SANTIAGO MALDONADO YA NO ESTA SOLO: La Prefectura mató a Rafael Nahuel (22 años)

De la mano de Clarín y La Nación vuelve el lenguaje de la dictadura: «Enfrentamientos» y «abatidos», un poblado que no llegaba a los 25 personas que se reclaman originarios fueron desalojados por más de trescientos efectivos de fuerzas de seguridad federal armados hasta los dientes.

Lo dijimos enfáticamente: si no parábamos a los asesinos de Santiago Maldonado, habría más muertos.

Lo que le contamos aquí el viernes era moco de pavo. Las cosas eran todavía más graves. El megaopetativo desplegado por las fuerzas de seguridad por orden tanto de la justicia federal como del ministerio de Seguridad a orillas del lago Mascardi, en el Parque Nacional Nahuel Huapi, terminó con otro muerto y con heridos de gravedad. A Santiago Maldonado se le ha sumado em la lista de víctimas mortales Rafael Nahuel, de 22 años. Está en duda si era un mapuche étnico o, como Maldonado, un adherente a la causa de los aborígenes. También está en duda el estado de salud de una chica de 16 años al que ayer, una vocera mapuche dio por muerta.

Ya desde antes de que se supiera que había un muerto estaba claro que la del Estado había sido una ofensiva desmedida, inédita. Así lo habíamos presentado, en base al rico material provisto por la agencia estatal Télam.

Según Eduardo Soares y Laura Taffetani, de la Asociación Gremial de Abogados, los cinco menores detenidos (Uriel Bonefoy y Dayana Antimilla, ambos de 10 años; Calfulican Collhwan Jaramillo, de 3 años y Aukan Colhwan, de un año) estuvieron detenidos ilegalmente «toda vez que les fue impedido a familiares directos contacto con ellos». No exageran, a los chicos (y queremos creer que no corrió para el bebé Aukan, y quizá tampoco para los párvulos de tres años) se los precintó (es decir, se los maniató).

Por las redes circula este texto que es muy elocuente y no ofrece la menor duda acerca de su verosimilitud, pero del que resultó imposible identificar al autor (que ha de ser un profesor ¿de apellido Fernández? que estuvo hablando en programas de TV). Se refiere al asesinado por los Albatros de la Prefectura, Rafael Nahuel. Lo transcribimos:

Rafita NO tenía 27 años, tenía 22 recién cumplidos, nació el 15/8/96. Es más fácil construir la imagen de «enfrentamiento» con un adulto de casi 30 armado, que con un pibe de 22 que tira piedras. Tampoco era un «delincuente», o un «mapuche violento», o «un indio que se la merecía» como dicen en comentarios en las redes sociales los que hace rato perdieron su última gota de dignidad.

A Rafita lo conocí hace más de 5 años cuando se largó la experiencia Alto Construcciones (la foto es de esa época) en la que pibes desescolarizados de los barrios (en su caso del Nahuel Hue) se integraron a una escuela de Don Bosco, en Frutillar, a contraturno, para aprender un oficio y hacer una práctica laboral. Mi compañero Javi Silva venía acompañando a un grupo de pibitos en la capilla del Nahuel Hue entre los que estaba Rafita, …flaquito, chiquito, siempre vestido de Boca, tratando de sobreponerse a una realidad familiar muy difícil, y a un barrio que se come a los pibes.

Rápidamente se integró, aprendió a soldar, hacía cualquier trabajo pero de entrada vio que lo que le gustaba era la herrería, siempre estaba cerca de su amigo Facundo Arias (que también perdimos), gran bromista siempre imitando a un payador, también de Coqui y Kevin Painefil, sus otros hermanos de la vida.

Venía todos los días, no faltaba, contento se puso el mameluco cuando los pudimos comprar, dentro de nuestro trabajo de ir integrando a los pibes en grupos con el eje puesto en la cultura del trabajo, Rafita era uno de nuestros referentes, era uno de esos que poníamos con otro al que le costaba más, que tenía menos ganas, Rafita tenía ganas dobles y traccionaba.

Por diferencias con la escuela el Alto Construcciones se mudo transformándose en el San José Obrero del Barrio Malvinas, hubo que empezar de nuevo, con muy pocos recursos y herramientas, Rafita la entendió rápido, todos los días caía al taller con algún hierro que rescataba de la basura y lo transformaba en un chulengo, una parrila, o cualquier cosa que pudiera vender.

Por esa época nos trajo un día a su hermano mayor Ale, que tanto queremos, lo trajo tímido al principio, pero decía sin decir que quería que le diéramos una mano.

Ale tan bueno como complicado cuando se intoxicaba, y ahí jugaba Rafa, se iba antes de pelearse, renunciaba a su espacio por su hermano, así era Rafita.

Dice Javi Silva «Tuve la suerte de acompañarlo. A mi me enseñó mucho. Fuimos de viaje, campamentos y muchas andanzas más . A veces nos enojábamos el uno con el otro (pero siempre nos arreglábamos) por decisiones.

Recuerdo cuando fuimos a ver a su hermano a Buenos Aires, cuando nos convocaron para dar una charla del San José en la Universidad de Madres él se puso la 10, habló de lo que significaba el poder ver la vida de otro lado, el poder pensar en el otro y en uno mismo. Era un pide con toda una vida llena de dolores pero con más valores de vida que muchos de nosotros.

Cuando el San José se transformó en el Programa PAIS de Sedronar le dijimos, con Omar Omar, Yanina Llancaqueo, y Javi Silva, a un grupo de pibes que ya eran mayores, que debían empezar a transitar su propio camino, uno de los que lo entendió rápidamente fue Rafa. Igual venía seguido, empezó a noviar con una operadora, siempre nos saludaba con cariño, a veces agradecía por su hermano, alegre, con ganas dobles, se la rebuscaba con la herrería.

Después de eso se vinculó con otras organizaciones, últimamente su participación en la causa Mapuche era otro importante proceso de crecimiento, porque a nuestros pibes de los barrios empiezan por quitarles las oportunidades, y después les quitan la capacidad de ser actores de la realidad, dejar todo lo que les hace mal, rebuscarse el trabajo y comprometerse con alguna causa que encima defienda sus raíces, es todo lo que podemos soñar los que trabajamos en los barrios, con los pibes.

Rafita era todo lo que podíamos soñar. Ayer lo asesinaron por la espalda.

La situación en Bariloche y alrededores

Ayer, Suisana Yappert, subió este post a su muro de Facebook: Recién llego del Hospital de Bariloche, desde las 5 de la tarde estamos acompañando a mujeres mapuche con sus chicxs y miembros de distintas comunidades que quieren saber quién de los suyos fue asesinado o herido en la represión -cacería en el Lago Mascardi. Hace 5 horas que nadie les informa nada. Las mujeres corren detrás de las ambulancias que llegan a la guardia para saber si traen a sus heridos. Abogadas defensoras de derechos humanos interpusieron habeas corpus preventivo. La Cámara de Comercio local celebró la represión. Hubo gente celebrando en la ciudad que hayan asesinado a un indio. Hay gente en la ciudad que «quiere bala». Ví a mujeres mapuche llorando, angustiadas, sufriendo. Las ví cortando la calle y haciendo fuego en la puerta de Parques Nacionales. Las ví correr de la policía y bajar hacia a Catedral. Ví como dos hombres de casi dos metros fueron a pegarles a mujeres mapuche y a sus hijos pequeños que habían interrumpido una misa para denunciar que estaban asesinando a su gente. Ví a dos jóvenes que fueron a impedir que eso ocurriera. Una mujer le pegó a un niño mapuche en la catedral. Lo vi llorar y a su madre preguntar ¿quién lo hizo? sin que nadie respondiera. Escuché a los fieles decir que si estaban matando mapuches «algo habrán hecho». Cinco horas esperando que alguna autoridad local, provincial, nacional informara qué estaba pasando en el Lago Mascardi. La ciudad se llenó de policías, la ruta camino a El Bolsón estuvo horas cortada, no dejaron pasar a organismos de DDHH que iban al lugar donde se estaba produciendo la represión cacería. Hace un rato ordenaron allanamientos en el km. 7, donde vive una mujer de la comunidad. Sus lamienes pedían urgente abogados y abogadas que las acompañen.
Me vine a casa a escribir estas líneas, algunas personas y organizaciones esperaban en el hospital novedades. La espera y el silencio (son) una crueldad infinita.

La Historia Oficial

El comunicado del Ministerio de Seguridad de la Nación es tan cínico como vergonzante. Cínico porque habla de «un enfrentamiento armado» entre los efectivos de la Prefectura armados hasta los dientes y mapuches decididos a evitar que los apresaran tirando piedras con sus hondas. Y vergonzante porque para sostener aquella construcción no se atreve a afirmar que los mapuches tuvieran armas de fuego, limitándose a sugerirlo afirmando que un prefecto escuchó «unos estampidos» que le hicieron considerar que las tuvieran y que seguidamente dos efectivos vieron a la distancia que «dos o más» mapuches «portaban armas de fuego», única evidencia, estos testimonios de anónimos albatros, de que los atacados a balazos por la espalda tuvieran más armas que las necesarias para defenderse o carnear a un animal.

En este contexto, la permanencia de Patricia Bullrich en la Secretaría es un hecho casi tan obsceno como la de Juan José Aranguren como ministro de Energía.

Transcribimos el comunicado oficial que se propone el imposible de justificar lo injustificable. Nuestros comentarios van entre paréntesis:

Informe sobre los hechos ocurridos en Villa Mascardi

«Ayer a la tarde, un equipo de 4 efectivos de la Agrupación Albatros de la Prefectura Naval Argentina, cumpliendo con la orden judicial del juez federal Gustavo Villanueva, continuó con rastrillajes en la zona de Villa Mascardi con el objeto de recabar información e identificar a las personas prófugas luego del desalojo realizado el día jueves sobre los terrenos tomados por el RAM. (N. del E.: En ninguna parte está acreditado que los pobladores de la Pu Lof de ….. fueran miembros de la evanescente RAM… misteriosa organización que según algunos miembros de la Pu Lof de Cushamen es una hechura de los servicios). La patrulla partió de la base del Hotel de Parques Nacionales. En el recorrido, y a unos 400 metros de la Ruta Nacional Nº 40, detectaron más de 10 barricadas de madera y tierra, que el día anterior no estaban. Llegaron así a una barricada donde lograron ver entre 15 y 20 personas (si entre 15 y 20 personas montaron diez barricadas habría que reconocer que los mapuches tienen asombrosa capacidad de trabajo). En ese momento, dos de los Albatros quedaron en estado de alerta, escondidos, mientras que los otros dos bajaron hasta una antena, 150 metros abajo, para comunicarse con dos efectivos que se encontraban a 300 metros de la Ruta 40.

«Los dos miembros de Prefectura que quedaron en el lugar escucharon gritos que aparentaban ser gritos de guerra y observaron el desplazamiento de un grupo de entre 15 y 20 personas encapuchadas, con máscaras antifaces de tipo militar y banderas con lanzas que en sus puntas tenían atados cuchillos. Además, otros portaban armas blancas, por lo que la patrulla de Prefectura esperó escondida entre la vegetación para evitar ser descubiertos. (Esta parte del comunicado es un disparate, un absurdo: ¿Cómo hacen para estar al mismo tiempo encapuchado y con una máscara de gas? ¿cómo se puede diferenciar «una máscara antigás de uso militar» de otra de uso civil?. ¿Cuantas banderas que llevaban como mástiles palos rematados en cuchillos llevaban los mapuches para que los albatros, una tropa de élite, reculasen atemorizados?

«Los que venían de abajo se encontraron de frente con este grupo de 15 a 20 personas encapuchadas y armadas. Los dos Albatros dieron la voz de ‘¡Alto Prefectura!’, que no fue acatada.

Paint ball y flash bang

«El grupo comenzó una agresión contra los Albatros con piedras, boleadoras y lanzas Uno de los efectivos, cumpliendo con las normas legales y de uso racional de la fuerza, repelió el.ataque con un arma no letal con munición no letal de pintura con motivo de hacer cesar la actitud violenta del grupo en cuestión y de hacerlos retroceder.

«Una vez que los efectivos lograron aproximarse al resto de la patrulla, todos ellos se cubrieron detrás de los árboles, intentando resguardarse de la agresión del grupo de personas que continuaba atacando con todo tipo de armas. (¿cómo que «con todo tipo» si ya antes se precisó que se trataba de «piedras, boleadores y lanzas»?)

«Inmediatamente se escucharon gritos por parte del grupo de encapuchados, que decían ‘Los vamos a matar, son pocos, son cuatro’ y, acto seguido, los efectivos escucharon fuertes estampidos en dirección a su posición y observaron a dos o más personas portando armas de fuego que, por el sonido y el efecto de las e fracciones, daban cuenta de ser de grueso calibre. Además, se dieron cuenta del calibre de las balas porque arrancaron ramas gruesas de cuajo. (Un bello cuento pero… ¿acaso el juez secuestró algún proyectil?)

«A continuación, el grupo de personas comenzó a avanzar utilizando movimientos tácticos militares y adoptando una formación de emboscada envolvente sobre los cuatro efectivos, lo que demostraba la preparación militarizada del grupo, que sumada a las máscaras de gas, daban la impresión de un grupo preparado para un evento violento.

«Uno de los efectivos, al ver que la patrulla se encontraba superada en número, intentó comunicarse con la base para informar sobre la situación, comunicando que se encontraban superados en número y solicitando apoyo y autorización para hacer uso de sus armas de fuego para salir del rodeo.

«Allí, siguiendo con el uso progresivo de armas y al no recibir respuesta de la base, producto de la mala señal de la zona, usaron una granada de aturdimiento flash bang. Frente a la situación y frente a los disparos de armas de fuego (acá ya se da por probado que los mapuches tenían armas de fuego, y de gran calibre) por parte del grupo violento (ellos son los violentos, no quienes allanaron sus viviendas a tiros y llevaron presos a niños e incluso hasta bebés de un año), inmediatamente comenzaron a replegarse hacia abajo, cubriéndose con disparos de fuego intimidatorios siempre en dirección hacia los árboles y no en dirección hacia los atacantes, ya que no se podía visualizar más a aquellos hombres que se encontraban disparando con armas de fuego (adviértase el absurdo de toda la oración a partir de «intimidatorios… es tan vergonzoso como el balbuceo de un niño al que se lo ha pescado robando dulces).

«Mientras la patrulla descendía, recibió el apoyo de otro efectivo que se encontraba ascendiendo luego de oír el pedido de ayuda. Finalmente, el personal se reorganizó e inició el descenso. En el camino se encontraron con el escalón de recibimiento constituido por dos efectivos y se continuó con el descenso utilizando movimientos tácticos de cobertura sin necesidad de efectuar más disparos. En la zona de las barricadas se encontraba otro efectivos más y finalmente se descendió hasta la Ruta 40, en donde la patrulla se reagrupó con el Grupo de Control de Disturbios, finalizando el operativo.

«Posteriormente, se tomó conocimiento sobre la existencia de personas heridas, una de ellas de gravedad. A las 18.00 horas aproximadamente, desde la ladera de la montaña y en la zona próxima al puesto de la Prefectura Naval, descendieron dos personas con una tercera que estaba herida.

«En ese momento se procedió a la detención de los mismos, identificados como Fausto Jones Huala y Alejandro González, constatándose luego que la persona herida había fallecido. Según fuentes de la comunidad en la montaña se encontraban heridas otras dos personas, quienes se resistían a ser atendidos en el hospital. Una de ellas sería una mujer perteneciente al Ejército Argentino y capacitada en alta montaña, información que hoy confirmó el Ejército Argentino.

«En la zona ya se encontraban presentes la fiscal federal Silvia Little y el secretario Marcos Labay junto con el jefe de Prefectura Bariloche, Leandro Ruata. Por decisión judicial la Prefectura fue retirada del lugar, quedando la zona a resguardo de la Policía Federal y las actuaciones judiciales en manos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. También estaba presente en el lugar personal de la Policía de la provincia de Río Negro. El armamento utilizado por la Prefectura durante el operativo fue secuestrado por orden de las autoridades judiciales.

«El Ministerio de Seguridad, a través de la Prefectura Naval, bajo las órdenes operativas de la Secretaría de Seguridad de la Nación, lamenta lo sucedido pero considera que, en esta oportunidad, no se trató de un grupo de protesta o de reivindicación sino de una metodología de violencia armada, inadmisible con la democracia y el Estado de Derecho, y deposita la confianza en la investigación judicial para demostrar que actuó bajo todas las medidas operativas y protocolos que se utilizan en un enfrentamiento armado.» (la lenidad de la justicia federal argentina queda en evidencia cuando tartufos como los redactores de esta sanata depositan su confianza en ella).

Comentarios (4)

  1. Bernardo

    ASESINOS!!!!!

    Responder
  2. Bernardo

    Este gobierno nefasto reafirma su política genocida, matando un ciudadano Argentino y Mapuche el mismo dia que enterraban a Santiago Maldonado.

    Otro muerto mas en la atormentada conciencia de la Ministra Bullrich.
    Y van…

    Mucha bebida le hará falta para lidiar con tantos muertos que la visitan cada dia.

    Responder
  3. TOCRO

    Al cumplirse próximamente UN SIGLO de la creación de la «CHEKA» , dejo esta PARÁFRASIS del artículo de «WIKIPEDIA» ,
    [ Revolución Rusa — 07/11/1917)] a raíz de su implementación en nuestro (?) País luego de transcurridos casi exactamente 100 años de su versión en RUSIA :
    «La creación de la Checa»
    El 20 de diciembre de 2017, se fundó la «Comisión extraordinaria de lucha contra el sabotaje y la contrarrevolución liberal» comúnmente conocida como «CHECA». Sus acciones no tenían ninguna base legal ni judicial (el decreto fundacional no se hizo público) y había sido concebida como un instrumento provisional de represión independiente de la justicia. Era dirigida por un comité de cinco miembros Entre los «saboteadores» y enemigos previstos por el decreto figuraban: El KD (KIRCHNER DIABÓLICO), los socialistas, periodistas no «serviciales a sueldo», huelguistas, jubilados, peronistas, alfonsinistas, aborígenes, pardos y morenos etc.
    De repente, la Checa multiplicó los llamamientos a la delación y a la constitución de Checas locales. Fundada con 100 funcionarios En julio ya contaba con 2000. A partir de esta fecha, los efectivos policiales de CAROLINA SERRANO fueron superiores a los de los tiempos de 1976 / 1983.-.

    Responder
  4. Martino Cruz

    Otro pibe más que esta muerto.
    Mediante su método favorito: “con un tiro por la espalda”. ¿De la misma forma continuarán con otras comunidades, como la de Wichí de Salta, o simplemente acentuarán “la contaminación con plomo o negarán la Ley de protección de glaciares”?¿ O acaso a mansalva como la masacre de Rincón Bomba Formosa, con cientos de pilagás?
    “¡Como olvidarlos!¡Como olvidarlos! Se reían como diablos y gritaban como lobos. Abrían la boca. Abrían la boca. Se reían y festejaban cuando- Caían los niños, las mujeres, los ancianos… ¡Como olvidarlos!¡Como olvidarlos! Y después las policías a caballo que disparaban-Y los de a pie que degollaban con tanta furia- Que los uniformes reventaban. No parecían seres humanos ¿O sí?” – Solo cumplen la Constitución secreta-

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: