JERUSALÉN – PALESTINA – ISRAEL. La posición de Trump terminó siendo un búmerang

Alguna vez publiqué aqui alguna nota de Israel Shamir (foto), ciudadano israelí y némesis del Israel sionista. Entiéndanme, no es que esté de acuerdo con él en todo (admiro a León Bronstein, más conocido como Trotsky, y abomino de los crímenes de Stalin, para dar solo un ejemplo), pero considero un deber publicar a un autor que, estoy seguro, no será publicado jamás por ninguno de los medios comerciales de la Argentina (y, temo, de ningún país de habla castellana), Tampoco estoy de acuerdo con María Poumier, su traductora, de llamar “usanos” a todos los que los demás llamamos estadounidenses o, generalizando, yanquis, o que escriba “Yeltisene” por el sátrapa que todos llamamos Yeltsin, porque me parece una complicación innecesaria, pero éstas son minucias. Shamir es un escritor inclasificable, un judío cristiano (como el propio Jesús) y Pájaro Rojo se honra en boicotear su silenciamiento.

Los regalos de esta Navidad

 

 

POR ISAREL SHAMIR [1]

¡Feliz Navidad, queridísimos lectores! Ya ha llegado el tiempo de la esperanza, bello y sereno, pues los días más oscuros del año han quedado atrás. Tal vez no se perciba la luz todavía, pero sabemos y sentimos que el cambio está llegando. El reciente voto en la Asamblea general de la ONU fue una llamarada, un anuncio del amanecer. Pues en masa, los pueblos del mundo han repudiado el gesto usiano[2] de reconocimiento de Jerusalén como parte del Estado judío. ¿Qué otra cosa mejor podía haber sucedido? Y votaron a pesar de las amenazas explícitas de la loca de Nikki Haley que amenazó a la comunidad mundial movilizada, prometiendo establecer una lista negra de todos los que votasen contra la declaración usiana, a lo que respondió el embajador de Bolivia soberano: “y no dejen de poner a Bolivia para encabezar la lista!”

Trump sugirió que los EEUU les podían cortar la ayuda a los países que le hicieron frente en la ONU, pero esto ya es contraproducente. Sólo 9 países votaron a favor de los sionistas. Hasta Canadá se negó, porque sería como abdicar su independencia. “Nosotros no somos los esclavos de los sionistas”, este es el mensaje que le dirigió el mundo entero a Trump.

El propio Trump está socavando el poder imperial, pues si le quita los recursos usianos a la ONU, cada país adquirirá mayor autonomía política.

Ya no puede surtir efecto la declaración de Trump. Los palestinos nuevamente están en el centro del escenario, y alentados por el respaldo mundial. Los turcos han recobrado du papel histórico a la cabeza del mundo musulmán. Irán se encuentra reconciliado con sus vecinos sunitas. Hasta la represión israelí se ha suavizado, ni siquiera han bombardeado  a Gaza como suelen hacer cada vez que les disparan un cohete; un sniper se limitó a matar a un inválido amputado de las dos piernas y en silla de ruedas, y apresaron a una chica que abofeteó a un oficial; además el ejército israelí no se atrevió a bombardear a Siria  cuando este país liquidó los últimos bastiones yihadistas cerca de las alturas de Golan.

Hasta la bestia de Ryad, el príncipe secuestrador y extorsionista MBS se vio obligado a votar contra USA e Israel, sus mejores amigos. Ultimamente una de sus víctimas, el general Ali Alqahtani, murió bajo la tortura, por exceso de descargas eléctricas. Fijó en 6 millones de dólares el rescate de al-Walid bin Talal, el más rico entre los que tiene presos en el Ritz Carlton. MBS no piensa invertir el dinero recolectado de esta forma para el desarrollo de su país o el bienestar de su pueblo: se compró el palacio más caro del mundo en Francia, por $300 millones, un cuadro atribuido a Leonardo da Vinci en  $450 millones, y un yate nuevo en $500 millones. Fanfarronea sobre la guerra que le quiere ganar a Irán, difundiendo un cartoon de propaganda, donde se escenifica su victoria y el aplastamiento de Irán pero no da para más. ¡Ojalá se le ocurra a Trump imitarlo y conformarse con un simulacro de ataque contra Corea del norte, estilo película de karate!

De Rusia también nos llegan buenas noticias. El partido comunista tiene un nuevo dirigente, Pavel Grudinin, que dirige exitosamente una granja colectiva cerca de Moscú. Los comunistas son una auténtica fuerza popular en Rusia, mientras la oposición ultra liberal (Navalny y Sobchak), la única que se menciona en los medios de Occidente, no representa más que el 10% de la opinión pública. Lo más probable es que Putin gane nuevamente las elecciones presidenciales, pero podría nombrar a Grudinin ministro, porque es un buen economista. En realidad, desde los tiempos de Boris Yeltsine, los comunistas no han perdido fuerzas, y han tenido dirigentes muy respetados, Guenadi Zuganov, primero (que por poco gana las elecciones de 1996), y luego Yuri Boldyrev. Con el apoyo de los comunistas, el primer ministro Eugenio Primakov había salvado al país  de la bancarrota provocada por los liberales de Yeltsin. Primakov se había opuesto al bombardeo de Belgrado por la Otan, había demostrado su valentía ante USA, había logrado enderezar la economía, y se suponía que Yeltsin lo designaría para ser el próximo presidente. Todos se sorprendieron cuando llamó a Putin, y los comunistas decidieron conformarse y apoyarlo. Desde entonces, Putin no se mostró muy agradecido con los comunistas, pero esto puede cambiar.

Rusia está madura para volver al comunismo. La política exterior de Putin satisface al pueblo, aunque desearían unas iniciativas más espectaculares contra Occidente. En política interior no le va tan bien, porque se atiene a las reglas del neoliberalismo. Rusia sigue teniendo la tasa de impuestos global más baja del mundo (13%), los trabajadores y jubilados cobran sueldos y pensiones muy bajos, mientras prosperan los multimillonarios. Salir del neoliberalismo monetarista e introducir una pizca de reformas comunistas es lo que les recomiendan hasta sus consejeros de mayor edad a Putin, porque hay una real insatisfacción popular que no tiene cómo canalizarse.

Los anticomunistas rusos tienen un sueño dorado, revivir el imperio zarista, y la televisión le da cuerda a esta ilusión. En realidad la gente que rodea a Putin se porta como los antiguos cortesanos de San Petersburgo. Uno hasta le pagó un viaje en jet privado a los perritos Welsh Courgy de su esposa, para que estuvieran más cómodos.

Posiblemente Putin haya sido algo pusilánime al no repudiar al que lo había designado para presidente, pues Yeltsine es tan odiado como Gorbachev. Mandó a edificar un Centro Yeltsin en Moscú que costó varios millones de dólares. A modo de respuesta, la gente común deposita vagones enteros de flores rojas en la tumba de Stalin, cada 21 de diciembre, fecha de su nacimiento, y este año más que nunca. Stalin es el auténtico héroe de la clase obrera.[3]

A Stalin lo siguen queriendo los rusos porque se crió en un sótano, entre un padre zapatero y una madre lavandera, y fue enemigo de los ricos, impidiéndoles a estos tomar su revancha durante muchos años. En cambio, la Rusia oficial de Putin tolera a Stalin por su victoria contra los nazis. Ahora bien, los simpatizantes comunistas no quieren un enfrentamiento con Putin, sino que tienen fe en un posiblemente acercamiento, que llevaría a Putin a tomar medidas izquierdistas, lo cual le convendría al país.

Para terminar, otra noticia feliz: en Suecia se promueve una ley de « consentimiento sexual » según la cual la mujer debería autorizar explícitamente al hombre emprendedor, antes que este intente cortejarla; de lo contrario, cualquier acercamiento sexual sería considerado abuso o “violación por negligencia”. Dicen los medios occidentales que dicha ley extremista (una verdadera ley contra el pudor femenino y las costumbre) ya está aprobada; pero no es así, sino que el gobierno sueco espera simplemente con ese debate poner fin a las campañas histéricas desatadas últimamente en varios países, que pueden socavar injustamente la carrera de hombres valiosos. Aunque todavía no esté cerrado ese capítulo, ya en sí es buena noticia la reacción popular contra semejante proyecto extremista.

Así que por ahora, conformémonos, y ¡Feliz Navidad para todos![4]

Para escribirle al autor: adam@israelshamir.net

Versión original inglesa publicada en The Unz Review.

Traducción-adaptación acortada y notas : maria.poumier@orange.fr

NOTAS

[1] Todos los artículos de Israel Shamir traducidos al español se encuentran en la página http://www.israelshamir.com/spanish/ . El más reciente se puede leer además en http://www.redaccionpopular.com/articulo/el-esquema-mental-de-los-usianos1  Véanse además la presentación de Alexander Dugin por Israel Shamir en http://www.elespiadigital.com/index.php/tribuna-libre/10240-el-sabio-consejero-de-putin.

[2] Como es bien sabido, USA es un país acostumbrado al abuso lingüístico, usurpando el nombre de América, y además el de México, que también es una federación de Estados Unidos de América. El autor suele llamar a la imperial metrópolis “América”, sin darle más vueltas al asunto, lo cual no puede dejar de molestar a los lectores de “Nuestra América”. “Estadounidense” suena a reverencia de súbdito, yanqui o gringo a revoltoso usual. El “diccionario libre” Wiktionary reconoce el adjetivo “usano” como sinónimo de estadounidense o americano: https://ofr.wiktionary.org/wiki/usano . La traductora prefiere el neologismo usiano, a semejanza de prusiano, onusiano o marciano, teniendo en cuenta que USA o simplemente US es el término de uso común en dicho país. Fue el escritor valenciano Manuel Talens quien naturalizó este neologismo en el idioma español.

[3] A pesar de John Lennon lamentando que no existiera tal héroe cantando con melancolía “The working class heroe is something to be”

[4] Los cristianos ortodoxos, de Rusia a Siria pasando por Grecia, celebran la Natividad de Cristo el 7 de enero. Israel Shamir, ruso de nacimiento y ciudadano israelí, es cristiano y fue bautizado “Adán” por el prestigioso, rebelde y ecuménico arzobispo palestino de Jerusalén Teodosio Atallah Hanna, quien expresó cuando su visita a Santiago de Compostela, el 15 de diciembre de. 2010 – “Lo que choca no son las religiones, son los intereses. Creo firmemente en la convivencia pacífica entre personas de distintas religiones. Soy partidario de la interculturalidad entre pueblos”.

Comentario (1)

  1. El Gallo

    JERUSALÉN = Patrimonio de la Humanidad.

    Estábamos asistiendo al show de Bravuconadas en el mar de la China y de repente aterrizamos en …. JERUSALÉN !
    Nuevo disparate geopolítico del Imperio !
    Dónde situaríamos la próxima agresión en retroceso ?
    Atención Cuba y Venezuela …
    Y otros …

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: