RUSIA BAJO FUEGO. Enorme presión internacional amenaza el Mundial de Fútbol. El objetivo: que abandone a los antifascistas de Donbás

Skripal como detonante: ¿Qué esperar tras la ola de acusaciones infundadas?

 

Skripal cuando era coronel de inteligencia de la Federación Rusa.

 

SPUTNIK

Después de que Europa se declarara solidaria con la postura del Reino Unido en el caso del envenenamiento del ex agente doble Serguéi Skripal, actitud que Rusia califica como abiertamente “hostil”, la ola de fuertes declaraciones antirrusas no ha cesado. ¿Qué riesgos conllevará una escalada incontrolable?
El trasfondo de estas acusaciones Moscú debe tomarlo muy en serio, advirtió el director del ‘think-tank’ ruso Centro de Estudios Políticos, Serguéi Márkov, en declaraciones al rotativo ruso MK.”No comparto la opinión popular de que ‘no nos pueden hacer nada’ [a Rusia]. Es que no es el tema de las sanciones el más importante sino el de la postura europea en cuanto a Ucrania”, explicó el politólogo.El interés de Moscú radica en que la UE finalmente revise su decisión incondicional de “apoyar al represivo ‘régimen de los amantes de Bandera’ [los ultranacionalistas] de Kiev”, y la histeria propagandista que está actualmente en marcha “está alejando este momento”.
“Las noticias son bastante alarmantes”, subrayó el politólogo al agregar que Moscú, a su ver, es “parcialmente responsable ella misma por el desarrollo desagradable” de esta crisis.

Fascistas ucracnianos. Están en el gobierno.

Qué puede o pudo hacer Rusia

Según Márkov, la postura de Rusia frente a las acusaciones infundadas, que radica en rechazar las acusaciones, exigir evidencias sólidas y apostar por los mecanismos internacionales existentes, es demasiado defensiva. A su juicio, Moscú debería ‘contraatacar’ con sus propias versiones de lo ocurrido:”Personalmente, pienso que la teoría más probable es que el Gobierno británico ordenó envenenar a Skripal para desatar una histeria antirrusa y dañar la legitimidad de las elecciones presidenciales en Rusia”, expuso el analista.La segunda versión sería un intento de asesinato perpetrado por las inteligencias estadounidense y británica con el fin de ‘borrar las huellas’ del polémico dossier sobre Donald Trump, ya que “Skripal participó en su redacción”. El Congreso de EEUU ya descubrió que el documento era falsificado, y su paso lógico siguiente sería “determinar quién, para qué y por encargo de quién lo ha hecho“.
“En este caso, el motivo es bien evidente, y es ‘enterrar’ las huellas de la falsificación del ‘dosier ruso’ contra Trump”, valora el analista. Todas esas versiones, “cada una lo suficiente probable”, deben ser declaradas a nivel internacional e investigadas. “En un mundo de posverdad como el que vivimos hoy, el término ‘altamente probable’ [‘highly likely’, en inglés] va adquiriendo el poder de una valoración jurídica, y hay que saber jugar con las reglas de este juego”.
Un futuro opaco
El desarrollo más positivo para Rusia sería el cese de la histeria y un tipo de ‘congelación’ del conflicto y su posterior resolución para el fin del año. Por ahora, lo único que podría desviar los sentimientos antirrusos sería “la agudización del conflicto con Irán o con Corea del Norte”, considera Márkov. Pero en cuanto a los escenarios más negativos, el experto se pronuncia de una manera pesimista sobre los posibles planes de las élites de los países occidentales: “Van a envenenar a algún otro tipo en el Reino Unido, Francia o Alemania, y de nuevo van a culpar Rusia. Con este pretexto tratarán de aislarla, posiblemente desconectarla del SWIFT o restringir la compra de los hidrocarburos rusos. Confiscarán los activos rusos en el extranjero”, enumera el experto.
Otro riesgo grande sería la intensificación del conflicto en el este de Ucrania ya que “la probabilidad de una guerra en Donbás en los próximos meses es muy alta” (Foto de presentación).
“Pueden presentar un ultimátum: o Rusia cede Donbás, o no hay ningún Mundial. Si elige defender Donbás, que se olvide del torneo. Tales ultimátums pueden ser pretextos para una guerra”, advirtió.
No obstante, Márkov cree que los eventos se desarrollarán según un guion ‘moderado’: “lo mismo que ahora, pero algo peor”. Al mismo tiempo, el riesgo de un nuevo asesinato de bandera falsa para culpar a Moscú es muy alto: “Esa gente está empleando tecnologías bien probadas. Y funciona: se envenenó alguien, culparon a Rusia y lograron persuadir a su sociedad de que esto es veraz”, concluyó el politólogo.

Notas relacionadas:

El caso Skripal con mente fría: ¿a quién beneficia?

Las ‘cartas’ de Londres para atacar a Rusia por el envenenamiento de Skripal

El caso Skripal es “una provocación deliberada de los servicios de inteligencia británicos”

Moscú no descarta que el caso Skripal sea una “puesta en escena” de EEUU

La inevitabilidad de una gran guerra en Donbás

Defensa rusa: Occidente recurre a todos los medios para desacreditar Rusia

Conflicto gasístico: “No es una guerra de gas entre Rusia y Ucrania, es una guerra entre la UE y Rusia”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: