TOCAR FONDO. Cinco miradas sobre la vuelta al FMI, de Forbes a la APDH (y una canción de las Viudas como yapa)

Cinco miradas sobre la declamada intención in extremis del Gobierno de acordar con el FMI y el absurdo anuncio de que les prestara 30 mil millones de dólares. De esto, no hay regreso. Es la materialización de la profecía de Maru Vidal: cambiar futuro por pasado. Por eso agregamos como yapa la canción de las Viudas de Enrique Enroll, de 1985… hace 33 años.

Presten especial atención al punto 4: lo que opina la revista Forbes.

1.

El verdadero negocio de los fabricantes de impresoras no es vender impresoras, sino tinta. El de las cadenas de cines no es vender entradas sino pochoclo y gaseosas.

El verdadero negocio del FMI NO es cobrar intereses por la guita que presta.

Los muchachos de La Batalla Cultural lo explican clarito:

El buen sentido nos indica que el problema de pedir fiado en el FMI no es el tener que pagarlo después. En realidad, el FMI es uno de esos usureros que no quieren cobrar en dinero. No, no. El FMI quiere que no paguemos nunca y por eso el gesto de Néstor fue una afrenta al poderoso. Néstor le pagó al FMI una deuda que el FMI no quería cobrar.

¿Por qué? Porque el FMI no vive de cobrar deudas, sino de apretar a los deudores para que estos hagan lo que el FMI quiere. ¿Y qué quiere el FMI? Pues quiere imponer la aplicación de medidas neoliberales de “austeridad” —que es ajuste sobre la población— de manera indefinida, lo que llamamos ajuste sobre ajuste.

¿Y por qué? ¿Por qué el FMI prefiere imponer medidas neoliberales sobre los países deudores en vez de cobrar las deudas? Simplemente porque el FMI existe para favorecer a las corporaciones trasnacionales y con el ajuste fiscal esas corporaciones ganan muchísimo más, cientos y miles de veces más, que lo que el FMI presta para “blindar” a los países. En una palabra, el FMI existe para gobernar países a control remoto, no para cobrar deudas.

Lo que el FMI “presta” no es préstamo, es compra de soberanía. Cuando el FMI da, pide a cambio el control del gobierno que recibe. Y por eso Néstor le pagó al FMI y le pegó un lindo voleo en el traste: porque en la Argentina de Néstor gobernábamos los argentinos.

2.

Escribe Jorge O. Rodríguez, que se presenta diciendo que intenta recordad que “fui economista y trabajé más de 25 años como tal”.

Van a aprobar un préstamo condicionado que como su nombre lo indica, nos va a imponer duras condiciones; pero el dinero no viene a Argentina, queda en una cuenta corriente para cuando nuestro país tenga “problemas” o esté en una crisis; como ni el Fondo ni los Piratas del Caribe que nos gobiernan creen que estemos en crisis ni en problemas, no llegará una moneda, pero si se le pagarán intereses mensuales al Fondo, ergo el dinero no recibido incrementará la deuda mes a mes.

¿Cómo se llegó a esta corrida cambiaria? Primero por las versiones que lanzaron los Piratas para que suba el dólar y luego baje y puedan hacer negocios con su Club de Amigos Depredadores; segundo porque se quitó la cláusula de que una inversión extranjera no puede ser retirada antes del año, y en la estampida de esta crisis brutal se volaron todos los inversores extranjeros; tercero porque también se dejó de lado la pauta de que los exportadores ingresaran sus dólares al Estado en X tiempo. Ahora pueden ingresarla cuando quieran o incluso no ingresarla. Cuarto porque los Piratas del Caribe son unos brutos de máxima pureza además de ladrones: vendieron dólares de a puchitos intentando frenar la corrida, sin tomar en cuenta que en el gobierno anterior y en otros también, en las corridas se dejó que el dólar trepe a las nubes, y se atacó luego vendiendo unos diez mil millones de verdes, con lo cual la cotización se cayó a pedazos y se educó a todos los nabos que compraron a precios siderales; estos brutos, de universidades privadas y títulos terciarios, nunca trabajaron, son lavadores, tienen vínculos con tratantes de personas y con narcotraficantes, son contrabandistas y accionistas de fondos buitres, y además de no saber lo que es un torno o una fundición, tienen un odio perverso contra los pobres.

3.

Nadie puede calificar a la APDH de peronista y/o de populista. Sin embargo, señala que la inflación, la devaluación y la drástica reducción del poder adquisitivo de los salarios entre otras plagas que ríanse de las siete que asolaron a Egipto, son políticas deliberadas del gobierno amarillo. Chúpense esa mandarina.

Implicará cesión de soberanía y nuevas penalidades para el pueblo  

La APDH manifestó su repudio ante el acuerdo en ciernes con el Fondo Monetario Internacional  

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (A.P.D.H) expresó su “profunda preocupación” ante de la decisión del presidente de la Nación, Mauricio Macri, de volver a entablar negociaciones y solicitar financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI). “La historia reciente a nivel mundial, en general, y de Argentina, en particular, demuestra que nada bueno puede provenir del FMI. El condicionamiento en la política macroeconómica nacional, la obligación de reducir prestaciones sociales, jubilaciones, la flexibilización laboral, la privatización de empresas públicas y el recorte en áreas de desarrollo social son las exigencias de este organismo a la hora de otorgar empréstitos”, señaló.

“Argentina nuevamente vuelve a ceder su soberanía en pos del aumento de los niveles de ganancia del capital concentrado nacional e internacional, el que se genera a costa de imponer nuevos y brutales recortes en el presupuesto estatal”, agregó.

A continuación, el resto del comunicado:

“La continua devaluación del peso sucedida en estos días, la pérdida de poder adquisitivo del salario de los y las trabajadoras, el aumento sostenido de los precios, los tarifazos, el crecimiento exponencial de la deuda externa, los recortes en el gasto público y la fuga de capitales producto del fomento de la especulación financiera están provocando en Argentina una profunda recesión económica. Todas estas políticas deliberadas por un pequeño pero poderoso sector del establishment nacional se establecen en detrimento del bienestar de las grandes mayorías, afectando el goce de los derechos humanos de la población, en particular los derechos económicos, sociales y culturales.

El inminente ajuste fiscal que implementará el gobierno de la alianza cambiemos, amparándose en el argumento del “crecimiento económico futuro”, repercutirá de manera negativa en los derechos a la salud, el trabajo, la educación, la alimentación, la vivienda y la seguridad social, provocando mayores niveles de desigualdad social.

Desde APDH exigimos poner fin a los fuertísimos niveles de sobreendeudamiento, el ajuste fiscal y el aumento de la pobreza. El Estado argentino debe cumplir con los principios rectores de Naciones Unidas sobre deuda externa y derechos humanos, para garantizar los derechos económicos sociales y culturales de la población.

 

4.

El regreso al FMI, según la revista estadounidense Forbes

 Para la revista especializada en finanzas la Argentina “no tiene plan B”

Las repercusiones en los medios internacionales tras el anuncio del Gobierno de ayer de volver a pedir un préstamo al Fondo Monetario Internacional ( FMI ) tomaron relevancia en las últimas horas.

Al igual que la semana pasada, en donde Forbes dijo que ” puede que sea momento de salir de la Argentina“, la revista especializada en finanzas indicó que “para los partidarios de Cristina Kirchner y los peronistas, [el pedido de crédito] es un regalo anticipado de Navidad”, y aventuró que “si el programa del FMI no tiene éxito, Macri se enfrentará y probablemente caiga ante un rival de tipo Kirchner en 2019″.

El periodista que firma la nota, Kenneth Rapoza, ex corresponsal en Brasil para el diario económico Wall Street Journal y Dow Jones, señaló que “el Banco Central de Macri tiene que revertir estas tasas de interés astronómicamente altas porque cualquier riesgo de que se desacelere el crecimiento socavará su gobierno”.

Por otro lado, el diario británico The Guardian publicó una nota donde hace un repaso de la historia tortuosa entre el país y el Fondo, y explica el “plan económico de Macri , que consistía en acurrucarse en los mercados financieros internacionales”.

“Lo que Macri ha descubierto de manera costosa es que el capital extranjero puede salir del país tan rápido como llega. El año pasado, Argentina buscó pulir sus credenciales pro-mercado mediante la flotación de un bono de 100 años, que fue fuertemente suscrito en exceso. Pero la transformación de la economía está tardando más de lo esperado y los mercados financieros se han vuelto impacientes”, dice la nota.

Y concluye que “sin duda, Argentina obtendrá su línea de crédito por debajo de las tasas vigentes en el mercado. Pero tendrá un costo. El FMI establecerá condiciones y es casi seguro que sean dolorosas e impopulares. Hay muchos lugares en el mundo donde no se ama al FMI. Pero en algunos de ellos el odio es tan visceral como en Argentina”.

Comentarios (2)

  1. carlos ranquelino (@retobao)

    NéstorKirchner,fue un gran prersidente Argentino,pero la oligarquia,se opuso a su gobierno-

    Responder
  2. Gertrudis

    Quienes siendo pobres o clase media votaron a Macri tendrán que aprender que dejarse engañar se paga. Hay que sufrir un poco más, y luego hacérselo saber a los hijos.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: