TÍA DE RAFAEL NAHUEL: “Bariloche es nazi… nos van a matar a todos, de eso estoy segura yo”

La jugadas del Papa Francisco en la política local han resultado en los últimos tiempos muy significativas. Al nombramiento del obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea cabeza de la Iglesia Católica local, siguió la actuación del jesuíta Jorge Rubén Lugones en el mundo sindical,obrero, y ahora (ver abajo) la de monseñor Juan José Chaparro (foto) en Bariloche, dónde encabeza la mesa del diálogo que está evitando que se desate una cacería de originarios y mestizos pobres. La decisión política del Gobierno de confundir a los mapuche con la fantasmagórica RAM (que muchos creemos monitoreada por los servicios al igual que los supuestos anarquistas que pintan recurrentemente las paredes del Cabildo) queda desnuda al verse cuan lejos estaba Rafael Nahuel de ser un comando con entrenamiento militar (da igual si proporcianado por cubanos, venezolanos, iraníes o kurdos) y con el reconocimiento judicial de que no solo no hay ninguna prueba de que Nahuel y sus compañeros estuvieran armados sino que hay evidencia de que se defendieron de los tiros de los albatros arrojando piedras “con hondas de revoleo” .

El diálogo auspiciado por el obispo Chaparro en Bariloche se reanudará mañana 

Convocan al diálogo por los derechos de los pueblos indígenas desde el Senado de la Nación

  • Memoria Verdad y Justicia - TélamRepresentantes de organizaciones sociales, de derechos humanos y de la oposición, convocaron hoy a un diálogo multisectorial para buscar soluciones a los problemas de tierras de los pueblos indígenas y en reclamo del “fin de la campaña de hostigamiento” hacia ellos.. Por su parte la mesa de diálogo conformada en Bariloche por iniciativa del obispo Juan José Chaparro a raíz del conflicto en Villa Mascardi tras la muerte por la espalda del joven Rafael Nahuel, retomará mañana a las conversaciones, aunque persiste la incógnita acerca de si Parques Nacionales se avenirá a participar. La familia del muerto, entre tanto, pidió que cese el acoso de los medios, organizaciones sociales y partidos políticos, que se le deje procesar su duelo.

Según la justicia, los mapuches que se defendieron del embate de los Albatros de la Prefectura lo hicieron con “piedras y hondas de revoleo”, sin armas de fuego

Luego de conformar una “Mesa Nacional para la Paz y el Diálogo Intercultural”, el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, los senadores Fernando “Pino” Solanas (Proyecto Sur) y Magdalena Odarda (Frente Progresista), el diputado nacional del massismo Felipe Solá, y un grupo de intelectuales, sociólogos y antropólogos dieron una convocatoria en una rueda de prensa en el Senado de la Nación.

Solanas denunció que la muerte de Rafael Nahuel, el joven que murió durante un desalojo de la Prefectura en Villa Mascardi, “fue un asesinato” y advirtió también sobre el “incumplimiento de la ley 26.160, votada por el Congreso, que impide los desalojos de las tierras ocupadas”.

“Estos dos hechos son muy graves, así como las mentiras y falacias del temerario relato por fraude y falsificación de los hechos de la ministra de Seguridad (Patricia Bullrich)”, agregó Solanas en alusión a la versión oficial sobre que la muerte de Nahuel se dio en medio de un enfrentamiento con un grupo armado con armas de fuego.

Solanas destacó la necesidad de convocar a un diálogo multisectorial mediante “la paz” y consideró como “preocupante el silencio” de sectores sociales ante los hechos de violencia en la Patagonia.

En un documento difundido durante la rueda de prensa, los organizadores expresaron la necesidad de “un diálogo franco y respetuoso con las comunidades indígenas sobre el lugar de estos pueblos en el Estado argentino”.

También pidieron “el fin del hostigamiento hacia los pueblos indígenas y el compromiso decidido de toda la sociedad y del Estado en apoyo de éstos y otros grupos vulnerables de la población”.

Pérez Esquivel señaló que es el Estado quien “no cumple con los tratados internacionales y la Constitución, y es el que ejerce la violencia contra el pueblo”, y reclamó la búsqueda de “un consenso” que “hoy no existe” para combatir lo que calificó como “la eliminación de libertades”.

Adhirieron a la convocatoria los sociólogos Maristella Svampa y Juan Tokatlián, la escritora Beatriz Sarlo y la antropóloga Diana Lenton, entre otros.

En Bariloche

Un acta acordada esta tarde por las partes informó al juez federal Villanueva, que lleva la causa del conflicto de tierras y también la del homicidio de Nahuel, que el diálogo se reanudará mañana a las 11 en la sede del Centro Universitario Regional de Bariloche, dependiente de la Universidad del Comahue.

Firmaron el acta representantes del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), el Lof Lafken Winkul Mapu y otras organizaciones mapuches, de derechos humanos y sociales.

El breve texto fue divulgado junto al acta más extensa, fechada ayer, en la que se consignaron las posiciones expuestas por cada uno de los participantes.
Las conversaciones habían sido retomadas esta tarde a las 14, después de pasar a cuarto intermedio ayer a las 16, que en principio debía concluir hoy a las 10.

Con esa demora, la reanudación de las conversaciones había sido confirmada a Télam por voceros de la Confederación Mapuche de Neuquén y de la Coordinadora del Parlamento Mapuche de Río Negro, que participan de la iniciativa junto a las Comunidades Mapuche Autoconvocadas y el Lof Lafken Winkul Mapu, involucrado en el conflicto de Mascardi.

Mientras que ayer la mesa de diálogo sesionó en la sede del sindicato docente rionegrino Unter, esta mañana las representaciones indígenas se reunieron en la sede del Obispado y luego las partes se reunieron en el Centro Universitario Regional de Bariloche, el mismo ámbito donde proseguirán mañana las conversaciones.

“La instancia de diálogo la hemos impulsado desde la parte mapuche”, dijo a esta agencia Luis Pilkimán, referente de la Coordinadora mapuche rionegrina, quien destacó la función mediadora del obispo Chaparro, “que permitió que nos podamos encontrar”.

Pilkimán subrayó que “no hay discusiones en las cuestiones de fondo” entre las organizaciones mapuches pero que durante el receso, en la sede del Obispado, aprovecharon para tratar “cuestiones menores” referidas a “superposiciones territoriales”.

“En cuanto al tema general, hay acuerdo entre todas las representaciones mapuches representadas en la mesa de diálogo”, insistió.

Pilkimán destacó además la participan en la mesa dialoguista de organismos de derechos humanos, en particular la APDH de Bariloche, organizaciones sindicales y sociales y las universidades del Comahue y de Río Negro.

Entre las organizaciones que intervienen en la mesa de diálogo se cuentan también la Asociación de Abogados de Derecho Indígena, la CTA Autónoma y la Ctep, la central de trabajadores de la economía popular de la que forma parte un movimiento social del barrio Alto de Bariloche en el que militaba Rafael Nahuel.

Pilkimán aludió también a la participación del INAI, de su equivalente provincial rionegrino, el Codesi y añadió que hasta el momento fueron infructuosos los intentos de sumar a las conversaciones a Parques Nacionales, organismo del que dependen las tierras públicas en conflicto de Villa Mascardi.

Entre tanto, el ministro de Justicia, Germán Garavano, fijó hoy la posición del gobierno nacional al afirmar que “uno no puede sentarse a una mesa de negociación a partir de la violación de una ley”, en alusión a la ocupación de tierras.

Además, dijo esperar que “se puedan reducir los niveles de violencia” en conflictos de tierras con comunidades mapuches.

“En esa mesa participa la interventora del INAI, Jimena Psathakis, quien ha transmitido la posición del gobierno para esto y para todos los conflictos”, apuntó Garavano en declaraciones a periodistas en el CCK.

Por su parte, el obispo Chaparro dijo a Télam que, “en la busca de encuentro y diálogo, todos tenemos que ceder algo”, y sostuvo que se debe “evitar, antes que nada, cualquier muerte, como la de un chico de nuestros barrios, que tanto nos duele a todos”, en referencia a Rafael Nahuel.

El joven de 22 años fue herido de muerte por una bala calibre 9 milímetros el sábado en el marco de un operativo de Prefectura en la zona del Lago Mascardi que había sido desalojada el jueves, pero en la que permanecía un grupo de integrantes de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu.

Anoche, el juez federal Gustavo Villanueva liberó a los jóvenes mapuches Fausto Jones Huala y Lautaro González, que habían sido detenidos en esas circunstancias y que, a la vez, fueron testigos de la muerte del joven militante social del barrio Alto de Bariloche, un área de esa ciudad turística con amplios sectores en la extrema pobreza.

Por otra parte, con el patrocinio de la abogada Natalia Araya, de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, la familia de Rafael Nahuel pidió ser querellante en la causa que investiga su fallecimiento, caratulada actualmente como “muerte dudosa”.

La familia de Nahuel

Familiares de Rafael Nahuel, el joven que murió el sábado en Villa Mascardi en el marco de un operativo de Prefectura, difundió hoy un pedido para que cese el acoso de los medios periodísticos, organizaciones sociales y partidos políticos.

Nahuel, de 22 años, murió baleado el sábado en el marco de un operativo de Prefectura en la comunidad Lafken Winkul Mapu, a 30 kilómetros al sur de Bariloche, luego del desalojo dispuesto el jueves previo por el juez federal Gustavo Villanueva.

“Necesitamos alcanzar momentos de tranquilidad y privacidad para transitar en la intimidad el duelo en el que estamos”, expresó el comunicado, que pide el cese de llamadas telefónicas, vigilancia en la puerta de su domicilio y visitas sin aviso.
“Hacemos un llamado expreso a los medios de comunicación, organizaciones sociales y partidos políticos para que respeten el espacio familiar que consideramos necesario para asumir esta pérdida”, señalaron familiares y amigos en un comunicado.

Pidieron la “comprensión de la sociedad, las organizaciones y los medios de comunicación”, basada en el respeto a su dolor, expresando “la necesidad de tranquilidad en este proceso de duelo”.

“Una vez que consigamos las fuerzas y el estado de ánimo para poder seguir adelante en la conformación de una nueva cotidianeidad en nuestras vidas, buscaremos la forma de comunicarnos con la sociedad”, prometieron.

Indicaron que en el futuro pedirán acompañamiento “en el pedido de justicia con el consecuente castigo a los responsables materiales e intelectuales”, al señalar al respecto al juez Gustavo Villanueva, la fiscal Silvia Little y la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, “del hecho que se cobró la vida de nuestro querido Rafael”.

A %d blogueros les gusta esto: