EL HORROR – LINCHAMIENTOS. Turba de cobardes asesina a patadas y golpes al padre de un joven al que habían acusado falsamente de una violación

Sí, es el horror. ¿Qué podría haber peor? ¿Que se comieran al linchado? Si nos acostumbramos a estas noticias, será muy difícil volver y los Bolsonaro y Patricia Bullrich seguirán medrando. Es un horror como en el caso del pibe acusado falsamente (¡y si fuera ladrón qué?) de robar una billetera que un forajido asesinó yéndole por la espalda y pegándole una trompada en la nuca. Los cobardes asesinos que hacen estas cosas no tienen perdón de dios pero cuentan con la complicidad de un sistema de justicia que preserva a los policías que balean por la espalda a quien huye y a los poderosos que abusan de los pobres. ¿Que diferencia hay entre está pandilla salvaje y la conformada por quienes violan en tropel y matan a la violada?

Crimen en turba: mataron a un hombre que confundieron con el padre de un violador

Injusticia por mano propia en Comodoro Rivadavia

 

 

PÄGINA 12 (ayer)  Un hombre de 50 años fue asesinado a golpes y patadas por al menos 40 vecinos que lo atacaron y hasta pretendían atarlo con una soga para arrastrarlo por la calle, al creer erróneamente que era el padre del violador de un niño de 12 años, en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia.

El subjefe de la Policía de esa provincia, Néstor Gómez Ocampo, informó que el episodio fue consecuencia de la denuncia efectuada por un chico que dijo haber sido abusado sexualmente cuando caminaba desde el colegio a su casa, ubicada en la llamada fracción 14, un humilde asentamiento de las afueras de la mencionada ciudad petrolera.

Por las redes sociales comenzó a circular el nombre del presunto abusador, un joven de 21 años que en ese momento estaba en una casa de la zona. La policía lo sacó por una ventana y lo trasladó a la dependencia policial. Pero el joven fue liberado, ya que el niño no lo reconoció. Pero mientras, por las redes sociales se montó una pueblada de entre 40 y 60 personas que salieron en busca del supuesto violador. Los vecinos fueron primero a la vivienda de donde había sido retirado antes por la Policía y, como no lo encontraron, se dirigieron a la casa de su padre, José Oviedo (48) a quien atacaron a patadas y golpes de puño y finalmente mataron. La justicia investigará el crimen.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: