PEQUEÑOS MILAGROS. El tierno encuentro con el hijo del Lobo Bustamante

El Bebe Bustamante (apodado “El Lobo” en la militancia de la Jotapé) fue mi amigo. Nos conocimos en el Colegio Nacional nº 15 Revolución de Mayo (que funcionaba de noche en el mismo edifiio del CN Manuel Belgrano, sobre la calle Ecuador casi Mansilla) y fue uno de los que pasó conmigo de aquel MAS protoUES a la letra P, y de allí a la D y, de sopetón, a la M, para tras el golpe perderse su rastro y el de su pareja en el pozo conocido como “Club Atlético” por las siglas (su única identificación) del Centro Antisubversivo de la Policía Federal.

Encontrarme con su hijo, su bella mujer y sus hermosísimas hijas fue un bálsamo para mi alma. Cuando José apareció, ya había perdido toda esperanza de coocerlo. Por lo que lo vivo como un premio, una yapa, un bonus track.

TÉLAM, MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

En una cálida ceremonia presidida por Estela Carlotto, las Abuelas de Plaza de Mayo festejaron la concesión de documentos con los apellidos de sus padres detenidos desaparecidos a José Bustamante García, el nieto recuperado nº 122, hijo de los militantes montoneros Enrique “Bebe” Bustamante e Iris García Soler. El acto se realizó en la sede de Abuelas y en su curso se le entregó a José una caja con todas las fotografías, legajos y testimonios relacionados con sus progenitores recopilados por la asociación. En un clima muy emotivo, al acto que hizo de presentación pública de José (40 años, residente en Río Cuarto, casado y padre de dos hijas pequeñas)con sus nuevos apellidos, asistieron amigos y compañeros de militancia de sus padres.

A %d blogueros les gusta esto: