SAN LORENZO conquista Barcelona y el ancho mundo a medio siglo de coronarse primer campeón invicto

Hace exactamente medio siglo San Lorenzo se coronó campeón en el Monumental al derrotar al Estudiantes campeón de América 2-1luego de haber derrotado a River en cancha de Racing 3-1. Fue el primer campeón invicto del fútbol profesional argentino (volvería a repetir en 1972). Con 15 años, fui solo a ambos partidos. Aluciné y sentí verdadero amor por ese «cuadro». También amé a Barcelona, donde viví siete años y medio, y hoy me topo con esto… En fin, que San Lorenzo no deja de sorprenderme. Es como un pariente pobre del Barça (de hecho, la camiseta es la misma, ya que las que las que el cura Mazza compró eran fabricadas en España, y casi seguro en Cataluña) y detesto cuando utiliza pantalones azules porque todas sus hazañas las consumó con calzones blancos… lo que lo diferencia de sus parientes ricos de allende el océano.
Debería estar subiendo notas sobre las cosas dramáticas que están ocurriendo en la Argentina. Acerca del destino colonial al que los Estados Unidos, el FMI, y el gobierno de ocupación de Mauricio Macri nos están condenando. Pero esos me demandaria horas y esto no más que unos minutos.
Somos los santos, los cuervos, los matadores, el ciclón, los gauchos de Boedo. Somos la pera, la hostia, el equipo del Papa…. de Osvaldo Soriano (en el dibujo, junto a Borges, quien también decía ser de San Lorenzo, ver abajo de todo) y de Viggo Mortensen (foto).

    https://as.com/futbol/2018/10/24/primera/1540399054_684962.html

El mural que derriba muros en Barcelona es de trazo argentino

El mural que derriba muros en Barcelona es de trazo argentino

Situado en el Poblenou, enaltece las obras de la ciudad, a Gaudí y tanto al Barcelona como al Espanyol. Es obra del Grupo Artístico de Boedo, de significado acento reivindicativo y fanáticos de San Lorenzo.

Desde el martes a primera hora de la tarde, nadie que pasea por la confluencia de las calles Ciutat de Granada y Pallars, en el Poblenou, puede abstraerse de la irresistible tentación de desenfundar el teléfono móvil, o de detenerse al menos un minuto. Un mural dedicado a Barcelona es el culpable de tal magnetismo. Bello estéticamente, además rompe otros muros, destila pluralidad, ya que no obvia a ningún colectivo, lo cual es digno de mencionar.

Sobre una ‘senyera’, en las letras se dibujan el celebérrimo ‘trencadís’ de Gaudí, la Sagrada Familia, las Fuentes de Montjuïc, el Parc Güell, el Palau Sant Jordi, el Carrer del Bisbe y el perfil del hotel W. Y, además, aparecen tanto el estadio del Barcelona como el del Espanyol, con sus respectivos escudos. En los laterales también se aprecian unas curiosas cenefas… Se trata de filetes porteños, un tipo de decoración originario de Buenos Aires, Argentina. Y ahí se encuentra la explicación. El mural es obra del Grupo Artístico de Boedo, el barrio porteño donde se ubicaba el Viejo Gasómetro de San Lorenzo, club del que son fanáticos y al que le han dedicado multitud de paredes y persianas.

Ampliar

Como la de la cervecería barcelonesa donde se siguen los partidos de su equipo, en la que se lee “De Boedo al mundo”. O la del local donde antaño ensayaba Joan Manuel Serrat, hoy sede de la Associació Esportiva Atlètic La Palma, que han consagrado al ‘Noi del Poble Sec’.

Ampliar

@artisticoboedo

El grupo, autor de un libro (‘Santos Murales’) que incluso obra en manos del Papa Francisco, se encuentra de gira por Europa, por donde en las últimas semanas ha ilustrado, por ejemplo, una de las tribunas del estadio del St. Pauli, en Hamburgo: «Kein mensch ist illegal» (“Ninguna persona es ilegal”).

Ampliar

@artisticoboedo

O la fachada del Centro Cultural Casa Nicaragua, que acoge en Lieja, Bélgica, a ciudadanos sin documentación y apuesta decididamente por la multiculturalidad. En esa línea, aunque en América, han dedicado murales al exfutbolista Sócrates o al Día Internacional de la Mujer.

Ampliar

@artisticoboedo

El Grupo Artístico de Boedo demuestra su espíritu reivindicativo en cada uno de sus trazos. En el Poblenou lo exhiben una vez más, siendo al máximo de plurales. Con el de Barcelona, ya han obsequiado a los transeúntes con 119 murales por el mundo.

Decía Borges:

Cierta vez me preguntaron qué cuadro prefería y yo pensé que se referían a telas o a óleos y les expliqué que como no veía bien, la pintura no me interesaba demasiado. Pero parece que se referían a cuadros de fútbol. Entonces les dije que no entendía absolutamente nada de fútbol. Ellos contestaron que ya que estábamos en ese barrio, San Juan y Boedo, yo tenía que decir que era de San Lorenzo de Almagro. Me aprendí de memoria esa contestación y cuando me preguntaban yo decía que era de San Lorenzo de Almagro. Pero pronto noté que San Lorenzo casi nunca ganaba. Entonces hablé con ellos y dijeron que eso no tenía importancia, que lo de ganar o perder era secundario ­en lo que tenían razón­ pero que San Lorenzo era el que jugaba un fútbol más «científico». Al parecer, no ganaban, pero lo hacían metódicamente.
(Contado por Emilio Gutiérrez.)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *