CASO KASHOGI: Mohamamed bin Salman, el príncipe heredero saudí, podría ser detenido en Buenos Aires

Le puede pasar lo mismo que a Pinochet en Londres, sólo hace falta un juez que ordene su detención. M. Mestre

Príncipe heredero saudita podría correr riesgos legales al llegar al G20 tras asesinato de Kashogi

 

Según los activistas, «existe un grave riesgo de que se presenten denuncias en su contra», que podrían llevar a un arresto bajo la jurisdicción universal.

RT

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, que figura en la lista de los invitados para la cumbre del G20 que se llevará a cabo del 30 de noviembre al 1 de diciembre en Buenos Aires (Argentina), podría correr riesgos legales al presentarse en el evento tras el asesinato del periodista opositor al Gobierno saudita, Jamal Kashogi, informa The Guardian.

De acuerdo con la jurisdicción universal, los fiscales de cualquier país pueden ordenar el arresto de personas sospechosas de delitos graves como genocidio, tortura o ejecuciones extrajudiciales, independientemente del lugar donde se cometieron los delitos. Y Argentina, por su parte, cuenta con tres casos de jurisdicción universal abiertos, que son la Guerra Civil española, el genocidio armenio y Palestina, informa el diario.

Mientras que los grupos de derechos humanos en Buenos Aires afirman que no hay planes de buscar el arresto del príncipe saudita, la jefa de la división de Human Rights Watch en Oriente Medio, Sarah Leah Whitson, opina que no es un buen momento para Bin Salmán acudir a un evento de este tipo.

«A Mohamed bin Salmán probablemente no le conviene ir al G20», dijo Whitson, agregando que «existe un grave riesgo de que se presenten denuncias en su contra» y dado que no se trata de un jefe de Estado, él no se beneficia de la inmunidad.

Además, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, también debe estar en Buenos Aires y se puede esperar que lo use como plataforma para exigir la rendición de cuentas por el asesinato de Kashogi en el Consulado de Arabia Saudita en Estambul (Turquía) el pasado 2 de octubre.

Mientras tanto, este jueves los medios han informado que la CIA podría tener la grabación de una llamada telefónica en la que se escucha al príncipe heredero saudita dando la orden de «silenciar a Jamal Khashoggi lo antes posible».

De acuerdo con los reportes, la directora de la CIA, Gina Haspel, mencionó durante su viaje a Ankara el mes pasado la existencia de un audio con una llamada telefónica entre el príncipe heredero y su hermano Khaled bin Salmán, en la que se escucha a ambos discutiendo la «incomodidad» creada por las críticas públicas de Khashoggi hacia la Administración del reino.

Comentarios (4)

  1. Hector Spinelli

    Realmente piensan que el príncipe heredero de Arabia Saudita puede correr algun riesgo con la Justicia de este país ?? me parece infantil ese comentario.

    Responder
    1. montsemontse

      Como el comentario que a usted le parece «infantil» es mío, se lo voy a fundamentar.
      1. No digo que sea un juez argentino, porque no es necesario.
      2. En Argentina hay abiertas tres causas basadas en la Juridiscción universal: a) la (bien conocida) querella contra el franquismo; b) la Palestina (2014, contra Israel por la ofensiva Muro Protector contra la población de Gaza; y c) la causa por el Genocidio armenio (2011, fallo del juez Oyarbide ante la demanda de un argentino de origen armenio). Esto quiere decir que no es improbable que alguien aproveche la salida al exterior del saudita y presente una querella en su contra, en cualquier lugar.
      3. Si un juez de un tercer país (por ejemplo, un juez turco, o un estadounidense) acepta la querella contra el heredero saudita por el asesinato de Khashoggi, el juez pedirá a Interpol que lo detenga para ser interrogado. La policía argentina debería detenerlo y entregarlo. Obviamente, también podrían avisarle para que huyera… pero se acabaría sabiendo.
      4. George W. Bush, el ex presidente de EEUU, teme viajar a Europa porque cualquier juez podría ordenar su detención por las querellas que existen en su contra por la invasión ilegal de Irak. Si un ex presidente de EEUU tiene miedo a la acción de la Justicia, el heredero saudita que ni siquiera es jefe de estado y no goza de inmunidad diplomática, debería estar bastante preocupado.
      5. Los jueces británicos tampoco pensaban detener al dictador Pinochet, pero lo pidió un juez de otro país (el juez español Garzón) cuyo gobierno tampoco tenía intención de detener al genocida chileno, pero se cursó la orden a Interpol y los británicos tuvieron que arrestarlo. Aunque el ministro del interior Straw lo liberó y retornó a Chile, el año y medio que el genocida se pasó a disposición de la justicia, le aseguro que muchos lo disfrutábamos a diario.
      6. Si todos creyéramos que es «infantil», pensar que se puede impedir que el mal quede impune, el mundo sería mucho peor de lo que es. Justamente fueron las Madres y las Abuelas argentinas,quienes mostraron al mundo que es posible combatir la impunidad. Tiene usted el ejemplo bien cerca.

      Responder
      1. ALICIA CUGLIARI

        UN GRAN APLAUSO POR LA MANERA DE BARAJAR LAS CARTAS . EL POBRE DIABLO QUE NINGUNEO SU OPINION RESULTO UN IMBERBE DE POCA MONTA .

        Responder
  2. Hector Spinelli

    Parece que mi respuesta no se ha publicado, No se trata de no combatir el mal. Ni se trata de nigunear su opinion. No me interesa absolutamente discutir y menos en este espacio. Simplemente cito que hay que evaluar el peso mundial de Arabia Saudita, La City y La justicia Argentina. Hay una gran diferencia. No cfreo absolutaente que aqu se atrevieran a tanto. Tal vez me equivoque y detengan a Principe Saudi….tal vez who knows ??

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: