LEY ABORTO – INJERENCIA EXTRANJERA: La ultraderecha española presionó a senadores argentinos

Senadores argentinos recibieron fuertes presiones  de una organización de la ultraderecha española, que además pagó la agresiva campaña contra la legalización del aborto. Posiblemente los senadores argentinos que cedieron a las presiones, habrán creído que eran sus votantes o potenciales votantes,  quienes les pedían votar negativamente.  ¿Hubieran votado lo mismo si hubieran sabido que detrás había un grupo organizado desde el extranjero, de gente  que no tiene derecho al voto en Argentina? M. Mestre

El lobby fundado por Hazte Oír presionó a políticos argentinos para que votaran contra el aborto

 

'Hoy la decisión está en sus manos. En el 2019 estará en las nuestras”. / CITIZENGO

La plataforma CitizenGo, creada en 2013 por el grupo ultracatólico, envió cartas y publicó anuncios en la prensa para persuadir a varios senadores indecisos. Varios de ellos cedieron y votaron en contra de la ley.

DANILO ALBIN / PÚBLICO

Felicidad absoluta. El grupo ultracatólico Hazte Oír –que a día de hoy mantiene la categoría de “Utilidad Pública” otorgada por el gobierno del PP- se acaba de apuntar otro tanto en su cruzada contra los derechos de las mujeres. Esta vez no ha habido bus del odio, pero sí cartas, carteles y hasta anuncios publicitarios dirigidos a los políticos argentinos que tenían en sus manos el futuro de la Ley del Aborto, finalmente rechazada por una ajustada mayoría en el Senado. La campaña ha estado a cargo de los militantes de CitizenGo, el lobby internacional fundado en 2013 por Hazte Oír para buscar, precisamente, victorias de estas características.

“Los argentinos lucharon para no promover una cultura de muerte a la que otros países se ven sometidos. Es, sin duda, un día de celebración para todas las personas que defendemos las dos vidas, la de la madre y la del niño por nacer”, dijo Silvina Spataro, responsable de Campañas de CitizenGo en Buenos Aires, a los encargados de redactar el comunicado que Prensa de Hazte Oír ha difundido este jueves. Sus comentarios fueron realizados en un contexto de algarabía total, apenas unas horas después de que se conociera el resultado de la votación en la Cámara Alta de ese país.

Los ultracatólicos tenían motivos para estar contentos. No en vano, durante las últimas semanas habían realizado una intensa campaña de presión para tratar de evitar por todos los medios posibles que la Ley del Aborto saliese adelante. De hecho, este lobby publicó un anuncio en un prestigioso diario de la provincia de Santa Fe para presionar al senador del Partido Justicialista Omar Perotti, quien no tenía muy claro si votaría a favor o en contra.

“Senador Omar Perotti: Vote No al aborto”, podía leerse en el texto publicado por CitizenGo en el diario El Litoral, por el cual tuvo que abonar –según el periodista Diego Geddes- 200 mil pesos (unos seis mil euros). “Los más débiles y vulnerables necesitan un Estado que los proteja y les brinde soluciones justas sin descartar a nadie. Más de 86 mil ciudadanos le han pedido que cuide la vida de todos desde la concepción. Hoy la decisión está en sus manos. En el 2019 estará en las nuestras”, advertía la plataforma, en alusión a las elecciones que se celebran en esa provincia el próximo año. El anuncio, que iba acompañado por el lema #ConAbortoNoTeVoto y #SalvemosLas2Vidas, “se difundió mediante las redes sociales durante quince días”, se vanaglorió este jueves Hazte Oír. Finalmente, el senador Perotti optó por abstenerse.

Ese no fue el único movimiento contra la ley del aborto. Durante las últimas semanas, la plataforma ultra también promovió un envío masivo de mails y cartas a al menos otra decena de legisladores, algunos de los cuales habían mostrado dudas sobre el sentido de su voto. La presión surtió efecto en el caso de los senadores José Alperovich, María Belén Tapia o Silvina García Larraburu, quienes finalmente votaron en contra.

Mirando para casa

La campaña incluyó la entrega de firmas en las embajadas argentinas de varios países, tal como ocurrió en la delegación diplomática situada en Madrid. En ese contexto, la dirigente de Hazte Oír y portavoz de la plataforma Derecho a Vivir, Gádor Joya, intentó barrer para casa. “Argentina debe servir de estímulo a España para que derogue la actual ley de aborto”, dijo la activista ultracatólica. Este jueves, ella también desbordaba alegría.

Comentarios (10)

  1. Mangosta

    ¡Sorpresa! cuando leí el título, creí que se refería a las presiones del FMI, la OMC, el Banco Mundial, la IPPF, Kissinger, Rockefeller, Bill Gates, Amnesty International y la CIA para armar la revolución de color pro despoblación de territorios y villas molestas.

    Responder
    1. Juancho

      La interrupción de los embarazos y la planificación de la descencendencia existe desde que los humanos se organizaron en grupos sociales más o menos complejos. Milenios antes de que existiera el FMI y las agendas que cita.
      Si no se conocían métodos de interrupción, se recurría al infanticidio: desde los romanos, hasta las tribus árabes que hacían recaer en el padre la obligación de enterrar al recién nacido en la arena hasta que se ahogara, sobre todo si era una niña y no habían nacido aun varones; y en nuestra época en la católica Irlanda, se dejó morir por abandono, maltrato o negligencia en orfanatos a cientos de bebés e infantes menores de 2 años cuyos huesos acaban de descubrirse alrededor de los conventos. Entre los pueblos originarios de América, en las épocas de grandes calamidades, se eliminaba al tercer bebé que naciera, si había dos niños que aun no eran autónomos (porque cada padre sólo podía escapar con un bebé en brazos).

      Fue el capitalismo el sistema que necesitaba mucha mano de obra barata, lo que cerró el paso a los pobres ya no digamos al aborto, sino a la posibilidad de planificar una paternidad responsable. Las clases dominantes siempre tuvieron una red de recursos no sólo para abortar en las mejores condiciones que le ofreciera la época, sino para deshacerse de niños nacidos no deseados, ya sea por infanticidio, abandonándolos en orfanatos, cambiándoles la identidad y despojándolos de todos sus derechos hereditarios.

      No es honesto lo que usted hace de utilizar el rechazo a las agendas neoliberales para defender un derecho del capitalismo patriarcal.

      Responder
    2. Carmela, la del Ebro

      Mangosta: Dale una miradita a la prensa española más reaccionaria, monárquica, colonialista y neoliberal: vas a ver como festejan el gol que les metieron a los argentinos en la votación contra la legalización del aborto. Desde anoche que lo celebran a todo trapo (¡ni que hubiera vuelto Aznar al poder!) y aprovechan para recordar lo “malvada” que es Cuba porque hay derecho al aborto. Revisa tus razonamientos, el colonialismo te está metiendo un gol.
      Ni en la ultracatólica Irlanda,la campaña de la ultraderecha española (y de otros) tuvo nada que hacer, y salió la ley del aborto, ¿Por qué, aun tiene tanta influencia en Argentina, la España más oscura, más negra, más malvada? Es un tema para reflexionar…

      Responder
    3. Dario Rojas

      A Mangosta. A esa gente que nombrás, si quieren despoblar un territorio les basta con cagar de hambre a un país con un ajuste del FMI (los que no se mueren de hambre, emigran); o promover una guerra que envíe un país de vuelta a la edad de piedra, etc etc. Es rídículo pensar que necesitan para algo una ley que permita abortar, cuando pueden enviar un país al carajo en los cinco minutos que se tarda en firmar un acuerdo con el FMI, o en bombardear autobuses escolares llenos de niños (Yemen) etc etc.
      Ah, y para armar las revoluciones de colores necesitan -al revés de lo que vos decís- mucha gente joven en países con dificultades económicas: una generación de baby boom sin trabajo,sin formación, sin futuro, sin perspectivas.

      Responder
    4. Ana Lía Pujato (@pujapais)

      para eso basta y sobra el capitalismo, repetidora de rebuznos “progres”

      Responder
  2. Carlos de La Plata

    TOTALMENTE DE ACUERDO CON EL COMENTARIO DE ‘MANGOSTA’, Y COMO PERONISTA Y FIEL A SU DOCTRINA, NO PUEDO ADHERIR A LA AGENDA INTERNACIONAL DE LA ONU Y SUS ORGANIZACIONES; QUE NOS EMPUJAN HACIA EL NOM, CON SUS POLÍTICAS GLOBALES DE EXTERMINIO NUESTROS PADRES ANCIANOS Y DE LOS NUEVOS ARGENTINOS POR NACER.

    Responder
    1. Juancho

      En primer lugar, no grite (eso es lo que hace usted al escribir todo en mayúsculas) porque no va a tener razón por el hecho de gritar. En Cuba desde la revolución y en la URSS, siempre existió, el derecho al aborto: libre y gratuito. Así que no retuerza los argumentos para querer hacer ver que el reconocimiento de los derechos de las mujeres, significa la aplicación de una agenda neoliberal.
      Su argumento no se sostiene, porque el aborto no es obligatorio. Y detrás de su argumento asoma la idea fascista de que gestar y parir sea obligatorio para las mujeres aunque no lo deseen.
      ¡Abajo el fascismo sobre el cuerpo de las mujeres!

      Responder
    2. Pepe

      A Carlos de La Plata. Seguro sos de los que meten a los “padres ancianos” en un geriátrico y mandás a tu hija a abortar al extranjero.. y a las que querés recagar es a las mujeres pobres. No mientas, vos no sos peronista, sos un gorila disfrazado.

      Responder
    3. Ana Lía Pujato (@pujapais)

      fachos burros como vos no son peronistas
      andate al pro

      Responder
  3. Alberto Espejo (@tajin2010)

    Si bien se necesita una actitud misógina, de política ultraconservadora y una mentalidad de significaciones elementales para analizar los textos, el lugar-símbolo debatido en el congreso es la neo-violación de los cuerpos, todos. No sólo el de la mujer -raíz de la vida democrática, porque es obvio que el poder del pueblo se sostuvo conquistando DDHH femeninos- sino el de los niñxs, ancianxs y pobres. Se pone en riesgo la clandestinidad de la trata de mujeres, jóvenes y niños, el de hombres y mujeres para el trabajo esclavo, como bien se sabe muy famoso por Awada de Macri. El problema es la reacción del poder económico neoliberal mundial, hoy un mosaico de crímenes donde convergen bancos, empresas offshore -que tanto alaba Macri como “legal”, las instancias de lavado, etc., para eso hace falta empresarios genocidas como Magnetto, jueces de la misma calaña y FFAA en las calles, más sindicatos que nunca asumieron realmente la defensa de los DDHH de los trabajadores.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: