PARADISE PAPERS. Macri otra vez en el centro de la escena a través de su alter ego Cenzón

Edgardo Cenzón -que fue el principal recaudador de la campaña presidencial de Mauricio Macri- manejaba 140 millones de dólares depositados en una offshore radicada en las islas Bermudas en 2009, cuando era funcionario de la Ciudad, informa La Nación. Nadie puede darse por soprendido. En mayo de 2011 este periodista advirtió en Noticias Urbanas que el hombre era nada menos que el principal ejecutor de Macri en sus tejes y manejes financieros. Nadie puede darse por sorprendido porque Cenzón había sido denunciado por el renegado Kravetz, entonces jefe del bloque de legisladores porteños del Frente para la Victoria y hoy tan amarillo PRO como el denunciado. La nota fue vuelta a publicar Pájaro Rojo el 13 de julio de aquel año con el título Cenzon, la “mano izquierda” de Macri, debajo de otra del periodista Eduardo Videla.

Pasen y vean:

Un funcionario clave del Gobierno porteño, que decide en todas las compras y contrataciones importantes, es un ilustre desconocido

 

Cenzón, Cenzón, ¡qué fantasma sos!

 

Cenzón es felicitado por Macri en presencia de María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. Nadie lava más blanco.

 

Cenzón, Cenzón, ¡Qué fantasma sos!

 

POR JUAN SALINAS / PÁJARO ROJO

Edgardo Cenzón, uno de los hombres de mayor confianza del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, es prácticamente desconocido a pesar de que de él dependen todas las compras y contrataciones de importancia que realiza el gobierno porteño.

Que los medios no menciones a Cenzón acaso tenga que ver con que, entre sus múltiples funciones, controla la pauta publicitaria del gobierno citadino.

Cenzón es formalmente subsecretario de Planeamiento y Control de Gestión, cargo que le permite meterse en todas las áreas de gobierno como delegado directo de Macri, a quien rinde cuentas, y del jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta, de cuyas huestes proviene y de quien depende orgánicamente.

Licenciado en Economía por la Universidad de Belgrano, especializado en regulación de las telecomunicaciones y con un posgrado en la Universidad Torcuato Di Tella, Cenzón es en los hechos una especie de superministro de compras y contrataciones a quien Macri suele encomendarle las misiones más complejas, explicó un alto funcionario del Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad.

Según la fuente, Cenzón se encargó sucesivamente del equipamiento de la Policía Metropolitana y de los ministerios de Salud y Espacio Público.

Además, desde el suicidio a fines del año pasado del secretario de Comunicación y Prensa Gregorio Centurión (cuyo reemplazo fue su colaborador Pablo Gaitán) también controla la pauta publicitaria.

El nombre de Cenzón saltó a primer plano cuando este periodista se puso en contacto con fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad y de la Policía Metropolitana en un intento de averiguar cuanto le cuesta a los contribuyentes reemplazar con vigiladores privados a los policías federales que prestaban servicios “adicionales” en los edificios públicos dependientes del Gobierno de la Ciudad.

Como se recordará, a poco de asumir, la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, suprimió la modalidad de las horas extras “adicionales” con las que los agentes redondeaban sus ingresos en larguísimas jornadas a costa de su salud.

También le interesó a este periodista averiguar el estado de las licitaciones para proveer a los edificios públicos de la ciudad de cámaras de video y otros elementos electrónicos de vigilancia, objeto el año pasado de varias denuncias periodísticas.

Ambas fuentes coincidieron en señalar al “director de Compras y Contrataciones, Edgardo Cenzón” como quien decide en esas materias. Y cuando al día siguiente se les reprochó amablemente que hubieran identificado a Cenzón por su viejo cargo (que dejó a fines de 2009), se disculparon.

Explicaron seguidamente que el error se debió a que, en la práctica, Cenzón, que dejó en aquella dirección a “su mando derecha, Lisandro Greco”, retuvo sus funciones. “Sigue cortando el bacalao”, dijo textualmente uno de los funcionarios.

Este periodista se puso en contacto con Cenzón, quién dijo que no tenía “información completa” ni sobre cuanto más está pagando la Ciudad la custodia de los edificios públicos desde la supresión de las “horas adicionales” de los policías federales, ni sobre las licitaciones en curso. Y agregó: “Quien tiene esa información es Rodolfo Ventura, director general de Custodia y Seguridad de Bienes del Gobierno de la Ciudad”.

Ventura depende del Ministerio de Justicia Y Seguridad, y más precisamente, subrayó Cenzón, “del subsecretario de Seguridad Urbana Matías Molinero”.

Es decir, Cenzón le devolvió la pelota al Ministerio de Justicia y Seguridad.

“… cumplo en informarle que toda información respecto a la licitación de seguridad, como al servicio de policia adicional, deberá ser canalizada a través de la Subsecretaria de Seguridad Urbana del Ministerio de Justicia y Seguridad”, respondió un tanto redundantemente por e-mail Ventura.

Consultado un funcionario de dicha cartera que exigió el anonimato dijo que se trata “de un tema re-heavy del que, insisto, se ocupa Cenzón personalmente”. Y aclaró que se refiría a “que hubo denuncias periodísticas, no judiciales, que objetaron la transparencia de la licitación”.

En cuanto al subsecretario Molinero, durante más de dos semanas se lo llamó a su celular y a sus colaboradores sin conseguir ponerse en contacto con él ni que devolviera la llamada, por lo que resultó obvio que no quiere dar explicaciones.

********************

Denunciado por disponer de 281 millones desde las sombras

 

El subsecretario de Planeamiento y Control de Gestión del gobierno porteño, Edgardo Cenzón, fue denunciado en julio pasado por el legislador justicialista Diego Kravetz.

“¡Piedra libre para Cenzón! Tomen nota: primer piso del Edificio (de la avenida) Patricios (dónde está la sede del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, en el límite entre La Boca y Barracas). ¡Ya es hora de que lo nombren secretario administrativo! Que justifiquen de alguna manera porque una persona que ocupa un cargo distinto al que ejerce está a cargo de un presupuesto de 281 millones de pesos”, casi gritó Kravetz.

El subsecretario administrativo de la Policía Metropolitana era y sigue siendo formalmente Ignacio Greco, hermano de Lisandro, que a fines de 2009 sucedió a Cenzón en la Dirección General de Compras y Contrataciones. Los hermanos Greco son amigos y estrechos colaboradores de Cenzón.

Kravetz hizo su denuncia en en el curso de una de las audiencias realizadas por la comisión investigadora del escándalo de espionaje encabezado por el jefe de la Policía Metropolitana, el comisario Jorge “El Fino” Palacios y el especialista en intercepciones telefónicas Ciro James.

Palacios y James no sólo perdieron sus empleos sino que también fueron a dar con sus huesos a la cárcel. Actualmente esperan en libertad el inicio de un proceso oral y público en el que Mauricio Macri también está imputado.

Kravetz agregó en aquella ocasión que Cenzón era “de hecho, el secretario administrativo del Ministerio de Justicia y Seguridad y específicamente de la Policía Metropolitana y maneja una caja chica no tan chica de dos millones de pesos”.

Comentario (1)

  1. juana

    QUIEN INVESTIGA A ESTE LADRON DE EDGARDO CENZON????? LO ESTAN CUBRIENDO PARA QUE NO HABLE, LARRETA Y COMPAÑIA

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: