ECONOMÍA – DINERO SOBERANO: Suiza vota en referéndum vinculante si prohibe a la banca privada crear dinero

La propuesta se conoce como Iniciativa Völlgeld o Iniciativa de dinero soberano. La idea es sencilla:  impedir que los bancos comerciales puedan crear dinero, casi de la nada,  como hacen en la actualidad, y que sólo puedan hacerlo los Bancos Centrales. Los impulsores de la iniciativa  quieren difundir a nivel mundial su propuesta de crear un sistema financiero más seguro y ligado a la economía real, terminando con el capitalismo de casino. Existen ya grupos similares al suizo en Alemania y Gran Bretaña,lo cual atemoriza al sistema financiero capitalista, que ha  desplegado toda su artillería para que los ciudadanos suizos voten en contra. Los bancos privados  han  anunciado un apocalipsis si se cambia una sola coma de su poder omnímodo.  M. Mestre

Este domingo Suiza vota un histórico referéndum que podría cambiar el sistema capitalista para siempre

 

 

 

FERNANDO BELINCHÓN / BUSINESS INSIDER

Este domingo, Suiza celebra un referéndum que podría para cambiar de base el sistema económico del país e incluso, el de todo el mundo. El dinero en el sistema económico se genera de dos maneras: mediante emisiones de los bancos centrales o mediante préstamos de la banca comercial privada.
El referéndum para instalar la “iniciativa de dinero soberano” pregunta a los ciudadanos si están de acuerdo con eliminar la capacidad de los bancos privados de generar dinero. De esa forma solo podrían prestar el dinero que tengan en depósitos. Solo el 10% del dinero suizo ha sido creado por su banco central, mientras que el 90% ha sido creado por la banca.

 

Este domingo 10 de junio Suiza tiene una histórica cita con las urnas que sin duda atraerá la atención de la banca y de los expertos de economía de todo el mundo. Los ciudadanos del país helvético deciden si cambian radicalmente su sistema económico mediante un referéndum cuyo resultado podría — al menos en teoría — afectar al sistema financiero de todo el planeta.

En el referéndum impulsado por la asociación Iniciativa Völlgeld, se pregunta a los suizos si apoyan que entre en vigor un concepto conocido como “dinero soberano”.

El concepto de “dinero soberano” es complejo, pero tratando de simplificarlo, consiste en definir qué es considerado como dinero y qué no, e impedir a los bancos generar dinero en base a la concesión de préstamos.

En nuestro actual sistema económico, aunque la mayoría de la gente piensa que los bancos centrales son los únicos responsables de crear el dinero, esto no es así. Los bancos centrales son efectivamente los únicos emisores de billetes y monedas legales, pero la banca privada es la principal encargada de crear el dinero que se usa en el día a día a través del conocido como dinero bancario.

Del dinero que se ingresa en un depósito bancario, la entidad sólo está obligada a guardar un pequeño porcentaje llamado coeficiente de caja o coeficiente de reservas, mientras que el resto del dinero puede usarlo para conceder préstamos a otras personas sin que signifique que el que ingresara el dinero en el depósito en un primer momento pierda el acceso a su capital. De esta forma, el sistema bancario multiplica el dinero legal en circulación al conceder préstamos.

Según los activistas de la Iniciativa Völlgeld, solo el 10% del dinero en circulación en Suiza ha sido emitido por su banco central. El otro 90% sería el dinero “electrónico” o dinero bancario, creado por la banca comercial privada a través de préstamos.

Si la propuesta sale adelante, todos los ingresos realizados en los bancos normales en Suiza no irían a sus balances, sino que serían custodiados por el banco central suizo. “Solo el banco nacional suizo podrá crear dinero electrónico”, detalla la Iniciativa Völlgeld en una hoja en la que explica su propuesta de reformas.

“Los bancos no tendrán la capacidad de crear dinero por su cuenta, solo podrán prestar el dinero que tienen de los ahorradores o de otros bancos, o incluso, si fuera necesario, el dinero que el banco nacional suizo les prestaría”.

Los argumentos de los defensores de la Iniciativa Vollgeld

El principal argumento de la Iniciativa Vollgeld es que este sistema reduciría el riesgo de colapso financiero en un país muy dependiente de su sistema bancario. Además, aseguran que con el dinero soberano el Gobierno no tendría la necesidad de rescatar a un banco nunca más.

Business Insider transcribe la explicación completa de la Iniciativa Völlgeld:

“El dinero soberano depositado en una cuenta bancaria está completamente a salvo porque es dinero del banco central. No desaparece en caso de que un banco quiebre. Las burbujas financieras se evitarían porque los bancos no tendrían la capacidad de generar dinero. El Estado sería liberado de su cautiverio, porque los bancos no tendrían la necesidad de ser rescatados con dinero público para mantener el conjunto del sistema financiero a flote, el problema de los “too big to fail” desaparece. La industria financiera volverá a servir a la economía real y a la sociedad. El dinero y los sistemas bancarios no estarán por más tiempo envueltos en la complejidad y se volverán transparentes y comprensibles”.

Los argumentos de los detractores de la Iniciativa Völlgeld

Mientras que los defensores de la Iniciativa Völlgeld hace campaña a favor del cambio, las principales instituciones suizas se oponen frontalmente, junto con el Banco Nacional Suizo haciendo público un comunicado explicando por qué se opone a la iniciativa.

“No hay problemas de base que necesiten ser arreglados. Un cambio radical del sistema financiero suizo no es aconsejable y conllevaría grandes riesgos”, afirma el banco central, destacando además que el Gobierno del país helvético también se opone al cambio.

“El sistema actual descentralizado es eficiente y centrado en el cliente. La competencia entre bancos asegura tipos de interés favorables y una alta calidad con bajos costes por el servicio que presta la banca”, añade el Banco Nacional Suizo.

Uno de los principales argumentos que usan los detractores es que aseguran que la introducción del dinero soberano “machacaría” el sistema crediticio suizo, ya que los bancos no podrían crear nuevo dinero para financiar la concesión de préstamos.

¿Qué consecuencias tendría una victoria en el referéndum de la Iniciativa Vollgeld?

Economistas del banco suizo UBS encabezados por Felix Huefner ha evaluado cuales serían algunas de las posibles implicaciones que traería la puesta en marcha de este sistema.

La primera consecuencia — y la más obvia de todas — es que el Banco Nacional Suizo se vería forzado a cambiar su forma de trabajar.

“Mientras que hoy en día el Banco Nacional de Suiza tiene como objetivo controlar la cantidad de dinero en circulación mediante el ajuste de los tipos de interés, en el sistema de dinero soberano volvería a tener una orientación monetaria”, apunta el equipo de economistas.

La orientación monetaria es un estilo de funcionamiento de un banco central que controla todos los diferentes tipos de dinero: efectivo, depósitos bancarios, hipotecas…

“Una posible consecuencia de un cambio de este calibre es la restricción del flujo de crédito a aquellos sectores de la economía más dependientes de la financiación bancaria y un aumento del precio de conseguir financiación”, afirma el equipo del UBS.

Los bancos también tendrían que llevar a cabo la titánica tarea de traspasar todo el dinero de sus balances al Banco Nacional Suizo, un proceso que costaría una “significativa” cantidad de dinero. “Durante la transición, está previsto que en la fase de implementación (cuando el dinero de los depósitos sea traspasado al banco central) el Banco Nacional Suizo otorgue créditos temporales a los bancos”, detalla UBS.

Otra de las grandes preguntas que surgen con motivo del referéndum es como — o si podría siquiera — el Banco Nacional Suizo gestionaría todo el suministro de dinero del país, un punto en el que el equipo de UBS hace hincapié.

Como consecuencias, a nivel internacional y de salir adelante la iniciativa, esta podría llevar a los defensores del dinero soberano de otros países a hacer campaña por el cambio de sistema en sus propios Estados, poniendo en serio peligro el futuro del actual sistema financiero internacional.

¿Saldrá adelante la iniciativa Vollgeld?

En Suiza, las propuestas necesitan de 100.000 firmas para ser sometidas a un referéndum. Una votación sólo es considerada válida si la participación supera al 40% de la población. Para ganar, se necesita el apoyo de una doble mayoría: de votantes y otra en el número de cantones o regiones que apoyan el cambio.

Las encuestas más recientes sugieren que la votación será muy ajustada, con un 45% de los votantes en contra y un 42% a favor.

Obviamente, eso implicaría que la Iniciativa Völlgeld no saldría adelante, pero teniendo en cuenta el clima político actual en el que resultados de votaciones como la del Brexit o los de las elecciones de Estados Unidos han contradicho a todas las encuestas, no se puede descartar que la Iniciativa Völlgeld consiga la victoria.

Comentarios (3)

  1. El Gallo

    A lo Carrió.

    Escribamos cartas al FMI, que digan algo así:

    Estimada Señora Lagarde:

    NO PRESTE LO QUE NO VAMOS A DEVOLVER.
    NO FIRME ACUERDOS RUINOSOS Y HUMILLANTES.
    REPUDIAMOS TODO ACUERDO DESTINADO A RESCATAR USUREROS EN LEBACS.

  2. guillermo p

    Vaya por la iniciativa. Acá la llamábamos “nacionalización de la banca” o sea encajes del 100% lo que evitaría la “creación” de dinero bancario.
    Pero en tiempos en que el dinero (buena parte de las transacciones) es electrónico, no se podría evitar la “invención” de dinero por los bancos.
    Ni tampoco la creación de “derivados”
    Total a la larga van a ser rescatados en la medida en que las relaciones de poder no se toquen.
    Con respecto a “metas de inflación” no se trata de “imponer” una inflación dada, sino de manejar la masa de dinero controlando la tasa de interés.
    La otra forma que pareciera proponer la iniciativa es el “control de agregados monetarios”.
    Ambas técnicas son hijas del liberalismo y perfeccionadas por el monetarismo y su hijo (nótese que siempre además del padre hace falta la madre) el neoliberalismo.
    Fíjense que Sturzeneger, monetarista “clásico” se resistía a las “metas” (un poquito “heterodoxa”) aunque la tuvo que aceptar y hoy parece que resucitó.
    Con respecto al respaldo en otra mercancía, ej “patrón oro” eso no garantiza estabilidadad y además significa el sacrificio de la política monetaria. El problema es análogo al de la convertibilidad o al de la dolarización.

    La creación de dinero bancario se perfecciona por lo menos en Europa (en China también existía) allá por la baja edad media y tiene además relación directa con el préstamo a interés. ¿Vamos a pedir su abolición?. ¿Vamos a sostener un sistema desigual pero eso sí, sin usura?. ¿Qué argumento vamos a usar, el de los escolásticos?

    Para terminar: la iniciativa es inviable a menos que una revolución mundial trastorne las bases mismas de un sistema que llamamos capitalismo.

  3. guillermo p

    Cosa que no veo en el horizonte.
    Conformémonos con objetivos más modestos.
    Objetivos si no revolucionarios, sí nacionales y populares.
    Mientras tanto militemos la revolución mundial, pero no entorpezcamos a un gobierno nac&pop que por ahora sería el nuestro.

Comentarios cerrados

A %d blogueros les gusta esto: