DOLOR. Empezar un año con presos políticos y con la obscena burla de Terminator

Con el absurdo de que a instancias de Macri, se denuncie a los diputados golpeados por gendarmes y policías que violaron obscenamente a sus fueros, los apalearon y gasearon… sean denunciados por “violentos” porque le manotearon el micrófono a Emilio Monzó. Y porque ¡”obstaculizaron el accionar de la Gendarmería”!

Terminator reprocha que se lo haya insultado. ¡Que hijo de la Gran Siete!

 

La diputada Mayra Mendoza, gaseada alevosamente a bocajarro y “quemarropa” por la Policía Federal. El autor de la felonía no ha sido identificado y mucho menos sancionado.

Victoria Montenegro y ex ministro Tomada, compañeros.

Comentarios (3)

  1. Aníbal Perpetua

    Esto es consecuencia de los inocentes votos a Cambiemos.Revela el poder de un voto y la responsabilidad de votar sabiendo lo que se está haciendo. El macrismo está actuando con soberbia y perjudicando a todos.

  2. JBERTRAN

    ¡Liberan a Hitler! O casi lo mismo

    RIO NEGRO, 30 DIC 2017 – 00:00

    Quisiera que intentemos pensar en un episodio en el cual la noticia fuera: Liberan a Adolf Hitler de la cárcel; junto con él a sus compañeros, el Dr. Mengele, Heinrich Himmler, Hermann Göring, Joseph Goebbels, Rudolf Hess, Martin Bormann y 37 nazis más, porque ¡ya están muy viejos!
    Desciendo en la geografía y veo en Argentina cómo un tipo condenado a perpetua cuatro veces es liberado para ir a su casa, en Mar del Plata. El comisario Miguel Etchecolatz es el agraciado, alguien cuya participación en la desaparición de Julio López no se pudo probar, pero sucedió luego de que López declarara en contra de Etchecolatz, a quien se le comprobó no menos de 91 torturas a detenidos, entre las cuales figuran vejaciones a mujeres embarazadas, robo de bebés, asesinatos… Ese buen abuelo es liberado para pasar, igual que el Führer, el tiempo que le resta junto a su familia…
    Si nos conmueve de mala manera que Hitler vuelva a su casa y no reaccionamos igual con este hecho tendremos que repensar con qué vara medimos a nuestros asesinos y los otros. Usar al Estado para asesinar aquí o en Alemania no debería tener una lectura diferente, ¿no le parece?
    Jorge L. Fernández Avello
    DNI 12.862.056
    Bariloche

    COMENTARIO DE LECTOR

    Joaquín
    A ESTE FERNANDEZ AVELLO el izquierdismo que lo tiene atrapado le nubla la mente. Porque comparar a Hitler con Etchecolatz, es mezclar berzas con capachos. En efecto, Hitler fue un estadista que, en 1933, asumió el poder en una Alemania devastada y en dos años (el mismo tiempo en que Macri y sus lechuguinos no pudieron hacer nada “por la herencia recibida”), solucionó todos los problemas económicos de su país y en cinco, para 1938, lo convirtió en la primera potencia de Europa. Tuvieron que hacerle la guerra para “pararlo”. Y Etchecolatz, por su parte, fue un modesto policía que se dedicó a hacer lo que le ordenaban del respectivo comando de zona, es decir, a perseguir, encarcelar y, eventualmente, poner fuera de combate, a terroristas subversivos y a quienes les prestaban ayuda y socorro. Así de simple.

    1. Ana Lía Pujato (@pujapais)

      joaquín, vos carecés hasta de mente que se te nuble!

      o en todo caso sos demente

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: