VENEZUELA -RODRÍGUEZ ZAPATERO: El ex presidente español augura el fracaso de los intentos de Trump

El ex presidente español, que fue observador internacional en los comicios venezolanos de 2018, recordó que en su día ya denunció que se estaba haciendo una «descalificación preventiva» del proceso electoral para justificar las acciones que hoy estamos viendo.  Por su posición respecto a Venezuela, Zapatero es fustigado duramente por todos los medios hegemónicos y por su propio partido. Hasta un grupo de afines a los golpistas venezolanos ha lanzado una campaña internacional acusando a Rodríguez Zapatero «de cobrar del narcotráfico» para «salir en defensa de Maduro». Es vergonzosa la actitud de las instituciones españolas que permiten que se calumnie e insulte al presidente más decente que ha tenido España en los últimos 40 años. Ah, pero de Aznar no se podía decir ni pío, porque el monarca  mandaba a  callar con malos modales hasta a jefes de Estado. Los nostálgicos del imperialismo castellano medieval,  nunca le perdonaron a Rodríguez Zapatero,  que gobernara apoyado por vascos y catalanes.  Y mucho menos le perdonan que se relacione con Latinoamérica como un amigo y no como un virrey colonial. M. Mestre

Rapapolvo de Zapatero a los que hablan sin conocer Venezuela (incluido Trump): «¿Cuántos la conocen?»

El ex presidente español Rodríguez Zapatero con el presidente Nicolás Maduro, en Venezuela en mayo de 2018

El ex presidente del Gobierno, que ha actuado como mediador en Venezuela, critica al presidente de EEUU y a los asesores de su administración por hablar del país latinoamericano sin haberlo visitado. 

 

PÚBLICO

El ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que ha actuado como mediador en Venezuela, ha sido muy crítico con la posición del presidente de EEUU, Donald Trump, y a los asesores de su administración por hablar del país latinoamericano sin haberlo visitado.

Zapatero ha hecho esas declaraciones a los medios de comunicación durante una visita al centro de día de personas con enfermedad mental de la asociación Afesemur, en Molina de Segura (Murcia), donde ha reconocido que mantiene sobre Venezuela «posiciones a veces minoritarias frente a la opinión pública o publicada», pero que puede defender porque ha visitado el país 37 veces desde 2015.

«Voy a decir algo muy contundente y muy rotundo: sólo se puede apostar, desde una perspectiva de afecto a Venezuela, a lo que está pasando el pueblo venezolano, por defender la negociación, dialogo y acuerdo, porque cualquier otra alternativa no va a prosperar», ha apuntado.

Además, ha confiado en que «nadie apueste por que allí veamos un gran conflicto civil» y ha calificado de «muy preocupante, muy grave» algunas de las posiciones que ha mantenido la administración estadounidense  «desde que el presidente Trump puso Venezuela en el objetivo».

¿Cuántos conocen Venezuela?

Ante esa situación, ha dicho, se pregunta sobre «los grandes asesores y estrategas de la administración americana que se pronuncian todos los días, ¿cuántos conocen Venezuela? ¿Cuántos han hablado con algún venezolano que no sea sólo de los que marcan la línea?».

«Tenemos la responsabilidad fundamental en un país amigo, hermano, de apostar por la paz, no por la fuerza; por el diálogo, no por la confrontación; por las ayudas y no por las sanciones. Esas son mis convicciones muy profundas después de un conocimiento intenso del país y me produce tristeza oír muchas opiniones sobre Venezuela de gente que nunca ha estado allí», ha apostillado.

Más tarde, en la presentación en Murcia del número 23 de la candidatura del PSOE a las elecciones europeas, Marcos Ros, ha dicho que la política de Trump «es un auténtico desastre para Venezuela, una catástrofe». «No tengo ninguna duda de que la vía que se ha iniciado y que se ha intentado no va a dar resultado y de que antes o después va a haber un diálogo, una negociación y un acuerdo de convivencia», ha agregado. «No se va a producir ninguna vía de hecho ni por la fuerza se va a producir ningún cambio», ha concluido.

El ex presidente del Gobierno, que participó como observador de las elecciones presidenciales de 2018 en Venezuela, ya denunció la «descalificación preventiva» de los comicios, ante las criticas recibidas antes incluso de que se hubiera producido la votación: «Esto ha sido una descalificación preventiva de las elecciones. ¿Les suena lo de preventiva?». También se preguntaba por qué no había interés en comprobar sobre el terreno si la votación se celebraba de forma limpia.

Postura contraria a la de su partido

Sin embargo, la postura de Zapatero difiere mucho de la opinión de su partido, la formación del actual Gobierno. Días después de que Juan Guaidó se autoproclamara presidente del país latinoamericano, el presidente del Ejecutivo y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reconoció oficialmente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela como presidente legítimo del país.

Al mismo tiempo, el Gobierno de Sánchez no ha respaldado el intento de golpe de Estado de Guaidó, después de que el pasado martes el opositor llamara a derrotar el Gobierno de Nicolás Maduro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: