CASO KHASOGUI (o Jasogui) – ARABIA SAUDITA. Lo desmembraron estando vivo y habría un audio de ello

Cada vez parece más claro que el periodista Khashogi (o Jasogi, foto) fue asesinado y desmebrado en el consulado de Arabia Saudí en Estambul. Y que los Estados Unidos (en esto, me parece, no hay diferencias apreciables entre distintas administraciones) procuran hacerse los osos suecos, los dolobus, a causa de la magnitud de los negocios que existen entre Wahington y Ryad (petróleo y armas en primer lugar) para no hablar los que ligan a la monarquía absoluta saudí con Francia, Reino Unido, España, Francia e Israel (si, Israel), además de Egipto, los Emiratos Unidos, Kuwait y la monarquía absoluta que tiraniza a la mayoría de la población de Bahreim.

Los asesinos de Jashogui están vinculados al príncipe Mohamed Bin Salman, que es quien lleva la batuta en el reino. Recomendamos leer la última nota de las tres que ofrecemos aquí (la primera contiene puras balandronadas) y ver el videíto que se ofrece encima de ella. Y nos atrevemos a pronosticar que en el peor de los casos el Rey Salman se verá obligado a ofrecer en bandeja la cabeza de su hijo (es un decir, con que sea radiado del poder alcanzará) y que sea reemplazado por alguién más dócil y fiable a los designios de Washington.

Arabia Saudí amenaza a EEUU: Si aprobáis sanciones, destruiremos vuestra economía y nos acercaremos a Rusia e Irán / Exjefe de CIA: “Que Riad no sepa el destino del periodista  es absurdo” / Policía turca investiga si cuerpo de Jashoggi fue disuelto en ácido /Kuwait cierra filas con Arabia Saudita / Más información…

Turki al Dajil, director de Al Arabiya

El pasado domingo, el índice bursátil de la Bolsa de Arabia Saudí cayó un 7% mientras crece el temor entre los inversores saudíes a la aprobación de sanciones internacionales contra el reino por la desaparición del periodista Yamal Jashogi.

Las autoridades saudíes han publicado una declaración amenazando con “una acción mayor” contra EEUU y otros países occidentales si éstos aprueban cualquier sanción contra Arabia Saudí en relación a la desaparición del periodista Yamal Jashogi, que fue presuntamente asesinado cuando visitó el consulado saudí en Estambul el pasado 2 de octubre.

Los medios estatales saudíes han publicado un editorial del director del canal saudí oficial Al Arabiyah, Turki al Dajil, que dijo que Arabia Saudí está lista para tomar medidas contra la economía estadounidense, incluyendo un fuerte incremento del valor del petróleo. Al Dajil añadió que si EEUU aprueba sanciones contra Arabia, está puede destruir la economía estadounidense. El mismo editorial también sugiere el fin de la cooperación entre los servicios de inteligencia de ambos países y un acercamiento a Rusia, China e Irán.

“Si EEUU impone sanciones a Arabia Saudí hará frente a un desastre económico que hará temblar al mundo. Riad es la capital de su petróleo y puede afectar a la producción y los precios del petróleo… Si el precio de 80 dólares el barril ha irritado al presidente Trump, nadie sabrá como reaccionar si el precio llega a 100 o 200 dólares el barril y quizás el doble de esa cifra. Arabia Saudí podría comenzar a fijar el precio del petróleo en la moneda china, el yuan, en lugar del dólar”. “Además, EEUU se verá privado del mercado de Arabia Saudí, que es una de las 20 mayores economías del mundo”.

“Arabia Saudí estará entonces más cerca de Irán que de EEUU… y Hezbolá y Hamas dejarán de ser enemigos para convertirse en amigos”. “La estrecha cooperación en el terreno de la inteligencia entre Riad, EEUU y Occidente se convertirá en cosa del pasado”.

“Rusia y China están preparados para satisfacer las necesidades de Riad”, dijo Dajil, que especuló acerca de la posible construcción de una base rusa en Tabuk.

Estas amenazas son similares a las que Arabia Saudí utilizó en 2016 cuando el Congreso de EEUU planeaba despojar al país de su inmunidad soberana por su papel en los atentados del 11-S. Los saudíes amenazaron entonces con destruir el valor del dólar vendiendo masivamente sus bonos en el mercado de la deuda pública estadounidense.

Aunque la historia ha mostrado que la combinación entre amenazas económicas y adquisición de armamento ha bastado para que los saudíes se salgan con la suya en casi todas las cosas, esto podría no ser igual en esta ocasión y dichas amenazas podrían irritar más al Congreso de EEUU, que ha ha mostrado su ira por el asesinato de Jashogi, y acelerar medidas como sanciones o restricciones a las ventas de armas.


Exjefe de CIA: “Que Riad no sepa el destino del periodista es absurdo” / Policía turca investiga si cuerpo de Jashogi fue disuelto en ácido /Kuwait cierra filas con Arabia Saudita

El exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), John Brennan, da un discurso en Washington, 19 de septiembre de 2016. (Foto: AFP)

El exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), John Brennan, da un discurso en Washington, 19 de septiembre de 2016. (Foto: AFP)

Un exdirector de la CIA ridiculiza el desmentido por Riad de toda implicación en la desaparición y posible asesinato del periodista saudí Yamal Jashogi.

“En el caso de que Jashogi hubiera desaparecido en Turquía estando en un hotel o en una residencia privada, habría lugar para la negación saudí. Pero desapareció existiendo vídeos que muestran su entrada al consulado saudí”, ha dicho este lunes John Brennan, antiguo máximo responsable de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense.

En una entrevista con la cadena estadounidense NBC, Brennan ha calificado asimismo de “absurdas” e “inadmisibles” las afirmaciones de las autoridades saudíes sobre la supuesta inocencia de Riad en relación con la desaparición y posible asesinato de Jashoggi, a quien se le perdió la pista el 2 de octubre después de que entrara al consulado saudí en Estambul (Turquía) para obtener unos papeles que necesitaba para su próxima boda.

“Sus negaciones suenan huecas”, ha señalado el agente de inteligencia, que ha considerado que las autoridades saudíes no hubieran podido llevar a cabo tal operación, es decir “perseguir a un residente permanente en Estados Unidos que escribe para The Washington Post, y hacerlo en territorio extranjero, en una instalación diplomática”, sin conocimiento del príncipe heredero saudí, Muhamad Bin Salman.

En este sentido, Brennan ha exigido que se investigue a fondo el caso y ha estimado que cualquier repercusión contra las autoridades saudíes depende en última instancia de las decisiones que tome el rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud.

El monarca saudí está envejeciendo y se duda de que sea capaz de liderar de manera efectiva las investigaciones del caso de Jashoggi, especialmente el papel de su hijo, el príncipe heredero Bin Salman, argumenta Brennan.

El jueves, el presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que si se confirma la responsabilidad de Riad en la desaparición de Jashoggi infligirá un “severo castigo” a Arabia Saudí.

No obstante, el inquilino de la Casa Blanca descartó limitar las ventas de armas a Riad a modo de castigo, ya que a su juicio con ello daría vía libre a Rusia y China para ocupar el lugar de EE.UU. en el mercado militar del país árabe.

A pesar de la oposición de Trump a la limitación de las ventas de armas a Arabia Saudí, las empresas armamentísticas estadounidenses temen que el caso de Jashoggi perjudique sus ventas a Riad. Temen en concreto que las recientes iniciativas de varios delegados en el Congreso de Estados Unidos terminen dando fruto, y ambas cámaras impongan restricciones.

——————————————————————————————————-

Policía turca investiga si cuerpo de Jashogi fue disuelto en ácido

La entrada principal del consulado de Arabia Saudí en la ciudad turca de Estambul, 12 de octubre de 2018, (Foto: AFP).

La entrada principal del consulado de Arabia Saudí en la ciudad turca de Estambul, 12 de octubre de 2018, (Foto: AFP).

Nuevos informes indican que el cuerpo del periodista Yamal Jashogi podría haber sido disuelto en ácido en el interior del consulado saudí en Estambul.

“La Policía y la MIT (Organización Nacional de Inteligencia de Turquía, por sus siglas en turco) están ahora investigando esta declaración en serio. Están averiguando si el cuerpo de Jashoggi fue disuelto usando ácido”, ha informado este lunes Sevilay Yılman, columnista del diario turco Habertürk.

Esta información sale a la luz el mismo día en que un grupo de investigadores del Gobierno de Turquía ha entrado al consulado de Arabia Saudí en la ciudad de Estambul en busca de rastros de la desaparición del periodista saudí, crítico con la monarquía de los Al Saud.

Jashogi, columnista del diario estadounidense The Washington Post, acudió el 2 de octubre al consulado y desde entonces no se sabe nada de él. Aunque Riad dice que el periodista abandonó ese mismo día sus instalaciones, las autoridades turcas insisten en que no salió de la misión diplomática y fue asesinado dentro del edificio.

El registro de la sede consular, que se realiza en presencia de representantes saudíes, tiene lugar un día después de una conversación telefónica sobre el paradero de Jashoggi entre el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud.

El caso ha generado protestas a nivel internacional y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha exigido una investigación internacional inmediata e independiente sobre la desaparición y el supuesto asesinato del periodista saudí en Turquía.

Riad sufre constantes críticas por violar los derechos humanos de sus ciudadanos y, sobre todo, de los activistas y los periodistas que critican su política.

La monarquía árabe tiene tras de sí un negro historial de ejecución de opositores (entre los que destaca el prominente sheij chií Nimr Baqer al-Nimr) y de uso de la tortura, razón por la que es muy condenado y criticado por grupos pro derechos humanos internacionales.

———————————————————————————————————

Kuwait cierra filas con Arabia saudí en el ‘caso Khashoggi’

El viceprimer ministro Anas al-Saleh califica de “campaña injusta” la desatada contra la monarquía saudí tras la desaparición del periodista disidente

Activistas de derechos humanos y amigos del periodista desaparecido Jamal Jashoggi protestan frente al consulado de Arabia Saudí en Estambul.

Activistas de derechos humanos y amigos del periodista desaparecido Jamal Jashogi protestan frente al consulado de Arabia Saudí en Estambul. / REUTERS / MURAD SEZER

Kuwait ha salido hoy en defensa de su aliado Arabia Saudí en el caso del periodista disidente Jamal Jashogi, desaparecido desde que el pasado martes entró en el consulado saudí en Estambul. Turquía ha acusado al régimen de Riad de haber asesinado al reportero en el interior de la sede diplomática, donde Jashogi entró para arreglar unos papeles. El periodista saudí residía en EEUU y escribía artículos críticos contra la monarquía del Golfo en ‘The Washington Post’.

Kuwait rechaza lo que califica de “campaña contra Arabia Saudí”, según informa hoy el diario ‘Al-Qabas’, que recoge las declaraciones del viceprimer ministro kuwaití, Anas al-Saleh. “Rechazamos la campaña injusta”, dice Al Saleh que ha reafirmado el apoyo incondicional a su vecino del Golfo “para hacer frente a todos aquellos que desean dañar su soberanía”. El viceprimer ministro kuwaití ha instado a la gente a esperar los resultados de las investigaciones en curso.

El periodista saudí Jamal Khashoggi, que aún sigue desaparecido, habría grabado su asesinato con su reloj inteligente

Las autoridades de Turquía aseguran tener una grabación de audio del presunto asesinato de Jamal Khashoggi realizada por el Apple Watch que llevaba el periodista cuando entró al consulado de Arabia Saudita en Estambul

Jamal Khashoggi

Jamal Khashoggi: Turquía dice que periodista saudí grabó su asesinato con su reloj inteligente Apple Watch. (AFP).

 Las autoridades de Turquía tienen una grabación de audio del presunto asesinato de Jamal Jashogi realizada por el Apple Watch que llevaba el periodista cuando entró al consulado de Arabia Saudita en Estambul hace más de una semana, según reportó el sábado un periódico progubernamental turco.

La revelación publicada por Sabah, el diario a través del que funcionarios de seguridad turcos han filtrado gran parte de la información que se conoce sobre el caso, no explicó cómo las autoridades tendrían también un video del supuesto deceso.

También el sábado, el diplomático de mayor rango en Ankara reiteró un exhorto a Arabia Saudita a abrir las puertas de su consulado, donde Jashogi desapareció, a las autoridades turcas.

Sin embargo, la afirmación aumenta la presión sobre Arabia Saudita para que explique qué ocurrió con el colaborador del Washington Post, que se había mostrado crítico con el príncipe heredero Mohammed bin Salman en sus artículos, tras entrar a la sede diplomática el pasado 2 de octubre.

Riad mantiene que las acusaciones en su contra son “infundadas”, aunque un funcionario reconoció en la madrugada del sábado por primera vez que algunos creen que Khashoggi fue asesinado por el reino.

Su desaparición ha ejercido presión al presidente Donald Trump, que hasta ahora ha gozado de estrechas relaciones con las autoridades saudíes desde que asumió el cargo.

El sábado, Trump manifestó su preocupación sobre el paradero de Khashoggi y la falta de respuestas, muchos días después de la desaparición del periodista.

“Nuestra primera esperanza era que no haya sido asesinado, pero quizá eso ya no luce tan bien a raíz de lo que hemos escuchado, aunque aún hay mucho por saber de lo que realmente ocurrió”, mencionó Trump desde la Casa Blanca.

Las autoridades recuperaron el audio del iPhone de Khashoggi y su cuenta de iCloud, apuntó el diario. El periodista había entregado sus celulares a su prometida antes de entrar al consulado.

Según el reporte, funcionarios saudíes habrían tratado de borrar las grabaciones primero intentando averiguar la contraseña del reloj y luego utilizando el dedo del escritor. Sin embargo, los relojes de Apple no permiten el desbloqueo por medio de la huella dactilar, como sí ocurre con los iPhone. El periódico no abordó esta cuestión en su publicación.

Un Apple Watch puede realizar grabaciones de audio y sincronizarse luego con un iPhone a través de una conexión Bluetooth cercana. El diario no ofreció más detalles sobre cómo se sincronizó esta información tanto con el celular como con la cuenta de iCloud de Khashoggi. Las autoridades turcas no respondieron a las preguntas de The Associated Press al respecto.

Algunos funcionarios turcos creen que un “escuadrón de asesinos” saudí formado por 15 personas mató a Khashoggien el consulado, y agregan que cuentan con un video sobre el crimen, pero no explicaron cómo lo obtuvieron.

Turquía quizá esté tratando de proteger a sus fuentes de inteligencia al filtrar materiales de esta manera, de acuerdo con analistas.

Pero Carrie Cordero, una miembro senior de New American Security, una institución de investigación con sede en Washington, y quien trabajó antes en temas de inteligencia con el Gobierno Estadounidense, escribió recientemente que “el Gobierno Turco quizá necesite revelar sus fuentes que no desea revelar si el Gobierno Saudí sigue negando su participación pese a la evidencia que Turquía tiene en su poder”.

Arabia Saudita ha asegurado reiteradamente que nada tuvo que ver con la desaparición de Jashogi, pero no ha ofrecido explicaciones ni evidencia sobre la forma en que el periodista salió del consulado mientras su prometida, Hatice Cengiz, lo esperaba afuera del recinto.

Un video ampliamente difundido muestra al escritor y colaborador del Washington Post, de 59 años, entrando a la legación diplomática, pero no hay imágenes que muestren su salida.

En una entrevista con The Associated Press también el viernes, Cengiz señaló que Jashogi no estaba nervioso cuando entró al consulado para obtener la documentación necesaria para su matrimonio.

“Dijo ‘Te veo luego querida’, y entró”, contó a la AP.

Un canal satelital de noticias oficial saudí ha empezado a referirse al grupo de 15 personas como “turistas”, sin proporcionar evidencia de tal afirmación. En canal adopta el término usado por las autoridades rusas al hablar de los hombres que presuntamente perpetraron los envenenamientos de un exespía ruso en el Reino Unido en marzo.

El sábado por la mañana, la estatal Agencia de Prensa Saudí publicó un comunicado del ministro del Interior, el príncipe Abdulaziz bin Saud, en que nuevamente niega la participación del reino en el asunto. Sin embargo, esta vez reconoció por primera vez que Arabia Saudita enfrenta acusaciones por la muerte de Jashogi.

“Lo que ha venido divulgándose, en términos de supuestas órdenes de matar a Jamal son una mentira total y acusaciones sin bases contra el gobierno del reino, que está comprometido con sus principios, normas y tradiciones, y cumple con las leyes y tratados internacionales”, aseveró Abdulaziz.

Citando fuentes anónimas, el Post reportó el viernes que el gobierno turco dijo a funcionarios estadounidenses que tiene evidencias de audio y video que prueban que Jashogi fue asesinado y desmembrado. La AP no ha podido confirmar esta información. En las respuestas por escrito a las preguntas de la AP, Cengiz señaló que las autoridades turcas no le hablaron de ninguna grabación y que, oficialmente, Khashoggi “sigue desaparecido”.

Descuartizaron a Jashogi vivo y mientras escuchaban música


‘Al Jazira’ y ‘Middle East Eye’ afirman que el médico forense que viajó con el escuadrón de 15 saudíes fue quien llevó a cabo la operación


Descuartizaron a Khashoggi vivo y mientras escuchaban música
El médico forense que habría procedido a descuartizar el cuerpo de Khashoggi, Salah al Tubaigy, y los demás miembros del escuadrón saudí sospechosos de haber matado al escritor (SABAH NEWSPAPER HANDOUT / EFE)
Redacción, Barcelona

Un equipo turco y otro saudí están llevando a cabo las investigaciones oficiales sobre la desaparición el pasado 2 de octubre en Estambul del periodista crítico saudí Jamal Jashogi, que se cree que fue brutalmente asesinado en la embajada saudí. Paralelamente, sin embargo, van saliendo a la luz detalles escabrosos de la muerte del escritor, que se filtran a medios árabes y estadounidenses y todavía no confirmados oficialmente .

Según informaron el martes Al Jazira y el portal especializado en Oriente medio Middle East Eye (MEE) citando fuentes de seguridad turcas, Jashogi fue troceado mientras todavía estaba vivo en el despacho del cónsul por el médico forense, Salah al Tubaigy, que viajó con el escuadrón de 15 saudíes que volaron a Turquía e ingresaron en el consulado el día que desapareció el escritor el pasado 2 de octubre.

Medios árabes hablan de la existencia de un audio en el que se oyen los últimos minutos de vida del escritor

Estos medios hablan de la existencia de un audio en el que se oyen los últimos minutos de vida del escritor. Si bien los autoridades saudíes se plantean defender la hipótesis de que Jashogi, exiliado desde 2017 y un crítico moderado con el régimen saudí, murió en un interrogatorio que “salió mal”, un testigo habría asegurado a los servicios turcos que el periodista fue llevado directamente al despacho del cónsul en medio de sus gritos desesperados.

“Jashogi no fue interrogado antes de ser asesinado. Fue insultado, golpeado y luego asesinado en la oficina del cónsul, a quien se le pidió que se fuera para que Tubaigy pudiera cortar el cuerpo”, dijo una fuente a Al Jazira.

Los gritos cesaron tras suministrarle una sustancia no identificada. Fue entonces cuando Tubaigy, un funcionario forense que trabaja en el Departamento de Seguridad General de Arabia Saudí, se puso unos auriculares para escuchar música, sacó un serrucho para huesos y empezó a trocear el cuerpo mientras todavía estaba vivo. Tardó siete minutos en hacerlo.

“Cuando hago este trabajo, escucho música. También deberías hacerlo”, recomendó Tubaigy a sus compañeros de escuadrón que también trabajan en la escena del crimen, como relata la fuente citada por MEE.

Hasta la fecha, los saudíes han negado enérgicamente cualquier participación en la desaparición de Khashoggi

Hasta la fecha, la monarquía saudí ha negado enérgicamente cualquier participación en la desaparición de Khashoggi si bien está dispuesta a admitir que fue asesinado y preparan una explicación avalada por Estados Unidos. Aseguran, además, que abandonó el consulado poco después de ingresar, pero su novia, que le esperaba fuera, rechaza esta versión. Los investigadores saudíes no han presentado ninguna prueba para corroborarlo y medios estadounidenses aseguran que al menos once de los quince saudíes tienen relaciones con los servicios de seguridad de la monarquía saudí. No ayuda tampoco que el día que desapareció el periodista las cámaras de seguridad dejaran de grabar.

Fotografía cedida por el periódico turco Sabah y obtenida de un vídeo de un circuito cerrado de televisión policial que muestra a un grupo de hombres saudíes supuestamente involucrados en la desaparición de Khashoggi
Fotografía cedida por el periódico turco Sabah y obtenida de un vídeo de un circuito cerrado de televisión policial que muestra a un grupo de hombres saudíes supuestamente involucrados en la desaparición de Khashoggi (Sabah Newspaper Handout / EFE).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: