AMIA – ATENTADO. El misterio del “soldado israelí” persiste

Fui justamente criticado al publicar la siguiente nota ya que anuncié que subía dos notas relacionadas, y subí solo una, antiquísima. Me redimo ahora subiendo cuatro en lugar de una. Sigo pidiendo que quien la tenga, aporta más información. De acuerdo a la última nota, parecería que este brutal asesino echó a rodar el bulo de su relación con el atentado a la AMIA para “hacerse cartel”, pero sería bueno confirmarlo… o refutarlo.

ATENTADO A LA AMIA. Pedido de ayuda a los lectores a fin de desentrañar la actuación del “soldado israelí”

23 de Mayo, La Nación (Paraguay)

“Soldado israelí”, sospechoso de triple asesinato

Agustín Ramón Martínez, alias “soldado israelí”, está acusado de asesinar a tres personas, donde resultaron víctimas el político carapegüeño Ricardo Cabello y dos de sus empleados identificados como Hilario Marecos y Alberto Medina, ejecutados y luego incinerados en un horno de carbón. Ocurrió en Isla Alta, Ybycuí en 2009.

El fiscal Darío Villagra afirmó que la abogada del sujeto identificada como Tanya Llorens, logró recusar a todos los jueces de todas las jurisdicciones del Paraguay.

Sin embargo, por este hecho estuvo preso durante más de 6 años en la penitenciaría de Tacumbú, pero a través de su abogada logró evitar un juicio en su contra. De esta manera, Martínez recuperó su libertad en el año 2015 sin haber sido juzgado ni sentenciado por el triple homicidio.

“La abogada, de nombre Tanya Llorens López, tuvo una relación sentimental con este personaje y tuvo dos hijos”, expresó Darío Villagra, fiscal de ese caso, en contacto con la 800 AM.

La abogada nunca fue sancionada por estas chicanas y mal desempeño. Ella habría fallecido, en abril del 2016, de acuerdo a Villagra. “La abogada según tengo información, ya también se encuentra fallecida en extrañas circunstancias”, expresó el fiscal.

Refirió que no conoce con exactitud la causa de muerte de la mujer. “Algunos dicen que murió de un cáncer, otros de asfixia, otros de infarto. Nunca he visto el certificado de defunción para decir de qué manera murió la señora. Si causa extrañeza a quienes sabemos los antecedentes de este señor”, dijo Villagra.

Investigado por Interpol

Además Martínez es sospechado por la muerte de un estanciero en Quiindy. De igual manera, la Interpool también lo habría investigado por el homicidio de su ex esposa en Israel, de acuerdo a Villagra.

“Él ya fue investigado por otro caso de homicidio donde aparentemente le habría asesinado a quien fuera su esposa en Israel”, dijo Villagra.

Según las documentaciones Martínez es oriundo de Caapucú, departamento de Paraguarí. Habría sido criado por una pareja de origen hebreo. “Su niñez y juventud pasó por Israel hasta que probablemente sucedió este hecho con su esposa”, expresó Villagra.

Estos hechos salieron a la luz luego de que el mismo Martínez confesó el lugar donde se encontraba el cuerpo ocurrido en Yaguarón, donde fue carbonizado y enterrado el abogado Lucilo Nicolás Cardozo, de 54 años.

Villagra refirió que Martínez pasó su niñez el la pasó en Israel; y que además tiene casos de homicidio en Argentina, donde fue enjuiciado y encarcelado. “Él se había escapado de la cárcel de máxima seguridad de Buenas Aires, fue extraditado, cumplió con esa condena y regresó al Paraguay”, expresó Villagra.

El alias

Para el médico forense Pablo Lemir, el alias de Agustín Martínez se debe a que anteriormente el sujeto se presentaba como un soldado del servicio secreto de Israel. “Según me contaron porque aparentemente por lo menos se presentaba como un ex comando Mossad y de hecho utiliza ciertas contra medidas forenses que no son habituales en nuestro medio”, expresó Lemir, en la 800 AM.

ABC Color, 23 de mayo

“Soldado israelí”, con frondosos antecedentes

Agustín Martínez, “soldado israelí”, tiene antecedentes por homicidios en Israel, Argentina y Paraguay. En el vecino país se fugó de una cárcel de máxima seguridad y también fue investigado por Interpol en el atentado a Asociación Mutual Israelita (AMIA).

Este miércoles hallaron el cadáver de un abogado que se encontraba desaparecido, y el presunto autor del crimen, Agustín Ramón Martínez Martínez, también conocido como “Solado Israelí”, cuenta con frondosos antecedentes por homicidio tanto en nuestro país como también en Israel y en Argentina, informó el fiscal Darío Villagra, quien estuvo encargado de la acusación por un triple asesinato en 2009 en Ybucuí, por el que nunca fue condenado y cuyo juicio nunca pudo llevarse a cabo debido a dilaciones de la defensa.

Lea más: Hallan cuerpo que sería de abogado desaparecido

Según explicó Villagra, tres personas fueron asesinadas hace nueve años. Sus cuerpos fueron quemados. “Aún no pudimos realizar el juicio. Es cuestión de los juzgados”, señaló, quien dijo estar seguro de que “soldado israelí” fue el responsable del triple crimen por las numerosas evidencias que lo incriminan. También se le atribuye el asesinato de un ganadero que fue quemado en Caapucú.

“Él nunca declaró, pero sí tenemos muchos elementos de prueba que demuestran que él, efectivamente, participó de aquel caso. No pudo afrontar el juicio porque hubo planteamientos dilatorios, recusaciones, apelaciones, reposiciones, conflictos de competencia entre jueces. Postergaron años la integración de un nuevo tribunal. Se llegaron a integrar cuatro tribunales de sentencia, pero todos finalmente terminaron tirando la toalla”, informó el agente.

A su criterio, esto se debe a la “falta de voluntad, el fracaso del sistema judicial, el fracaso del sistema de control de plazos de jueces”.

Se refirió, además, a los otros antecedentes de Martínez Martínez. Se presume que también fue responsable de homicidios en Israel y Argentina, además de un proceso que soportó por haberse fugado de la cárcel de máxima seguridad de Buenos Aires, proceso por el cual fue extraditado y, luego de haber compurgado la pena en 2002, regresó a Paraguay.

Incluso habló de que la Interpol lo tuvo en carácter de investigado por el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), atentado en que fallecieron 86 personas el 18 de junio de 1994.

Al ser preguntado sobre cómo puede ser que una personas con tantos antecedentes siga en libertad, respondió: “Las maravillas del sistema judicial, mi querido. Por eso andamos preocupados y con miedo, sabiendo que convivimos con gente así. Uno no sabe nunca si pueden tomar represalias por la actitud de llevar adelante un proceso”, reconoció el agente del Ministerio Público.

La Nación (Paraguay) 24 de mayo

Judiciales

La desidia fiscal-judicial liberó a “soldado israelí”

 

Por desidia del Minis­terio Público y de la Justicia, que no dicta­ron una condena para Agus­tín Martínez, alias “Soldado israelí”, quien estuvo recluido en la cárcel por 6 años por un caso de triple homicidio, en el 2015, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, integrada por la ministra Miryam Peña, Pedro Mayor Martínez y José Fernán­dez, en mayoría hizo lugar al habeas corpus presentado en su momento por la defensora de Martínez, Tania Llorens. Así, el “Soldado israelí” recu­peró su libertad a través de la mencionada garantía consti­tucional.

“Durante seis años, el sis­tema de Justicia no pudo cerrar la posibilidad de dic­tar una resolución con res­pecto al señor Martínez y debemos poner en mani­fiesto una cuestión de carác­ter constitucional, como es el habeas corpus. Esta per­sona ha estado privada de su libertad más de 6 años y sin sentencia firme, enton­ces el sistema de la garan­tía constitucional comenzó a trabajar, dicha garantía es para todos, pobres, ricos, y tras haber transcurrido en exceso el tiempo que exige la ley para una persona que está privada de su libertad, de 5 años, corresponde dispo­ner la libertad de la misma”, señaló Mayor Martínez y reiteró que “se encontraba recluido más tiempo del plazo de la pena mínima, por lo que no había otra opción que dis­poner la libertad”.

Por otro lado, el camarista dijo que “el sistema de Jus­ticia tiene los mecanismos para evitar las chicanas” y que “la justicia que llega tarde, no es justicia, tanto para las víctimas como para los imputados”.

Prisión preventiva

Ayer, el juez penal de Garantías Blas Cabriza ordenó la prisión preventiva de Agustín Martí­nez, quien está imputado por el homicidio doloso del abo­gado Lucio Cardozo (54), cuyo cuerpo fue encontrado calci­nado y enterrado en una fosa ubicada en Yaguarón, a la que las autoridades fueron guiadas por el propio Martínez.

Supuesto narcotraficante detenido

 

Por Alex Willer Fidalski y Lucio Santiago Godoy.

La Policía capturó a Lucio San­tiago Godoy, supuesto nar­cotraficante implicado en el asesinato del abogado Lucilo Cardozo, según Agustín Mar­tínez, alias “soldado israelí”.Godoy, el presunto autor inte­lectual y material del crimen de Cardozo, fue capturado ayer, en horas de la mañana, en Salto del Guairá. El hombre fue detenido en la vía pública, cuando salía de su vivienda.

Los intervinientes informaron que el aprehendido no cuenta con ningún tipo de ante­cedentes y que esta sería la primera causa por la cual es investigado. De acuerdo a Godoy, se dedica a la venta de muebles y no conoce a Martínez, el “soldado israelí”, incluso, subrayó que jamás mantuvo conversación alguna con él y que desconoce el porqué lo nombró. Sin embargo, sería conocido en la ciudad como un supuesto narcotraficante.

El miércoles, en horas de la tarde, también en Salto del Guairá, fue detenido Alex Heiki Willer Fidalski, sindicado por el “soldado israelí” como autor material del crimen del abogado. Willer manifestó que es inocente y que Martínez lo había incriminado por una supuesta relación fallida con una familiar. Suman tres los detenidos (Martínez, Willer y Godoy) por el horrendo crimen de Cardozo, quien fue ejecutado, incinerado y enterrado en Yaguaron el martes 22, en horas de la tarde-noche. Hasta el momento se desconocen las causas del homicidio.

Incautan celular y arma

Durante un allanamiento en la vivienda ubicada sobre la avenida Seferino Ruiz, casi Fortín Toledo, barrio San Juan, Zona Sur de Fernando de la Mora, el aparato celular de Agustín Martínez fue entre­gado por Lourdes Aveiro de Cardozo, esposa del fallecido.

En otro allanamiento, en la vivienda ubicada sobre la calle Tobatí 3153, entre Cacique Caracara y Naranjales, Asunción, fue entregado por Víctor Llo­rens López, cuñado de Martínez, una pistola de procedencia israelí, propiedad del “soldado israelí”.

28 de mayo, ABC Color

Soldado israelí

Uno de los criminales más sanguinarios del Paraguay

 

Por Iván Leguizamón

Agustín Ramón Martínez Martínez, de 56 años de edad, es tal vez uno de los criminales más sanguinarios que produjo el Paraguay. Se lo conoce como Soldado israelí, porque existe una versión un tanto fantasiosa de que combatió como mercenario en la Guerra del Golfo, en 1991. En el último ataque que le atribuyen, y que de hecho confesó parcialmente, un abogado fue secuestrado, acribillado, quemado y enterrado. Tiene otros casos similares.

Su cédula de identidad paraguaya, número 3.545.233, lo identifica como Agustín Ramón Martínez Martínez, nacido el 28 de agosto de 1961 en la ciudad de San Patricio, departamento de Misiones, a 250 kilómetros de Asunción.

El mismo Agustín, luego de sus primeros arrestos, instaló entre los policías que lo perseguían el mito de que supuestamente actuó como un mercenario contratado por el Ejército de Israel en la Guerra del Golfo, que fue un conflicto bélico desarrollado entre 1990 y 1991 contra el gobierno de Iraq por la invasión y anexión del Estado de Kuwait.

En aquel entonces, Soldado israelí se hacía conocer también con los motes de “Yahel Yamil Oskiski” o “Fresmann”.

En Argentina 

Su primer crimen conocido data del 31 de mayo de 1993, en la provincia de Santa Fe, Argentina, donde asesinó a tiros al capataz de estancia Pascual Pedro Bianco y dejó herida a la mujer de este, Nélida Elena Borsatto.

Un dato no menor: el cuerpo de Bianco fue quemado y enterrado. Así recordó el comisario general inspector retirado Teodoro Martínez, quien capturó a Soldado israelí en 1998, cuando trabajaba en el departamento de Interpol.

Por este homicidio e intento de homicidio, el paraguayo fue condenado a ocho años de cárcel, pero a mediados de 1994 escapó de la prisión donde estaba recluido, siempre en la Argentina, tras desarmar y tomar de rehén a un guardiacárcel.

En Caapucú 

En la noche del 25 de agosto de 1994, el Paraguay se conmocionaba con un horrendo crimen descubierto en el kilómetro 137 de la Ruta 1, en la zona de Caapucú, departamento de Paraguarí. En dicho lugar, ardió en llamas un camión repartidor de la empresa Argos. Un camionero que pasaba por el sitio, aún mientras el incendio estaba activo, rescató de adentro al chofer del rodado siniestrado, Miguel Ángel Flores García. En principio, se creyó que fue un accidente, pero después se comprobó que el empleado fue acribillado a tiros y quemado dentro del vehículo que conducía. El entonces prófugo Agustín Ramón Martínez Martínez fue señalado como principal sospechoso, pero nunca se pudo comprobar su participación, ya que el suceso no se investigó a fondo.

En Quiindy 

Otro asesinato “típico” del criminal Soldado israelí fue perpetrado el 11 de abril de 1995, cuando el ganadero Ignacio Antonio Vargas, conocido como Nene, fue ultimado a balazos y su cuerpo quemado y enterrado parcialmente en Quiindy, departamento de Paraguarí. La víctima era dueño de una estancia denominada “Ypoa”. Agustín Ramón Martínez Martínez, coincidentemente, fue el último que estuvo con el ganadero, para quien trabajaba como secretario-guardaespaldas, según los antecedentes que obran en la Policía.

Primera captura y sentencia 

Agustín Ramón Martínez Martínez, alias Soldado israelí, fue capturado por primera vez en Paraguay el 7 de noviembre de 1998, tras enfrentarse a balazos con policías de Interpol que lo ubicaron en la zona del Mercado 4 de Asunción.

Para cuando eso, el delincuente ya tenía incluso un pedido de extradición de Argentina, para cumplir el resto de su condena por el homicidio en Santa Fe, aunque su primera sentencia, de seis años de encierro, fue dictada por el atroz asesinato del ganadero de Quiindy, Nene Vargas.

Extradición

Para hacer más interesante su estadía en prisión y ganar popularidad, Soldado israelí comenzó a difundir la versión de que él tenía datos sobre el atentado contra la Asociación Mutual Israelí Argentina (AMIA), ocurrido en 1994, cuando murieron 84 personas y 300 resultaron heridas al explotar un coche-bomba estacionado frente al edificio de Buenos Aires.

Este falso rumor hizo que las autoridades argentinas aceleraran su extradición, que se concretó que se concretó el 30 de junio de 2001, cuando fue entregado a la Policía Federal, por un lado para cumplir su sentencia por el homicidio en Santa Fe y, por el otro, para ser investigado sobre el recordado atentado explosivo.

El regreso y un macabro hallazgo en un horno

Luego de completar su condena en Argentina, y al quedar descartada su participación en el atentado contra la AMIA, el paraguayo Agustín Martínez regresó a Paraguay, pero como es un delincuente incurable e incorregible, recayó en su espeluznante vicio: matar y quemar personas.

El 23 de mayo de 2009, fueron rescatados de un horno para carbón los restos aún humeantes del político colorado Cecilio Ricardo Cabello y de los peones Hilario Marecos y Alberto Medina Blanco. Ocurrió en Ybycuí, departamento de Paraguarí. ¿Quién fue detenido como sospechoso? Agustín Ramón Martínez Martínez. ¿Por qué? Porque trabajaba como secretario-guardaespaldas de Cabello y fue el último que estuvo con las víctimas.

Falencia de la justicia facilitó su liberación

El criminal fue arrestado inmediatamente y pasó seis años en Tacumbú, hasta finales de 2015, pero salió libre debido a una negligencia de la Fiscalía, que nunca pudo cerrar el caso ni conseguir una condena.

El homicida fue beneficiado con un hábeas corpus reparador, por compurgamiento de la pena mínima establecida para este tipo de casos.

Desde que salió en libertad en 2015, Soldado israelí se mantenía en silencio, hasta el miércoles último, cuando reveló dónde estaban enterrados los restos del abogado Lucilo Nicolás Cardozo Salina, quien fue secuestrado, acribillado y quemado, en una modalidad idéntica a la de los otros tremendos casos que le atribuyen.

¿Su último homicidio?

Agustín Ramón Martínez Martínez, alias Soldado israelí, confesó haber participado en el espantoso homicidio del abogado Lucilo Nicolás Cardozo Salina, quien fue secuestrado, acribillado, quemado y enterrado. El cuerpo fue recuperado el miércoles último, en Yaguarón.

Sin embargo, el sanguinario delincuente negó haber sido el autor material, sino que argumentó que “solamente” hizo el trabajo de inteligencia previa para acercarse a la víctima y que entregó al abogado a un grupo de narcotraficantes de Salto del Guairá. Supuestamente, no sabía que iban a matarlo.

Sea cierta o no su versión, es claro que está metido en el homicidio, que se llevó a cabo de la misma forma que los otros crímenes que él cometió anteriormente.

¿Será que este fue su último homicidio? ¿Será que esta vez ya no va a salir por fallas de la justicia? Solo el tiempo lo dirá.

ileguizamon@abc.com.py

 

 

Comentario (1)

  1. Jean Paul Marat

    Pero cual es el enlace de este personaje, a todas luces un asesino múltiple y cuyos asesinatos han tenido múltiples motivaciones, con la voladura de la AMIA ?

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: