REFORMA LABORAL. “Toda Latinoamérica espera que la rechacemos”, dice Daniel Catalano, de ATE-Capital

Yasky, Catalano, Baradel y Eduardo López.

DANIEL CATALANO,  secretario general de Ate Capital.

 

POR MARÍA QUINTERO Y MIGUELA VARELA / REVISTA PPV

¿Qué representa esta reforma laboral para el conjunto de lxs trabajadorxs?

La propuesta representa groseramente un retroceso en materia de derechos laborales, se trasladan los derechos de los trabajadores hacia los beneficios del sector empresarial, o sea, hacia el sector privado y hacia el gobierno. Después cuando ves la letra chica te encontrás con barbaridades como que no vas a poder disponer de tu capacidad horaria, no vas a poder hacer juicios, vas a tener salarios bajos, va a estar todo atado a la inflación. Hay cuestiones que son inhumanas, pero lamentablemente hay alguien que las está diseñando. Esperamos que del lado de los trabajadores no haya gente que sea complaciente con esto y que podamos armar algo que lo frene. Hoy todo eso no está solo, no es algo aislado la reforma laboral. La reforma laboral está pensada dentro de la reforma previsional, dentro de la reforma del estado y dentro de un presupuesto donde se trasladan gran parte de los recursos del pueblo a pagar deuda externa. Si vos me decís que la reforma laboral es sólo una reforma aislada del gobierno, te digo que no. Si no que está pensada en el marco de una serie de reformas que van a dañar al pueblo en su conjunto.

En particular, en cuanto a los trabajadores del Estado, ¿cuál sería la disposición más grave?

La reforma laboral tiende a intervenir en la vida cotidiana del pueblo. Desde cómo va a ser la forma de contratación hasta la disponibilidad horaria. Con esto, ya no vas a poder laburar ocho horas por día, sino que vas a laburar la cantidad de horas que tu empleador entienda que tenés que trabajar, y vos vas a tener que organizar tu vida de acuerdo a lo que tu empleador necesite. Perder las horas extras va a ser el menor de los daños que vas a tener. Porque después eso te pone en tensión el presentismo, y ahí viene atado el tema de las vacaciones. Tus derechos van a estar en una situación de vulnerabilidad porque vos empezás a trabajar de acuerdo a la necesidad puntual del empleador en el día a día y oorganizar tu día va a ser una cosa muy compleja, porque no vas a poder programar nada. Ya no estamos hablando de poder ir o no a la reunión de padres, sino de no vas saber ese día a qué hora vas a volver a tu casa. Entonces, es muy grosero porque a vos te ponen en un lugar de esclavitud, donde vos vas a tener que acomodar tu cotidianidad a las necesidades del empleador, y eso le va a pasar a todos los sectores, público y privado. Porque la ley no diferencia a quién se aplica. Por eso es importante que nosotros la podamos combatir.

¿Recordás antecedentes o medidas similares a esta reforma laboral?

Nosotros en todos estos años perdimos trabajo, pero no perdíamos derechos. Vos podías tener o no laburo, o tener un empleo precario con un contrato basura o eras monotributista pero no tenías en riesgo tu condición de trabajador/a. Y hoy se intenta generar un marco legal para que vos quedes desprotegido, se quiere consensuar que vos abandones tus derechos por motu proprio. Inclusive, lo increíble de la reforma es que está contemplado que vos no te sindicalices y que puedas renunciar a tu convenio colectivo de trabajo. Es como si entraras a un lugar, donde te dicen: “yo te voy a dar trabajo si vos renuncias a tu Convenio colectivo de Trabajo y no te sindicalizas”. Entonces entrás despojado de cualquier posibilidad de poder contar con un beneficio. Esto es lo que quiere el gobierno.

Con Yasky, Baradel y Eduardo López

Y esto va en línea con la crítica que hizo Macri sobre la cantidad de sindicatos…

Sí, y la verdad es que eso no se entiende. No hay una explicación por la cual quieran prescindir de los sindicatos. Porque ellos después van y negocian con los que tienen que negociar, acomodan a los que tienen que acomodar. La sindicalización no puede ser un problema, para ningún gobierno podría serlo. No se explica por qué hoy les preocupan 3.000 sindicatos, por qué les preocupan las obras sociales. ATE es un gremio que no tiene obra social, y nunca fue un impedimento para nosotros ni para pelear ni para crecer. Tenemos casi 300.000 afiliados en casi todo el país, y no tenemos obra social. Así que una cosa no está atada con la otra. La sindicalización es una herramienta necesaria para tener mejores condiciones de trabajo. Y Argentina es un país donde a pesar de que los no sindicalizados son mayoría, si lo mirás a nivel mundial somos uno de los países que tiene mayor nivel de sindicalización. Entonces, hay un nivel de consciencia muy grande, y creo que lo que se está atacando es justamente eso. Se está atacando la conciencia de los laburantes.

¿Los trabajadorxs tiene conciencia de lo que representa esta reforma?

Yo creo que sí, que se entiende lo que representa. Lo que pasa es que después te encontrás con la realidad de que tenés trabajo o no tenés trabajo. Porque te llevan a ese lugar. Por eso, para nosotros la pelea es ahora porque una vez que perdamos esto, ¿qué vamos a hacer? Si, por ejemplo, te sienta tu jefe y te dice: “yo te voy a echar, te voy a indemnizar y te voy a contratar de esta nueva manera. Te vas a quedas con plata en el bolsillo, pero a partir de ahora vas a laburar de esta forma”. Y vos tenés que para la olla en tu casa. Entonces, ¿qué vas a hacer? Ponen a los laburantes en una situación donde no pueden elegir, sino que es una imposición que está atada a la realidad de que tenés que trabajar. Por eso la pelea es ahora. Pero bueno, estamos discutiendo con firmeza. Hay que organizar un frente sindical que frene la reforma laboral, previsional y la reforma del estado.

Hablás de conformar un frente sindical, ¿pensás que esa sería la línea de acción de los sindicatos de acá en adelante?

Estamos articulando. Nosotros estamos trabajando, las dos CTA, la Corriente Federal e intentando con una parte de la CGT para que todo esto pueda confluir en una gran movilización hacia el Congreso para que a través de la voz de lxs trabajadorxs, la reforma laboral no se materialice. Si es necesaria una reforma laboral, tiene que ser consensuada con lxs trabajadorxs y no puede haber pérdida de derechos.

Es mentira que esto va a traer inversores, porque las inversiones vienen a la ruleta financiera y no a la industrialización. No tenemos un país que se quiere industrializar, tenemos un país que quiere más dólares y más lebacs. Se piensa que se toma deuda y que se cubre con obra pública. A corto plazo, es un modelo económico que tiene un límite, que se agota cuando se termina de endeudar el país. Una vez que eso suceda, volvemos al 2001, y no porque lo diga yo sino porque esa propuesta se termina en la bicicleta financiera y estamos atados a una crisis internacional, como pasó con México. Eso es con lo que está especulando el macrismo hoy.

El Secretario General de la CGT de Francia, Philippe Martinez, analizó en una entrevista con PPV la tendencia mundial hacia la precarización del empleo a través de reformas laborales redactadas por los organismos internacionales y las grandes empresas. ¿Crees que esto es así o que es una medida puntual del gobierno de Macri?

Nosotros estamos convencidos, y lo hemos denunciado públicamente, que Patricia Bullrich y Elisa Carrió viven en la embajada de Estados Unidos. Para nosotros esto es parte de una estrategia regional. Y sabemos que si la reforma no pasa en Argentina, vamos a aliviar a toda América del Sur porque en Brasil pasó como agua en un contexto de muy baja sindicalización, donde las condiciones laborales son casi de esclavitud. Cosa que acá no sucede. Entonces, nosotros nos transformamos en una barricada para que no caiga Uruguay, Bolivia, Ecuador. Venezuela ya demostró que tenía otras herramientas más allá de los embates de la derecha. Bueno, la esperanza latinoamericana está en que la reforma no pase a través de Argentina, si pasa por acá va a ser un desastre regional.
Esta reforma es parte de las recetas del Fondo. Que venga el G20 a reunirse acá es parte de una estrategia del macrismo para que los Organismos Internacionales se puedan afianzar. Y lamentablemente hay una parte de nuestro pueblo que piensa en la moneda estadounidense y es muy difícil romper con esos lazos culturales. Vos tenés gente que vive a 40 km. de capital federal, que en su vida vio un dólar y cree que la libertad pasaba por comprar dólares. Yo creo que si haces una encuesta, el 99% de los argentinos nunca compró dólares en su vida porque no tenía ni la capacidad económica ni la necesidad. Sin embargo, instalaron que la felicidad y la libertad venían por ahí.

Comentario (1)

  1. Lucio

    A que se referirán con ” a toda América ” los organizadores de derrotas? A Brasil , Colombia y Chile ?

    Si las reformas o contra reformas pasan no sólo habrá sido con la complicidad de jp,fpv además de todos los gobernadores y el impulso de la mediocre militancia que no la ve ni cuadrada

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: