ASSAD: “La sabia dirigencia rusa impedirá que los ataques israelíes desencadenen la Tercera Guerra Mundial”

TÉLAM

El presidente de Siria, Bashar al Assad, sostuvo hoy que la “sabia dirigencia” de Rusia impedirá que los recientes ataques israelíes contra fuerzas de Irán estacionadas en Siria, o la presencia en su país de tropas rusas y estadounidenses, desencadenen una Tercera Guerra Mundial. En un reportaje exclusivo en texto y video publicado hoy por el diario griego Ekathimerini, Al Assad aseguró que los dirigentes rusos “saben que la agenda del estado profundo en los Estados Unidos es crear un conflicto con Rusia, humillar a Rusia, socavar a Rusia”. Ante la consulta del periodista griego sobre si es posible que la Tercera Guerra Mundial comience en territorio sirio, Al Assad sostuvo que de continuar esta situación “habrá algo que será más que una Guerra Fría, será una guerra imprevisible”.

“Los terroristas son el ejército estadounidense y el ejército saudita”, acusó el presidente sirio.

En otro tramo de la entrevista, el mandatario sirio apuntó al presidente turco Recep Tayyip Erdogan. “Hasta Erdogan implementa la agenda estadounidense, y lo mismo vale para los demás países en esta guerra”, enfatizó, y apuntó a las políticas del presidente de Estados Unidos Donald Trump. “La única misión que Estados Unidos ha estado llevando a cabo en Siria es apoyar a los terroristas”.

Assad egó que el ejército sirio hubiera atacado civiles con armas químicas y sugirió que podrían haberlo hecho fuerzas relacionadas con Turquía o Estados Unidos. Acusó a “Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y sus aliados” de haber fraguado los supuestos ataques para “levantar la moral de los terroristas y evitar que el ejército sirio libere más áreas de una Siria que quieren desestabilizar”.

También denunció que las fraguadas “pruebas” de los ataques fueron provistas por “los Cascos Blancos que son financiados por la Cancillería británica”, y que son por ello sus funcionarios los que deben dar explicaciones.

Al Assad, un árabe laico, acusó a Erdogan de estar afiliado a la “Hermandad Musulmana”, una “ideología oscura” que trata de “usar al Islam para controlar gobiernos”, y “fue asignado por Estados Unidos para complicar la situación” que “sin su interferencia se hubiera resuelto mucho más rápido”.

Para el presidente sirio, los recientes anuncios de Erdogan en el sentido de que haría una nueva incursión en Siria lo muestra como agresor, y “esto es bueno” porque su país denunciará una ocupación que “está violando la ley internacional”.

En el futuro, una vez que termine la guerra, Al Assad aseguró que no depende de él ni de nadie más que del “pueblo sirio” si seguirá al frente de su país o no. “Mi futuro como político depende de mi voluntad y de la voluntad del pueblo sirio, que es más importante que la mía propia”, desafió. Después de siete años de guerra “si no tuviera la mayoría del apoyo del pueblo sirio, ¿cómo podría mantenerme” en pie contra los “países más fuertes y más ricos”?

“Cuando sienta que el pueblo sirio no quiere que me quede más, por supuesto que me iré”, insistió Al Assad, quien subrayó que “Occidente, principalmente Francia, el Reino Unido y los Estados Unidos, y también Arabia Saudita y Qatar y Turquía”, y no él, son los responsables del derramamiento de sangre que azota a su país desde 2011.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: