CRISIS CATALANA: “España ha retrocedido 70 años”, declara una comitiva de la UE tras no lograr ver a los políticos catalanes encarcelados en Madrid

Una comitiva de parlamentarios europeos, liderada por el  histórico eurodiputado francés, José Bové, ha manifestado su preocupación por la existencia de presos políticos en España, en pleno siglo XXI. Las  autoridades penitenciarias españolas  impidieron a los diputados del Parlamento Europeo,  ver a los dirigentes políticos catalanes encarcelados en Madrid, aun siendo la visita  un derecho legal  que tienen los europarlamentarios.   Además de la entrevista  al eurodiputado Bové, recomendamos muy especialmente este  video  del líder político argentino-catalán, Albano Dante Fachin.  MONTSERRAT MESTRE

 

José Bové: “En España parece que hayan retrocedido  setenta años atrás”

Entrevista al eurodiputado, histórico activista y líder sindical, que ha visitado la prisión de Estremera en apoyo de los presos políticos catalanes

 

ANDREU BARNILS / vilaweb 

Traducción Montserrat Mestre

 

El histórico activista, dirigente sindical y eurodiputado occitano José Bové forma parte de la comitiva de eurodiputados que ha visitado la prisión de Estremera, donde están encarcelados  Oriol Junqueras (presidente de Esquerra Republicana de Cataluña, vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, cesado por Rajoy, y cabeza de lista en las elecciones del 21 de diciembre, N. del E.)  y Joaquim Forn (conseller de Interior del gobierno de la Generalitat destituido por el ejecutivo de Rajoy, N. del E) , para denunciar la existencia de presos políticos en la Europa del siglo XXI y  para poner de manifiesto la actitud de las instituciones españolas, que les han impedido  ejercer el derecho de visitar prisioneros. En esta entrevista, Bové compara esta situación con la que vivió en una prisión francesa, donde hace poco pudo visitar sin problema unos prisioneros vascos.

-¿Por qué ha decidido ir hasta la puerta de la prisión de Estremera?

 

-Tomamos la decisión hace un mes, después de lo ocurrido en  Barcelona. Que haya gente en prisión, dos de los cuales son  diputados electos, no es posible, es increíble en el contexto europeo. Y por eso hemos venido a visitarlos. Desde hace un mes, todos los días hemos pedido poder  visitar a los prisioneros. O sea que sabían exactamente a qué veníamos y saben qué pasa en muchos países europeos, que los eurodiputados pueden visitar los prisioneros. Es un derecho que tienen los eurodiputados. Es por eso que hemos decidido venir y estar hoy aquí. Es increíble que en España se viva una situación como ésta. Parece que hayan retrocedido sesenta o setenta años.  Es una situación que nos recuerda cosas malas.

-Hace unas semanas, quiso visitar otros presos y no tuvo problemas. ¿Lo puede explicar?

-Fui a visitar presos en Francia. Llegué por la mañana y, tal como hemos hecho aquí, pedí a la policía poder entrar, y  cinco minutos después, ya estaba dentro de la prisión. Sin ningún problema. Y estaba con un senador conservador y con un diputado. Tres miembros de tres grupos diferentes.

-¿Quién era el preso?

-Eran presos vascos. Formaban parte del movimiento para conseguir la paz, y por eso fuimos, con otros diputados y senadores del norte del País Vasco.

-Más allá de lo ocurrido hoy, ¿cómo ven la situación en Cataluña?

-Pienso que los catalanes tienen el derecho de decidir hacia dónde quieren ir. Yo no tengo que decir lo que tienen que hacer; ellos tienen la capacidad de decidir. Desde hace más de diez años, a escala nacional, la evolución institucional de la situación en Cataluña ha sido bloqueada por el PP y por Rajoy. Y esto llega a esta situación que es una crisis. Si no eres capaz de salir adelante, tienes que encontrar tu manera de avanzar. En las últimas elecciones era claro que los independentistas electos intentarían conseguir lo que querían. Todo el mundo lo sabía. Y los catalanes votaron por un parlamento que tenía una mayoría independentista. ¿Qué pasó el 1-O? Parte de lo que se había previsto. Y la reacción de Madrid fue completamente loca, porque no fue nada ilegal, sino que era una parte del plan del pueblo catalán.

-¿Qué impacto le hizo lo que ocurrió el 1-O?

-Incluso con la gran represión, con la policía golpeando a todos, casi uno de cada dos catalanes fue a votar. Y poco después, hubo gente que fue a la cárcel: los dos Jordis y una parte del gobierno. Es algo increíble. Es increíble que se encarcele gente que no ha hecho nada mal, que no ha hecho nada violento, y hubiera  podido haber  violencia, con tanta policía en la calle. Pero el hecho es que no hubo violencia, y era necesaria una respuesta de las autoridades catalanas ante la represión. Ahora habrá elecciones y veremos qué hará Rajoy, porque podríamos ver que sale una mayoría independentista, y quizás uno de los próximos personajes políticos más cruciales estará en la cárcel y el el otro  estará en un país extranjero. La situación está completamente bloqueada y es por este motivo que nosotros queremos pedir claramente una mediación desde la Unión Europea y construimos una plataforma para que haya diálogo entre Cataluña y España.

-¿Cree en una mediación liderada por la UE, teniendo en cuenta la actitud de Juncker o Tusk?

-Ellos, de momento, no quieren una mediación. Si la situación se mantiene exactamente como hace dos meses, con gente en la cárcel y sin ninguna evolución en el debate entre Madrid y Cataluña, habrá que hacer algo. Yo creo que Rajoy perderá las elecciones que él mismo decidió convocar, y no podrá mantener la misma posición. Si no la cambia, deberá asumir las responsabilidades.

-¿Mantiene Ud.  la lucha por unas mejores condiciones laborales para los agricultores y una agricultura mejor?

Sí. Yo fui uno de los miembros de la Confédération Paysanne y estoy en el Parlamento Europeo desde 2009

-¿En Francia, la gente entiende su posición hacia los vascos y los catalanes?

-Bueno, en Francia, por ejemplo, el referéndum que habrá el próximo año en Nueva Caledonia por la descolonización de los países colonizados ha sido organizado con las autoridades francesas y la ONU. Han cambiado la constitución francesa para poder permitir un referéndum. Si observa al movimiento independentista vasco, en abril de este año hicieron una gran manifestación en Bayona. Ese día, la sociedad civil organizó el desarme de ETA para entregarlo a la policía. En las calles de Bayona había más de treinta mil personas, con todos los alcaldes de las ciudades, diputados y senadores. Todos estaban porque era un movimiento pacífico. Y ahora hay una discusión entre las autoridades francesas y las autoridades locales para ver cómo pueden acercar los presos a las localidades donde viven sus  familias o liberar  a aquellos que están enfermos. El año que viene tenemos que intentar llevar este movimiento al País Vasco e intentar construirlo, aunque sabemos que será difícil con Rajoy a la cabeza, porque él rechaza completamente cada discusión aunque ya no haya armas ni muertos.

Comentarios (2)

  1. Pingback: CATALUÑA: la izquierda histórica latinoamericana inspira la revuelta por la República | Pájaro Rojo

  2. Ignasi Orobitg Gene

    Catalunya quiere ser protadonista entre los Pueblos de Europa.No quiere ser sirviente de un España antigua que exige tributos y privilegios como en los oscuros tiempos de la represión.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: