se ponían de acuerdo, pues no esperaban la gran repercusión que el caso iba a generar. Esa es la eterna subestimación que hace la derecha acerca del accionar del pueblo y así luego la paga muy cara. Pero eso también indica UN GRADO DE IMPUNIDAD que creían inexpugnable, habida cuenta de la complicidad entre el despreciable Otranto, el defensor de genocidas Nocetti y la delincuente chorra DEL 13%. Y Lleral, aunque tal vez haya sido “simple arte declamativo” ¿AVISÓ? que iba a ordenar allanamiento del CAMPO DE CONCENTRACION -¿cuántos mapuches estuvieron allí y NUNCA fueron encontrados, denunciados ante la CIDH?-a cargo DE HORDAS de la lacra Benetton. “Ipso facto”: aparece el cuerpo de Santiago. Por lo demás, sigo con mi teoría: lo ahogaron con submarino húmedo. A poco de su secuestro y lo pusieron en freezer.
    En otro contexto: ¿no les resulta “extraño”, que el celular del pobre pibe que “amenazó” al tirifilo delincuente contrabandista ENSEGUIDA FUE HALLADO Y EL DE SANTIAGO MALDONADO, QUE RESPONDIÓ LA LLAMADA DE ARIEL GARZI NI SIQUIERA SE INVESTIGÓ?

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: